Al encuentro de lo inesperado - Sophia Online

Membresía digital

Círculo Sophia

Sophia Online

FOTOGALERÍA FOTOGALERÍAS

Al encuentro de lo inesperado

POR Berni Ban


Quien quiera saber dónde habitan todas las respuestas, solo debe dejarse llevar por el misterioso llamado del arte. Claro que el camino no siempre es lineal, tampoco es sencillo. “La creatividad requiere coraje”, expresó el pintor francés Henri Matisse, consciente de que habitar esa inmensidad, esa entrega, no es una tarea menor para nosotros, los mortales. Es que, como decía el pensador griego Aristóteles, hacer arte es, ante todo, dejar de lado la apariencia externa para viajar a la profundidad misma de las cosas.

A través de su trabajo, la artista argentina Berni Ban retrata esa incertidumbre en pinturas, en palabras. Y atravesada por aquello que no se puede aprehender de antemano se deja fluir, dispuesta a encontrar y abrazar aquello que su propia creación tenga para darle. «A ciegas, confiando», como dice en el manifiesto que acompaña esta galería de imágenes, donde se anima a salir al encuentro de lo que no sabe, para comprender. Te invitamos a recorrer su obra.

 

Los tiempos del plan, 2020 ~ Ganaluz, 2020
Acrílico sobre papel kraft, 120 x 80 cm
 

Carnaval

 

Siempre el camino
es bestial y alucinante.

He de ser fuerte como un toro 
y suave como la brisa,
para poder cambiar 
las veces que sea necesario, 
y así poder pasar
por esos lugares ínfimos.

Sin mentirme, 
danzando con mis miedos.

He de ser fuerte 
para poder hacerme luz, 
y en medio de tanta oscuridad
estar siempre dispuesta 
a reconocer esos demonios, 
que mutan a mis espaldas.
Incesantes.

He de ser fuerte 
para verlos sin disfraz,
y débil para no ofrecerles resistencia. 

Y entonces no habrá lucha, 
ni tampoco carnaval,
solo será una ansiada despedida.

 

Se, que en la medida en que pueda escuchar mi voz,
cada vez seré más libre

 
Visceral, 2021 ~ Despertar (minuciosidad del presente), 2021
Acrílico sobre papel kraft, 120 x 80 cm
 

Caos

En el caos, 
duerme subestimada la verdad.
Detrás de un enorme dragón que la protege
como si fuera el guardián de la eternidad. 
Pura mentira.

Un bicho ridículo
que lleva tatuada en su espalda 
la palabra Miedo.
Un dragón de plastilina. 
Ilusorio.

El sabe muy bien, 
que dentro del caos, 
duerme la verdad. 

Y también sabe muy bien, 
que tiene los días contados 
frente a quienes se atreven 
a bailar en la oscuridad.

 

Fénix, 2019 ~ Fusión, 2020
Acrílico sobre papel kraft, 120 x 80 cm
 

 

La liberación de la verdad

Desde el despertar, 
todo sube
empieza la liberación
de la verdad.

Desde el sentir 
que no está más apaciguado.
brota la vida, 
y el deseo ya no duerme.

Arranca lo impuesto 
con la sutileza de un silbido
y en el silencio empieza el renacer.

Otra vez al lugar de la debilidad,
en el que se desarma 
el atragantamiento detenido.
y empieza la serenidad 
de lo que significa vivir.

El creador, 2021 ~ Ancestral, 2022
Acrílico sobre papel kraft, 120 x 80 cm
 

 

Encuentro

El encuentro con un otro
no supone más,
que el encuentro con uno mismo.

Un despertar, si se quiere 
de aquello que aún duerme.

O por el contrario 
un entierro sublime 
de lo que no está maduro todavía.

Y entonces se debe respetar como a la planta
que asoma pero no brota. 

En la batalla llueven canciones 
que intentan decirnos algo.

La soledad es como la muerte
despiadada pero necesaria.

Danzar, 2022 ~ Electric, 2022
Acrílico sobre papel kraft, 120 x 80 cm
 

Juguemos

Juguemos a que no hay juego.
Juguemos a que no hay miedo.
Juguemos a hacernos visibles.
Juguemos a decirnos la verdad.
Juguemos, 
juguemos sin juzgar.
Juguemos,
sí juguemos.
El juego que hay que jugar.

Mago de agua, 2020 ~ Alquimia, 2019
Acrílico sobre papel kraft, 120 x 80 cm
 

Manifiesto

Me apuro,
deslizo el pincel,
en una sutil carrera
por adelantarme al pensamiento. 
Encontrar el tiempo justo,
segundo a segundo,
un acto de fe. 

Casi como bailar,
al ritmo del sonido,
ni antes ni después. 
Improvisando.

Y entonces… 
fluye sin pretensión,
la magia.

Aprendo de mi arte,
como quien de la experiencia.
Abriéndome paso
en medio de la incertidumbre. 
A ciegas, confiando.

Y es precisamente ahí,
cuando se abren todas las fronteras, 
que la mente caprichosa y maleducada
se esmera en controlar.

Mi batalla es clara,
no es una batalla ganada,
ganar es adormecer.

Sé,
que en la medida en que pueda escuchar mi voz,
cada vez seré más libre.

 
Liberación, 2021 (Para Mariano) ~ Invencible, 2021 (Para Iván)
Acrílico sobre papel kraft, 120 x 80 cm

SOBRE LA AUTORA. Berni Ban nació en Neuquén, Argentina, en 1978. Desde hace veintiocho años vive en Buenos Aires. Convencida del enorme valor que tiene la libertad, se dio permiso para salir a buscarla a través del arte. Pintar, bailar y escribir son las grandes pasiones que mueven su vida. A través de una indagación profunda, la artista fue descubriendo el devenir de su trabajo siguiendo su intuición y dejando fluir la improvisación. Sus obras son piezas tan personales como únicas y en ellas se permite desandar caminos para oír siempre su propia voz. “Viajamos de la mano hacia lugares desconocidos, con la certeza de que estaremos a salvo”, escribió. A lo largo de su trayecto también sintió el impulso de acompañar a otras personas para ayudarlas a iluminar los momentos oscuros de la existencia, pintando para acompañarlas en sus dolores y penas. “Mi arte no es mío. Mi arte es del ser que habita en todos nosotros”, en palabras de Bernarda.

 

Podés ver más de su trabajo en: https://berniban.com.ar
y en https://linktr.ee/berniban

 

COMENTARIOS