Sophia - Despliega el Alma

13 diciembre, 2016 | Por

Ellas marchan por la paz

En este video, con la canción "Plegaria de las madres", la cantante israelí יעל דקלבאום - Yael Deckelbaum les rinde homenaje por su valor y coraje a las mujeres que decidieron emprender una larga marcha por la paz. Un mensaje conmovedor, una puerta abierta a la esperanza.

 

En octubre pasado, miles de mujeres palestinas e israelíes caminaron juntas durante dos semanas unidas en un solo ruego y una misma exigencia a las autoridades: garantizar la paz entre ambas naciones para las generaciones futuras. La llamaron “La Marcha de la Esperanza” y fue organizada por Mujeres Activan por la Paz, un grupo fundado en 2014 después de la guerra de Gaza. “Somos un amplio movimiento no-partidario de mujeres que actúan e influyen en el espacio público y político”, describen las creadoras de este espacio donde las creencias religiosas no son impedimento para la unión y el entendimiento.

En este momento del mundo en que la construcción paz ha sido relegado a un último plano en la agenda pública, las organizadoras vieron con sorpresa cómo miles de participantes, la mayoría de ellas vestidas de blanco, se unían a la convocatoria.

Además de marchar por Israel, las manifestantes entraron a la zona de Cisjordania y hubo una invitada de honor: Leymah Gbowee, una las tres mujeres liberianas que recibió el Premio Nobel de la Paz en 2011 por dirigir a un grupo de mujeres que ayudó a terminar con la guerra civil de su país y derrocar a su dictador, Charles Taylor.

marcha-de-la-esperanza

Gbowee dijo que durante los dos días de marcha junto a las mujeres israelíes y palestinas se vivió un clima vibrante y conmovedor, lleno de esperanza. “Caminamos mirando hacia el futuro”, expresó. Y también se refirió al horror que viven diariamente las mujeres violadas, heridas y maltratadas junto a sus hijos durante la guerra, exigiendo el cese de esa cruel realidad.

Hadassah Fruman, viuda del rabino Menachem Fruman suscitó un largo aplauso y muchas lágrimas luego de su discurso junto a su nuera, Michal Fruman, quien fue acuchillada por un terrorista palestino cuando estaba embarazada. Frente a una multitud, Michal subió al escenario con su bebé de cuatro meses en los brazos, y contó que ese fatídico día, camino al hospital, sintió que Dios “se dirigió a mí intentando despertarme”.

“Elegir por la vida es decidir ver la complejidad de la situación en nuestro país. Aprender, por necesidad, a defender la vida, pero también ver la angustia y extender una mano de ayuda. Alguien que está muerto ya no siente. Yo elegí sentir y dar lugar a los sentimientos dentro de mí: al dolor y a la ira, pero también a la misericordia y al amor”, señaló conmovida.

Asimismo, consideró que la muerte es la separación, mientras que la vida es encuentro por la paz. “La vida aquí será posible sólo si dejamos de culpar a los demás y dejamos de ser víctimas. Todos debemos afrontarlo, asumir la responsabilidad y empezar a trabajar por el bien de la vida aquí“, manifestó.

La cantante Yael Deckelbaum, la dulce voz que decidió rendir su homenaje al emotivo mensaje de todas, dijo: “Éramos 4.000 mujeres, la mitad de ellas palestinas. Y aunque me han dicho que no hay con quien hacer la paz, hemos mostrado que eso no es cierto, que es todo lo contrario”.

Luego de esta larga marcha de almas unidas, que sin duda marcará un antes y un después en la conciencia colectiva de estos dos pueblos pero también del mundo entero, la celebración de la vida continúa en cada una de ellas, en sus hijos, en todos nosotros. “Queremos recuperar la esperanza y crear las condiciones para que nosotras, nuestros hijos y las futuras generaciones vivan una vida sensata en el marco de la paz”, concluyeron las organizadoras.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()