Sophia - Despliega el Alma

20 julio, 2020 | Por

Ana María Llamazares: “El Ermitaño puede traer luz en este momento”

En nuestro ciclo Reflexiones en pandemia, la antropóloga Ana María Llamazares nos presenta a una de las figuras del tarot que, con todo su simbolismo, viene a iluminarnos con su lámpara para sobrellevar la crisis con sabiduría.

 

En su libro Del reloj a la flor de loto. Crisis contemporánea y cambio de paradigmas, publicado por Nuevo extremo en 2013, la antropóloga argentina Ana María Llamazares plantea  que la humanidad vive un momento de crisis: la compleja red en la que se entretejen el pensamiento, las conductas, los sentires y los valores que nos sostienen se resquebraja para dar lugar a algo nuevo, aún desconocido.

El consumo, el materialismo, la contienda con el otro y la explotación de la naturaleza en pos del progreso ilimitado empiezan a ser cuestionados, argumenta la autora en esa obra. Hoy, y ante la aparición de un virus que tiene en vilo prácticamente al mundo entero, Llamazares afirma: “Lo que veníamos hablando del cambio de paradigma, con la pandemia se nos vino encima. Antes había que demostrar que estábamos en crisis, que este sistema no podía seguir así, que había que repensar el rumbo. Esta situación nos puso, en forma simultánea a toda la humanidad,  frente a la evidencia de que así como  veníamos, no podemos seguir”.

En esta entrevista con Sophia, la antropóloga analiza la crisis sanitaria mundial y señala que estamos ante una “encrucijada” y “un desafío para la consciencia humana”.

Desde su perspectiva, la pandemia debe verse desde distintos aspectos, no solo el de salud. “Se está respondiendo a la pandemia exclusivamente desde el aspecto sanitario, cuando en realidad es un fenómeno multidimensional, global, que tiene muchas aristas“, reflexiona, y convoca a pensarlo en sus diversas dimensiones. “Mi invitación es a tener una mirada holística, a tratar de ampliar la perspectiva”, dice. Para eso, invita a descubrir, o redescubrir para quienes ya la conocen, la figura del Ermitaño, uno de los Arcanos Mayores de la baraja tarot.

¿Por qué traer en este momento a esa figura, la de una persona mayor, que carga una lámpara encendida en medio de la noche, abrigado con una pesada capa y apoyado sobre un bastón? “El Ermitaño en el tarot es una carta que anuncia siempre un período de soledad, de aislamiento, de restricciones, pero también es una carta que anuncia el ir para adentro, la introspección, los replanteamientos”, dice.

Sin una vacuna que asegure la inmunidad ante el covid-19, los seres humanos caminamos sobre un sendero incierto como, según Llamazares, lo hicieron nuestros antepasados ante otras epidemias a lo largo de la historia. “Esta vivencia viene con la activación de miedos muy profundos que están en la memoria colectiva de la humanidad: el miedo a la muerte, al contagio y a la enfermedad”. Ante lo que considera un trauma colectivo que nos vuelve a enfrentar a una vieja herida, invita al análisis de este símbolo presente en un mazo de cartas de origen desconocido, de seis siglos de antigüedad, como un modo distinto de leer nuestro presente y transitar la falta de respuestas. “Es un momento ideal para aprovechar esta situación de confinamiento o reclusión para hacerse preguntas, reflexionar, ir para adentro. En ese sentido y en este momento -dice Ana María Llamazares-, el Ermitaño nos puede traer luz “.

Créditos:

Edición: María Victoria Cascón.

Periodista: Carolina Cattaneo.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()