Sophia - Despliega el Alma

Educación

3 febrero, 2011

Una vida a la vez

Gracias al trabajo de la Fundación Germinare, 142 jóvenes de bajos recursos han transformado sus vidas accediendo a una buena educación y a un futuro promisorio. Un programa que hace punta.


alt

 

Todos conocemos el estigma de la pobreza y sus muchas consecuencias. Pero quizás no nos hayamos detenido a pensar en la pobreza como un ciclo del cual es difícil salir. Aun disponiendo de energía, voluntad y deseos de cambio, los chicos que crecen en ámbitos marginados no suelen tener la oportunidad de dar un vuelco a sus vidas ni a las de su comunidad. ¿Qué hace falta para posibilitar ese vuelco? A Constanza Oxenford le pareció que no era tanto una cuestión de privilegios como de oportunidades. Y así fue como, diez años atrás, con sólo 31 años, una especialización en Relaciones Internaciones en la UCA (Universidad Católica Argentina) y un master en Sociología en Columbia University (Nueva York), Constanza se propuso hacer lo suyo para romper ese ciclo pernicioso. 

Halló su inspiración en la fundación norteamericana “Prep For Prep.” (www.prepforprep.org). Y contando con la autorización y colaboración de esta ONG, estudió el modelo, y desde el mismo punto de partida, adaptó y amplió la propuesta en base a las necesidades argentinas. Así nació Germinare, la fundación que hoy dirige. Su misión: ofrecer a chicos de clase baja, a través de un sistema de padrinazgos, la oportunidad de estudiar en buenas escuelas bilingües (mayormente privadas, pero también estatales) del Conurbano.

La clave del éxito del programa, y también su leit motif, es elegir a niños que se destaquen no por notas ni buena conducta, sino por una cualidad tan sutil como poderosa: su motivación para el cambio. Germinare busca a sus candidatos con ese único criterio: que sean chicos disconformes con la educación que están recibiendo, y ávidos de aprender más. 

Hoy 142 chicos participan del programa “Agentes de cambio” en sus diferentes etapas. Ellos son parte de un grupo del Gran Buenos Aires, que todos los años ingresa al programa de becas que ofrece el cursado del secundario en colegios bilingües cercanos a sus comunidades. 

El programa fue tan exitoso a nivel secundario que la fundación, motivada por alumnos que querían continuar sus estudios universitarios, ya ha hecho acuerdos con universidades de alto nivel que otorgan becas para los chicos que desean seguir su carrera universitaria. 

“Gracias por estar presente y confiar en la Fundación y ayudarla. El año que viene (2010) voy a ir a la Universidad Torcuato di Tella, y voy a estudiar licenciatura en Ciencias Políticas y Gobierno. No se si trabajaré directamente en el ámbito político, pero de ser así, se que hay personas que tiene fe en otras y creen que es posible revertir la situación existente hoy en día (…)¡Gracias!” dice Maico Cáceres, uno de los beneficiados en una carta a su madrina de la Fundación.

La selección obedece a la imposibilidad de trabajar con la totalidad de los niños que hoy viven en la marginalidad, ya que no todos presentan las mismas necesidades, ni inquietudes, ni están dispuestos a llevar a cabo el esfuerzo sostenido que el programa Agentes de Cambio requiere. Es por ello que Germinare busca líderes comunitarios, para que ellos vuelquen los beneficios recibidos a través de la Fundación en nuevos frutos en su ámbito de vida y así la ayuda llegue a la mayor cantidad de personas posibles.

Los directivos cuentan que no han tenido mayores problemas de integración, que los chicos y sus familias han sido bien recibidos por sus nuevos compañeros y sus padres. Además, se ha demostrado que la integración no sólo no resulta complicada para los chicos que cambian su entorno y se insertan en uno nuevo sino que es una herramienta poderosa para los demás estudiantes, que aprenden a valorar su propia educación y a integrar a otros sectores sociales en su entorno. 

Las familias de los chicos beneficiados por Germinare también se ven positivamente afectadas: cambian su visión sobre cómo hacer las cosas, esperan más de las escuelas públicas a las que asisten sus otros hijos, perciben la diferencia entre una buena y mala educación, y comprendan que deben y tienen derecho a exigir algo mejor. Pero a la vez, como consecuencia de su experiencia dentro de la Fundación, están dispuestos a hacer los esfuerzos necesarios para generar un cambio.

 

Cifras que alertan

EL 15,6 % de la población de entre 25 y 59 años no ha terminado la primaria o no tiene ninguna instrucción. Sólo el 12,8 tiene recorrido el ciclo educativo completo, de este número la ciudad de Buenos Aires representa el 28,3 % y el 9,9 % los partidos del Gran Buenos Aires. 

Hay más de 10 millones de argentinos con educación secundaria incompleta. Sólo 31 % de los chicos que comienzan la escuela terminan el secundario. Este índice en los países desarrollados es del 70 %. 

Según el informe PISA 2009 (Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) entre los 65 países que participaron la Argentina  quedó en el puesto 58 en lo que se refiere a la calidad de educación de sus jóvenes de 15 años. (“Radiografía de la educación Argentina” de Axel Rivas, CIPPEC e Instituto de Estadísticas y Censos Argentina).

¿Cómo ayudar?

Germinare es una Fundación de educación que ha crecido gracias al apoyo de sus donantes. De ser una idea inspiradora ha pasado a ser un programa integral y dinámico. La contribución de los donantes particulares o corporativos y el programa de padrinazgos permiten desarrollar el Programa Agentes de Cambio.

Todos tenemos talentos para compartir. Germinare necesita voluntarios que puedan colaborar con las distintas actividades de la Fundación.? Prestando tu Experiencia: podés dar una gran ayuda ofreciendo tu experiencia profesional (derecho, finanzas, marketing, psicología) para enriquecer el trabajo e inclusive donar materiales. 

 

Más información:

www.germinare.org.ar ? 

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()