Una señora de nadie: el libro ilustrado sobre la vida y obra de María Luisa Bemberg - Sophia Online

Membresía digital

Círculo Sophia

Sophia Online

Cultura

Una señora de nadie: el libro ilustrado sobre la vida y obra de María Luisa Bemberg

El sexto libro de la editorial Diente de León narra la vida de la cineasta argentina, pasando por su infancia, su matrimonio y su rol como directora y guionista. Acompañado de bellísimas ilustraciones, las páginas invitan a recorrer una vida llena de arrojo, rebeldía y, por supuesto, arte.

Por Clementina Escalona Ronderos

Yo he cumplido con mis propias voces y, tal como dice Edgar Allan Poe, ‘aquel que no escucha sus voces es desgarrado por un tigre.’ Ahora me siento en paz. Haber seguido mi destino me reconcilia mucho con la muerte, porque estoy cumpliendo con la razón de ser para la cual pasé por este planeta.”

Con esta potente cita termina el libro Una señora de nadie. La vida de María Luisa Bemberg (Diente de León), escrito por la periodista Mercedes Monti e ilustrado por la diseñadora e ilustradora Josefina Schargorodsky

Un libro breve, cargado de imágenes, datos y curiosidades sobre la vida de una de las más grandes cineastas argentinas. El título, que refiere de forma directa a la primera película de Bemberg, estrenada en 1982, sugiere también un juego que combina, como la vida de su personaje, la ficción y la realidad; pues, ¿a quién pertenecía María Luisa? 

Lo que nació como un emprendimiento entre dos amigas para hacer juegos de mesa con motivos locales, se convirtió también en una pequeña y creativa editorial. Hasta la fecha, Adriana Riva y Mercedes Monti han publicado seis libros bajo el sello Diente de León; entre ellos, cuatro que retratan a grandes mujeres del país: la compositora y poeta María Elena Walsh, la cocinera Doña Petrona, la pianista Marta Argerich y, recientemente, la cineasta María Luisa Bemberg.

La elección es siempre de argentinas feministas —se declararan como tales, o no—, “mujeres que se animaron a vivir sus vidas sin que nada las frene por el hecho de ser mujer”, explica Riva. Mujeres extraordinarias de vidas extraordinarias, atípicas, que dejaron su huella en la cultura nacional. 

El deseo de hacer Una señora de nadie, nació de la propia escritora, Mercedes Monti, quien quiso dar a conocer a la persona detrás del emblemático film Camila, estrenado en 1984 y nominada al Oscar como mejor película extranjera. Muchos recuerdan los ojos vendados de Camila, la historia de amor prohibido y el escándalo que generó, “pero no todos saben la historia detrás de la mujer que se animó a rodar la película”, explica Monti. 

María Luisa Bemberg nació el 14 de abril de 1922, en Buenos Aires, y desde chica cuestionó la desigualdad que existía entre varones y mujeres, cosa que se notaba, por ejemplo, en el hecho de que sus hermanos fueran a estudiar al colegio mientras ella era educada en casa, no podía usar pantalones, ni tener el pelo corto. Criada en una familia conservadora y en un ambiente de gran solemnidad, María Luisa se dedicaba a crear obras de teatro, jugar a ser actriz y contar historias al resto de sus hermanos con títeres improvisados. Como cuenta el libro:

“Era un poco solitaria y su gran mundo interior la rescataba del aburrimiento. Aun si se enfermaba y debía permanecer en cama un largo tiempo, se divertía con un espejo. Le gustaba mirar las cosas a través de él, creaba encuadres sin saber todavía qué estaba haciendo.”

Hay un dato que impacta especialmente: la cineasta rodó su primera película recién a los 59 años, una vez divorciada y luego de haber reunido el coraje suficiente para lanzarse a filmar. “Siempre me queda la pregunta de cómo hizo para hacer su primera película a los 59 años y empezar esa carrera meteórica de hacer seis películas en doce años. Es realmente una historia increíble”, dice Monti.

María Luisa Bemberg en pleno rodaje

“Propuse sumar a María Luisa, a la que siempre admiré, porque es una pionera dentro del cine hecho por mujeres. La primera vez que la conocí fue a través de una de sus películas, al principio de los noventa. Estaba en mi casa haciendo zapping y en uno de los canales de cable estaban dando Miss Mary. Enseguida me cautivó visualmente por la estética, los encuadres, la fotografía; me pareció divina desde el principio. Era algo muy distinto a lo que se hacía, poco usual en el cine argentino de ese momento”, agrega.

El proceso de creación de cada uno de los libros de la colección es un trabajo minucioso y detallado. En el caso de Una señora de nadie, Monti leyó todos los libros que encontró sobre la vida de la cineasta, vio el documental que produjo Alejandro Maci, navegó en busca de más información en YouTube, revisó varios artículos periodísticos de archivo, e incluso habló con uno de sus hijos, con su secretaria, su productora y su asistente. “En el caso de María Luisa, me pareció que hubo dos ejes que guiaron toda su vida profesional, que están desde que ella era muy chica: la defensa de los derechos de las mujeres y la vocación por contar historias visualmente”, resume Monti.

A la hora de ilustrar, el trabajo fue encarado por Josefina Schargorodsky, quien viene ilustrando todos los libros de la colección. En pos de crear dibujos que fueran “lo más precisos a la realidad del personaje posible”, se basó en documentación fotográfica de la época, como también en videos y textos sobre la vida de Bemberg y sobre Buenos Aires en aquel entonces. 

Merdedes Monti, autora del libro (izq.) y Josefina Schargorodsky, la ilustradora (der.)

“Lo que me gustó mucho de María Luisa fue su personalidad. Me inspiró muchísimo ella, su empuje y sus ganas de hacer cosas. Traté de mostrarla como una mujer super fuerte, decidida, líder, que llevaba adelante sus deseos y proyectos”, explica la ilustradora que, apasionada del color, eligió tonos fuertes y vibrantes para transmitir “todo lo que María Luisa tenía para dar.”

El trabajo es realmente precioso. El libro, que más bien es lo que se considera un libro-objeto, logra acercarnos a la vida y obra de la cineasta de forma directa, contundente e inspiradora. “Nos importa que el libro sea bello”, concluye Riva, “que tenga lindas ilustraciones y una identidad. Al verlos, uno se da cuenta de que forman parte de una colección.” 

Una colección de vidas extraordinarias, de colores estridentes y de mujeres que marcaron la historia. Una colección que, en su combinación de imagen y texto, apunta tanto a chicos como a grandes. “La idea es que los libros se lean en familia. Que el niño o la niña se siente con su padre o madre y lea el libro y lo comparta. Hay cosas que le van a resultar difíciles de comprender, pero la idea es que, lo que les interese, se lo pregunten a sus padres. Está pensado para que les llegue a los chicos por la ilustración y que después los padres acompañen esa lectura.”

Conocer, difundir, recuperar. Quizás María Luisa pertenecía, al fin y al cabo, al cine. Como expresa Monti: “me encantaría que este libro ayude a que perdure la estela que dejó el paso de María Luisa por este planeta.”

Conseguí el libro en la página web www.dientedeleonjuegos.com / IG: @dientedeleonjuegos

COMENTARIOS

FRASE DEL DÍA

"Hay mucha belleza, verdad y amor a nuestro alrededor, pero pocas veces nos tomamos las cosas con la suficiente calma para apreciarlos".

Brian Weiss