Sophia - Despliega el Alma

Espiritualidad

17 junio, 2021

Un llamado a recuperar la voz de nuestra interioridad

Vivimos inmersos en una vorágine y muchas veces nos perdemos en el trajín de nuestros días. Una reflexión sobre el riesgo que corremos si dejamos de escuchar "el llamado interior".


Como una gran telaraña, así imagina el teólogo y sacerdote español José Antonio Pagola a la red donde nos movemos actualmente los seres humanos, insertos en la era del consumo y la hiper comunicación. Atrapados, por momentos, en mensajes que nos alejan de eso que resuena dentro de nosotros, pero que no siempre tiene la oportunidad de salir a la luz. Nuestra interioridad se ha quedado dormida, dice y, según explica, corremos el riesgo de que ese plácido sueño no sea más que un engaño, una forma de mantenernos alejados de nuestra esencia humana, el modo de que dejemos de hacernos preguntas y nos sumerjamos en la falta de sentido.

La publicidad y los medios de comunicación social imponen al individuo no solo la ropa que ha de vestir, la bebida que ha de tomar o la canción que ha de escuchar. Se nos imponen también los hábitos, las costumbres, las ideas, los valores, el estilo de vida y la conducta que hemos de adoptar“, sostiene el español en su texto Víctimas de la sociedad-araña, donde destaca la necesidad de encontrar una salida a esta situación que, por naturalizada, no deja sin embargo de ser alienante. Y señala: “Los resultados son palpables. Son muchas las víctimas de esta ‘sociedad-araña‘. Personas que viven según la moda. Gente que ya no actúa por propia iniciativa. Hombres y mujeres que buscan su pequeña felicidad, esforzándose por tener aquellos objetos, ideas y conductas que se les dicta desde fuera“.

A la hora de buscar una salida, Pagola reconoce que es necesario animarnos a iniciar el viaje de regreso hacia la introspección, pero advierte: “Mientras la meditación sea sustituida por la televisión, el silencio interior por el ruido y el seguimiento a la propia conciencia por la sumisión ciega a la moda será difícil que escuchemos esa voz“, lamenta.

“Mientras la meditación sea sustituida por la televisión, el silencio interior por el ruido y el seguimiento a la propia conciencia por la sumisión ciega a la moda será difícil que escuchemos esa voz”.

José Antonio Pagola

Es que corremos para todas partes, pero no siempre con rumbo cierto. ¿Cómo fue que perdimos esa conexión sagrada con nosotros mismos? ¿Y cómo haremos para recuperarla? Según el religioso, se trata de desandar el camino que nos trajo hasta aquí, hasta alcanzar el centro de eso que es esencial e imperecedero: nuestro templo interior. “Expuestos a tantas llamadas y reclamos, corremos el riesgo de no escuchar ya la voz de la propia interioridad. Es triste ver a las personas esforzándose por vivir un estilo de vida ‘impuesto’ desde fuera, que simboliza para ellos el bienestar y la verdadera felicidad“.

Se refiere a esa vida material que tantas veces deslumbra, pero cuyos brillos no brindan la tibieza necesaria para abrigar el corazón.

Será cuestión de volver a nosotros mismos y renunciar a las falsas promesas de alegrías en packagings vistosos. Y una vez allí, en medio del sosiego y la calma que nos ofrece nuestra alma, lejos del trajín de los horarios y las cosas que se pueden tocar, primero elevaremos la mirada y luego, al cerrar los ojos, podremos sentir que bien profundo adentro nuestro late el verdadero secreto de la vida: estamos habitados por el misterio.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

No está conectado a MailChimp. Deberá introducir una clave válida de la API de MailChimp.

Comentarios ()

Más de Espiritualidad

Tiempo de duelo

El dolor ante la pérdida es un sentimiento inevitable, inherente al hecho mismo de vivir. Sin embargo, podemos aprender a transitarlo sin negarlo, haciendo de la experiencia un camino de aprendizaje y resiliencia.

Esos nobles intentos que nos salieron mal

Si alguna vez tuviste la buena intención de hacer algo para mejorar un poquito tu vida o darles felicidad a otros, pero tus planes fallaron rotundamente, te damos la bienvenida al vasto universo de los “mete pata”. ¡Sumá tu relato a estas historias!

Amar desde el interior

Vivir desde adentro hacia afuera (y no a la inversa), es la propuesta de esta reflexión acerca de la necesidad de encontrar una forma más profunda de vincularnos con nosotros mismos, para ahondar en la belleza de dar y darnos amor.