Sophia - Despliega el Alma

Sociedad

4 noviembre, 2019

Un impulso para los pueblos rurales de nuestro país

La ONG Responde lanzó una convocatoria para premiar el espíritu emprendedor de quienes viven en poblaciones de menos de 3000 habitantes, con el objetivo de preservar eso que tanto importa: la unión y la identidad de cada pequeño pueblo.


Fotos: Gentileza Responde.

Según el censo 2010, el 80% de los núcleos habitados de la Argentina son pueblos rurales de menos de 2000 habitantes, mientras que 17 ciudades argentinas concentran casi el 60% de la población del país. Pintorescos, hermosos por sus paisajes y la calidez de su gente, cada uno de esos pueblos pugna por sobrevivir a una realidad que duele: la falta de emprendimientos y de ofertas educativas y los problemas para acceder a empleos, transporte público y atención médica, son algunas de las dificultades que deben sortear los pobladores para no migrar. Por eso, la mayoría de ellos resiste los embates de la escasez y el olvido a pura fuerza colectiva y creatividad.

Es que, para ellos, quedarse en esa tierra que los vio nacer significa mucho.

Es, fundamentalmente, una forma de mantener vivas las raíces, la identidad, la cultura y el proyecto de vida que llevó a cada familia a apostar por una vida mejor lejos de las grandes ciudades. Es, también, una manera de poner en valor lo propio, eso por lo que cada día luchan porque creen que un futuro mejor es posible. Es la esperanza puesta en el progreso, de la mano de esa promesa de fertilidad que conocen bien: la de ver cómo crecen las cosechas, ciclo a ciclo, en el campo.

Entonces quieren plantar también otras semillas: unas que les permitan mejorar su realidad.

Responde es una Organización No Gubernamental dedicada a promover el desarrollo social y económico de los pequeños pueblos rurales de la Argentina. “Nos comprometemos con la preservación y defensa de las raíces, identidad y acervo cultural de los pueblos; confiamos en la capacidad emprendedora de su gente y en su voluntad de superación a partir de un marco de igualdad de oportunidades”, explican los responsables de la ONG. Más información: responde.org.ar

Para ayudarlos en ese camino de autovaloración y crecimiento, la ONG Responde trabaja poniendo en marcha estrategias para que quienes habitan los pueblos rurales de nuestro país aprovechen sus recursos y encuentren un futuro posible sin tener que irse del pueblo. Así nació, el año pasado, una convocatoria destinada a premiar las ganas de emprender de cada lugar, a través del programa Pueblos Emprendedores, que acaba de lanzar su segunda edición, de la mano de Banco Galicia, una convocatoria que facilita redes de ayuda, capacitación y que tiene un premio de 50.000 pesos para el proyecto ganador.

Para conocer más sobre esta iniciativa hablamos con Gonzalo de Villalobos, coordinador general de Pueblos Emprendedores, a quien le preguntamos cómo fue el sueño que llevó a dar a luz a esta convocatoria. “La idea fue desarrollada por María Mérola, quien buscó visibilizar la importancia que tienen los emprendedores en el desarrollo económico de los pequeños pueblos a la hora de frenar la migración y fomentar el arraigo de los pocos habitantes que tienen. A partir de ahí, pensamos un concurso con la finalidad de ‘inocular’ en estos pueblos el espíritu emprendedor, mediante modelos de desarrollo posibles, historias de emprendedores que entusiasmen y que generen un efecto de contagio y optimismo entre los habitantes de estas comunidades“.

—¿Cómo resultó la primera experiencia, qué cosas aprendieron de la mano de la gente del pueblo ganador?

—La primera experiencia fue solo para la Provincia de Buenos Aires y recibimos aproximadamente 30 propuestas. Fue muy interesante ver el entusiasmo que se generó entre varios habitantes de diferentes pueblos  y la alegría de la comunidad el día de la entrega del premio en el pueblo ganador, que en esa oportunidad fue Pardo, un pueblo de 230 habitantes donde Adolfo Bioy Casares pasaba sus veranos escribiendo y disfrutando de su paz, a poco más de 30 kilómetros de la ciudad de Las Flores.

—¿Por qué ganó Pardo?

—Pardo ganó, básicamente, por la propuesta de desarrollo comunitario que presentó, en la cual el deseo del ganador, Juan Manuel Damperat, imaginaba una pequeña oficina desde donde los emprendedores locales se pudieran promocionar. Para eso solicitaba un vagón abandonado en la estación de Pardo que les permitiera organizar la “oficina de recepción”, donde cualquier visitante pudiera obtener información acerca de lo que ofrecen los emprendedores del lugar: hotelería sustentable, dulces y mermeladas, cabalgatas, tours y alquiler de bicicletas para recorrer el pueblo, artesanías, mieles ecológicas, rallys fotográficos y talleres para la.construcción de casas en barro, entre otros… Así aprendimos lo lindo y lo bien que le hace a las personas trabajar de forma comunitaria, entre todos y para todos, con el objetivo puesto en el bien común sin descuidar las necesidades particulares de cada cual. Compartir espacios y momentos es, justamente, el objetivo de los habitantes del colectivo de Pardo.

—¿Podés compartirnos alguna vivencia particular de todo lo que se experimenta durante el proceso de inscripción y selección de candidatos?

—Durante el trascurso del concurso uno experimenta diferentes estadios emocionales, desde el entusiasmo inicial, la angustia para que llegue a todos los pueblos, la expectativa de que se inscriban muchas propuestas, la ansiedad para que estas propuestas alcancen a las personas y sean estimulantes, la dificultad por elegir las mejores propuestas… Y la emoción final de poder llegar al pueblo ganador y conocer a las personas que viven ahí para disfrutar juntos del festejo. 

—¿Qué es lo que más te conmueve del espíritu emprendedor que se manifiesta en los pueblos rurales de nuestro país?

—Lo que más me llama la atención y hasta me emociona de los emprendedores de los pueblos, es la persistencia que tienen, la resiliencia a los cambios sin perder el amor por sus costumbres, su cultura, sus historias. Se trata de gente simple, práctica, solidaria que emprende para que sus pueblos sean mejores, porque todos se conocen y son como una gran familia. Por eso, los emprendedores en general no buscan obtener dinero y ganancias a cualquier costo, sino que tienen visiones más holísticas, al estilo empresas B o de triple impacto, donde su motor funciona con tres cilindros: el impacto económico, social y ambiental.

—¿Por qué creés que es tan importante apoyarlos?

—Porque son actores relevantes de sus comunidades, son líderes sociales, referentes que pueden generar actividad económica, puestos genuinos de trabajo y que ayudan a reducir la migración de jóvenes a las grandes ciudades, donde no siempre pueden cumplir sus sueños y, en algunos casos, ni siquiera alcanzan a vivir dignamente. No se debe confundir quien migra por elección de quien migra por obligación. Los emprendedores, en estos pueblos, pueden contener a los que no desean migrar; de otro modo la falta de actividad económica los obliga a hacerlo. 

Pueblos Emprendedores es una iniciativa de la Asociación Civil Responde y el Banco Galicia que se propone visibilizar a pueblos rurales de nuestro país que destaquen por su espíritu emprendedor, promoviendo la mirada de la sociedad sobre los pueblos como motores del desarrollo nacional. Más info: bit.ly/PEmp2019

—¿Cuál es el sueño de quienes hacen Responde a la hora de dar impulso a quienes apuestan a crecer en su lugar?

—El sueño es que todo aquel que desee desarrollarse y vivir dignamente en cualquier pueblo de nuestro país pueda, de alguna manera, conseguir los recursos para vivir de forma plena donde desean desarrollarse, siendo ese desarrollo armónico y amigable con su comunidad, de manera sostenible y sustentable.

—¿Qué tiene de nuevo esta edición de Pueblos Emprendedores y por qué es una gran oportunidad?

—La novedad de este nuevo llamado es que ampliamos el campo de acción: en esta oportunidad pueden participar habitantes o personas que hayan nacido en pueblos de cinco provincias: Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, La Pampa y Buenos Aires. Y, en lugar de tener que escribir sus propuestas en un formulario, solo deben completar datos básicos y subir un videito simple donde nos cuenten por qué creen que su pueblo es emprendedor, qué acciones haría para que fuera más emprendedor y, si la hubiera, nos compartan alguna historia de un emprendedor del pueblo que pueda ser pensada como un modelo a seguir por otros habitantes. Además, este año estamos pensando en una instancia de semifinal para los pueblos más emprendedores de cada provincia antes de elegir al ganador. El representante del pueblo Emprendedor 2019 ganará 50 mil pesos para desarrollar alguna de las acciones o actividades propuestas, más un curso intensivo a modo de capacitación que será dictado en el pueblo ganador.

Si querés saber más sobre la convocatoria Pueblos Emprendedores, hacé clic en el siguiente enlace: bit.ly/PEmp2019


¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()