Sophia - Despliega el Alma

Tendencias

27 agosto, 2019

Tiempo de celebrar la lactancia materna

Agosto es un mes clave para visibilizar la importancia de amamantar. Por eso, la Fundación Alumbrar convocó a una tetada colectiva para armar redes y responder a todas las preguntas vinculadas a la lactancia, de la mano de la médica especialista en neurodesarrollo y primera infancia, Graciela Basso.


Fotos: gentileza Municipalidad de Quilmes.

Amamantar, esa mágica conexión que se establece en el encuentro de una madre con su hijo.

Todo sucedió durante la soleada tarde del sábado pasado, en el Parque de la Cervecería Quilmes. Convocadas a vivir una “tetada colectiva”, decenas de mujeres se dieron cita para compartir el mágico momento de darle el pecho a sus bebés en un clima de total comunión entre ellas. Pero no solo había mamás; también estaban ellos, los padres, parte fundamental de ese vínculo que una pareja construye con sus hijos desde la concepción.

Hoy todo cambió y eso se agradece: mujeres y varones conectan por igual con el hecho trascendental de recibir a una vida. Y la participación paternal, tanto en el parto como del amamantamiento, forma parte de la necesidad de criar en igualdad, hecho que claramente fomenta la lactancia: cuando una mujer cuenta con su pareja y no recaen sobre ella todas las tareas de la casa, tiene más posibilidades de llevar adelante una lactancia exitosa. Mucho más todavía cuando esa madre debe retomar su vida laboral afuera del hogar.

Algo cambió: los papás hoy son parte fundamental del lazo que se construye al amamantar.
Eduardo Otero, jefe del Servicio de Neonatología del Iriarte, charló con mamás y papás.

En un clima de alegría y total camaradería, mamás y papás recibieron el valioso aporte de la médica pediatra y neonatóloga Graciela Basso, Directora Médica de Casemi, una iniciativa de Fundación Alumbrar para proteger y sostener la maternidad y la primera infancia, quien remarcó la importancia de amamantar y tener contacto permanente con el bebé para forjar, de ese modo, las bases para la fase más importante de todo ser humano: la primera infancia. Después expresaron inquietudes y formularon preguntas para acompañar de la mejor manera posible a sus hijos, en esa etapa fundamental que va desde el embarazo hasta los 3 años.

Con la organización del Servicio de Voluntarias del Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes (conocidas como las “damas de rosa”, por el color elegido para su vestimenta durante las misiones que encarnan diariamente para hacer su aporte a los pacientes y sus familias), un grupo de mujeres liderado por Graciela Mazzola, el encuentro contó además con la presencia de Laura Ghio, Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad de Quilmes, quien se mostró feliz de recibir y cobijar a las mamás y papás de su ciudad.

Lactancia exclusiva

Para la OMS, la lactancia materna debe ser exclusiva hasta los 6 meses de edad. “Luego, se deben agregar alimentos complementarios nutritivos, mientras se continúa amamantando hasta los 2 años o más“, detallan desde la Organización Mundial de la Salud que, cada año junto a Unicef, invita a hacer de este mes una instancia de información, encuentro y reflexión, a través de la Semana de la Lactancia Materna, que se celebra del 1 al 7 de agosto para “proteger, fomentar y apoyar la lactancia materna, por los innumerables beneficios que aporta a la salud de la madre y el bebé“.

Atentas, aunque conectadas con sus bebés, decenas de madres se dieron cita en la tetada.

Graciela Basso, Directora de Casemi, un centro destinado a proteger la primera infancia.

Cristina Miguens, Directora de Sophia, trabaja desde hace 30 años el cuidado materno-infantil.

“Las primeras experiencias de apego dejan huellas que se proyectarán en los sucesivos vínculos. Si bien todos conocemos las virtudes de amamantar desde el momento de nacer desde el punto de vista biológico, la lactancia también tiene un fuerte impacto afectivo. Cuando la madre y el niño alinean la mirada durante el amamantamiento, se abren maravillosas posibilidades entre ambos dado que fluye también un diálogo amoroso entre ellos. Luego esa impronta vincular la repetirá con el padre y en los distintos eslabones de las cadenas vinculares”.

Graciela Basso, médica pediatra especialista en neurodesarrollo 

Del mismo modo, la doctora Basso sostiene: “Las primeras experiencias de apego dejan huellas que se proyectarán en los sucesivos vínculos. Si bien todos conocemos las virtudes de amamantar desde el momento de nacer desde el punto de vista biológico, la lactancia también tiene un fuerte impacto afectivo. Cuando la madre y el niño alinean la mirada durante el amamantamiento, se abren maravillosas posibilidades entre ambos dado que fluye también un diálogo amoroso entre ellos. Luego esa impronta vincular la repetirá con el padre y en los distintos eslabones de las cadenas vinculares”.

Para la Organización Mundial de la Saludla lactancia materna es una de las formas más eficaces de asegurar la salud y la supervivencia de los niños”, además de colaborar con su desarrollo físico y emocional. Combinada luego con la alimentación complementaria, previene la malnutrición y puede salvar la vida a cerca de un millón de niños.

¿Qué mejor, entonces, que celebrarla y hacer de ella una realidad para todos los bebés, sus mamás y sus papás?

¿Por qué amamantar?

  • Hay trabajos científicos que muestran una disminución de la incidencia de cáncer de mama y de ovario en las mujeres que amamantan de forma prolongada.
  • Afianza el vinculo entre la madre y el bebé. En algunas poblaciones incluso se ha visto que disminuye el maltrato y el abandono por parte de las madres.
  • Para el bebé es el alimento más completo. La leche es la única que tiene factores inmunológicos que mejoran las defensas de los niños: los bebés alimentados a pecho tienen menor incidencia de diarrea, otitis media y problemas alérgicos. Además, facilita el óptimo desarrollo y crecimiento del bebé.
  • Al ser la específica de la especie humana, la leche materna no necesita preparación, no altera el ecosistema ni el medio ambiente ya que no produce residuos, no gasta energías y previene a futuro enfermedades como la diabetes, la hipertensión, la obesidad y la hipercolesterolemia.
  • En relación a las enfermedades alérgicas, ha mostrado un efecto preventivo en el desarrollo de eczema, conjuntivitis, y rinitis, aunque todavía no está del todo definido este efecto a nivel bronquial.
  • Aparte de los beneficios relacionados con la promoción del vínculo madre-hijo y la interacción entre ambos, es la más efectiva, natural, sencilla, y económica forma de prevención y disminución de la severidad de las enfermedades respiratorias más frecuentes en la niñez.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()