Sophia - Despliega el Alma

Deco

8 septiembre, 2016 | Por

Simple calidez

En el último piso de un edificio en pleno Retiro, la casa de Victoria Bullrich y Sebastián Mihanovich refleja el espíritu de Bull, la marca de muebles de diseño que crearon juntos y que lleva la impronta creativa de los dos.


estilo1

Cuando las vacaciones en Mar del Plata los encontraban juntos, verano a verano, no había indicios de lo que iba a venir después. Victoria Bullrich, de 31 años, y Sebastián Mihanonich, de 32, eran chicos y, naturalmente, no se imaginaban que, cerca de alcanzar la treintena, se iban a reencontrar en una fiesta después de muchos años de no verse, se iban a enamorar, a casar, a tener una hija, una casa en común. No se imaginaban, tampoco, que en un departamento del último piso de un edificio en Retiro, con enormes ventanales con vista al cielo, les darían forma a dos proyectos conjuntos: el de formar su familia y el de crear su propio emprendimiento, Bull, una marca de diseño de muebles que hoy los despierta cada mañana con el entusiasmo de trabajar a la par, complementándose.

estilo5

“Sebas es más jugado y yo más clásica”, dice Victoria, refiriéndose al estilo de las mesas, bibliotecas, sillas y sillones que, entre otros objetos, componen su marca.

estiloa

La impronta de Bull se refleja en el hogar, y viceversa: su casa no solo fue la base del primer showroom, sino que además está ambientada con sus propios diseños. Allí, entre cuadros de artistas como Pachi Giustinian, Martín Reyna, Julián Brangold o Florencia González Álzaga, y entre libros antiguos de tapa de tela que supieron ser de la familia de Sebastián (un numeroso linaje de artistas dedicados a la música), Victoria y su marido idean sus diseños modernos, con toques minimalistas, escandinavos y de mediados de siglo.

estilo7

Ella se formó como decoradora de interiores. Él, en el mundo de la moda masculina. Juntos, hace cuatro años eligen maderas, texturas y carpinteros para que cada mueble tenga un sello propio que en sus líneas resuma y reúna originalidad, simpleza y funcionalidad. “Pasamos muchos meses desarrollando una mesa, por ejemplo. Le ponemos mucho amor y le dedicamos tiempo. Después resulta que nos encanta cómo queda y la queremos tener en casa”, cuenta Victoria, con Maica, su beba de tres meses, a upa.

estilo2

Recorrer la casa y sus objetos es un poco como recorrer un mundo de referencias creativas que a su vez enriquece a las piezas de Bull: en ese universo privado, de colores neutros, luz natural y materiales nobles, hay desde libros que recorren las obras del diseñador francés Philippe Starck, del fotógrafo argentino Pedro Luis Raota y del artista plástico argentino Rogelio Polesello hasta un catálogo de la firma italiana Moroso. “El diseño contemporáneo italiano –entre ellos la arquitecta Paola Navone– y el brasileño nos gustan mucho. Además nos encantan los diseñadores de principios de siglo XX europeos, como Pierre Jeanneret”, enumera Sebastián. La dupla Neri & Hu, compuesta por dos arquitectos afincados en Shanghái, el filipino Lyndon Neri y la taiwanesa Rossana Hu, también está en su lista de favoritos.

estilo

Facebook : @bullbuenosaires

Texto: Carolina Cattaneo. Fotos: Martín Pisotti.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

No está conectado a MailChimp. Deberá introducir una clave válida de la API de MailChimp.

Comentarios ()

Más de Deco

Leticia Churba: carácter emprendedor

En su casa de Vicente López, la diseñadora expresa sus pasiones –la pintura, la moda, la cocina– y también comenzó a idear su emprendimiento: un bar y pequeño restaurante donde entra el sol y los aromas se complementan con la decoración.

El mágico encanto de las casas de madera

Presente en la vida de los seres humanos desde principios de los tiempos, la madera no solo nos da el fuego: en el mundo de la arquitectura, también brinda cobijo y atrae por su simpleza. Un libro rescata proyectos interesantes de todo el país.

Pisadas multicolor

Después de trabajar y vivir en Nueva York, en Connecticut y en China, la artista y decoradora de interiores Sally Bennett se instaló en Charleston, Carolina del Sur. Allí supo crear y comercializar bellos mosaicos de madera que fabrica de manera industrial, pero con el encanto de lo hecho a mano.