Sophia - Despliega el Alma

Sociedad

2 noviembre, 2018

¿Qué es el Plan Nacional de Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia?


“Hay poca información y poco conocimiento sobre el tema y uno no puede decidir sobre lo que no conoce. Lo que hace diferente al consultorio de Hablemos de Todo es que logramos comunicarnos y entendernos con los jóvenes en su mismo lenguaje. Todos los días recibimos cientos de consultas sobre sexualidad, es una realidad que no debemos negar. Desde el programa buscamos llenar un vacío, antes no había un espacio para sacarse sus dudas y ahora si, y cada vez somos más los que hablamos de todo. Tenemos que enseñarles y acompañarlos a vivir su sexualidad con libertad, respeto y cuidado”, explica Camila Crescimbeni, directora del programa “Hablemos de todo”, principal canal de comunicación del programa ENIA entre los jóvenes.

El Gobierno lanzó la campaña de comunicación del Plan Nacional de Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia.

El objetivo es acercar a los adolescentes a los métodos anticonceptivos y derribar los mitos que se tejen en esa edad.

Los adolescentes, en general, ignoran riesgos, no dimensionan las consecuencias de sus acciones, ni toman medidas de prevención, a partir de la falsa idea de que “no pasa nada”.

La campaña busca, a través de un tono cercano, representado por situaciones cotidianas, instalar que para que “no pase nada”, se debe hacer algo: cuidarse con un método anticonceptivo.

En ese sentido, la campaña se construye sobre tres pilares: concientización, empoderamiento y herramientas.

Así, apunta a la visualización del embarazo adolescente no intencional. Brinda información sobre derechos y libertad de decisión sobre el cuerpo de las personas. Y comunica sobre métodos anticonceptivos que están a disposición y también los espacios y los profesionales con los que los adolescentes se pueden contactar.

El acceso a la información y a los métodos anticonceptivos se comunica desde la campaña masiva y se asegura desde las asesorías ESI, profesionales de la Salud y, sobre todo, desde la generación de conversación pública sobre el tema.

Un plan para brinda oportunidad y herramientas

Cada año nacen cerca de 110 mil bebés de madres menores de 20 años. Siete de cada 10 adolescentes de entre 15 y 19 años reportan en el momento del posparto que ese embarazo no fue intencional. En las menores de 15 años esa cifra aumenta a 8 de cada 10, y la mayoría de esos embarazos son consecuencia de abuso sexual. El 30% de las jóvenes de entre 15 y 29 años que abandonó el secundario, lo hizo por embarazo o maternidad.

A partir de la implementación del Plan, los adolescentes consiguen turnos más rápido (antes tal vez debían esperar meses) y tienen un espacio privado, tanto en la escuela como en los hospitales, para hablar sobre de sexualidad. Según los profesionales, el tema que más les interesa a los adolescentes son los métodos anticonceptivos: cuáles son, cómo se utilizan, dónde se consiguen. En esos casos se les explican todas las opciones, les remarcan que son gratuitos y que es importante que cada uno decida cuál prefiere. Se abrieron asesorías en las escuelas, que son espacios para que los adolescentes puedan acercarse y hablar de forma confidencial con un profesional. En los casos que lo amerite, se lo deriva al centro de salud u hospital público más cercano donde tienen consultas con otro equipo compuesto por ginecólogos, enfermeros, psicólogos y trabajadores sociales, como ocurre en el Hospital de Fátima, en Posadas. 

Para combatir esta problemática es necesario que los y las adolescentes tengan las oportunidades y las herramientas para informarse, reciban asesoramiento y contención, accedan a métodos anticonceptivos y puedan vivir su sexualidad con plenitud, responsabilidad y libertad.

Por primera vez el Gobierno está llevando adelante un plan interministerial y coordinado con las provincias para reducir los embarazos no intencionales en la adolescencia.

El plan crea un circuito permanente entre escuelas, con docentes capacitados en educación sexual integral, y centros de salud, al que las y los adolescentes pueden acudir para recibir contención, información y métodos anticonceptivos de acuerdo a sus necesidades específicas.

En una primera etapa, se decidió trabajar con las 12 provincias que presentan tasas más altas de embarazo no intencional en la adolescencia: Buenos Aires, Catamarca, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Rioja, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Tucumán.

Durante esta primera etapa el plan va a haber alcanzado casi 1700 escuelas secundarias, 1.430 centros de salud y más de 500.000 estudiantes.

Además de la atención focalizada que están recibiendo estas 12 provincias, en todo el país están vigentes la Ley Nacional de Salud Sexual y Reproductiva y el Programa Médico Obligatorio, que provee anticonceptivos de manera gratuita.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()