Sophia - Despliega el Alma

Blog: Desde Nueva York

26 octubre, 2012

Domingo de puerto

  El fin de semana nos sorprendió con un ‘’veranito’’ de otoño totalmente inesperado y todos salimos en busca de un poco de sol para olvidarnos de que el invierno está a la vuelta de la esquina. El clásico programa de domingo hubiera sido ir a Central Park (y no hubiera estado nada mal) pero con una amiga elegimos encontrarnos a almorzar en un cafecito en la zona del South Street Seaport. Lo que empezó como un almuerzo entre dos amigas terminó siendo un día de paseo por esta antigua zona de la ciudad al borde del río y con las mejores vistas de Brooklyn. Un ‘’must see’’ para cualquier persona que viene a Nueva York. Made Fresh Daily (en el 226 de la calle Front) es el lugar que elegimos para nuestro almuerzo. Tiene todo lo que a mí me gusta: es chiquito, tiene pocas mesas, comida natural y fresca y un buen ambiente con música y color. Además están todas las últimas revistas de moda y decoración, ¡van a desear que su plato tarde en llegar! Para los que prefieren extensos menúes con mucha variedad y no les gusta tener que esperar para sentarse, definitivamente este no es el lugar. Pero la zona esta llena de bares y restaurantes, así que hay opciones para todos los gustos. South Street Seaport es la zona que está en el bajo Manhattan, muy cerca de Wall Street, en la intersección entre la calle Fulton y el Río Este. Es una zona histórica y turística que nos recuerda cómo desde mediados del siglo XIX Nueva York se convirtió en uno de los puertos comerciales más importantes del mundo. ‘’Todas las calles conducen a South Street’’, solían decir los neoyorquinos. El crecimiento de la ciudad en el siglo XIX, que la convirtió en el centro cultural y comercial de América, fue en gran parte impulsado por el South Street Seaport. Estos tres kilómetros de comercios, astilleros, muelles y embarcaderos lo hicieron el puerto más innovador y dinámico de la época; en 1830 manipulaba más bienes que todos los puertos de la Costa Este juntos. El lugar de Wall Street como capital financiera del mundo también se debe, en parte, a la actividad de este puerto, ya que por ejemplo, en 1840/50 un tercio de toda la mercadería comercial del mundo pasaba por South Street Seaport. Hoy hay muchos edificios antiguos convertidos en restaurantes y locales y algunas de las callecitas siguen luciendo adoquines. El centro de la acción está en muelle, más conocido como Pier 17. En este muelle hay un viejo astillero que se convirtió en shopping y generalmente también hay ferias, shows de música y grandes veleros antiguos amarrados en el puerto, como el Peking, de 1911 y el Ambrose, de 1908. Si están por aca, no pueden dejar de visitar el Fulton Fish Market, donde solía funcionar una de las pescaderías más antiguas de Estados Unidos y hoy hay locales y restaurantes. Tampoco pueden perderse el Bridge Café, de 1794, que es uno de los bares más antiguos de Nueva York y según New York Magazine uno de los cinco bares históricos top de la ciudad.   Después de almorzar aprovechamos para caminar al borde del río desde Pier 17 (la mejor vista del puente de Brooklyn desde Manhattan) hasta Battery Park (la mejor vista de la Estatua de la Libertad desde Manhattan), que es el parque que esta justo en el extremo sur de Manhattan. Battery Park es un parque con muchísima historia, del que seguro podemos hablar en otro post, y la caminata hasta ahí es lindísima. Hay algunos lugares donde parar a sacar fotos y, por qué no, no tirarse a descansar, leer o charlar en las reposeras a orillas del río. Una de las cosas que más me gusta de Nueva York es su diversidad. Uno puede estar en un centro histórico con veleros y edificios del 1900 y darse vuelta a mirar los rascacielos de uno de los centros financieros más importantes del mundo. Todo a pocas cuadras de distancia. La ciudad es así, impactante, cambiante, vanguardista y al mismo tiempo fiel a su historia. Ahora hay un gran debate acerca del futuro del Pier 17. Se dice que los dueños quieren tirar abajo el antiguo astillero, hoy un shopping que trata de conservar levemente las formas y el estilo de un puerto de época, para construir un nuevo shopping de estilo ‘’moderno’’ que esté a la altura de lo que quieren las grandes marcas comerciales. Yo no soy enemiga de las construcciones modernas, todo lo contrario, pero me pregunto qué será del South Street Seaport…   Tips para visitar South Street Seaport: ·         Para llegar se pueden tomar cualquiera de las líneas de subte 2,3,4,5, A o C hasta la estación de la calle Fulton. Desde ahí hay que caminar unas pocas cuadras por Fulton hasta llegar al río. ·         Si están organizando su viaje, una buena idea podria ser combinar la visita a South Street Seaport con una recorrida por Wall Street o la infaltable cita con la Estatua de la Libertad. ·         Para los que quieren ver Manhattan desde el agua, desde acá también salen los ferrys (New York Water Taxis) que ofrecen esos paseos. 

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

No está conectado a MailChimp. Deberá introducir una clave válida de la API de MailChimp.

Comentarios ()