Sophia - Despliega el Alma

Blog: El Taller

16 octubre, 2015

Su primer libro

El mágico regalo de una madre y la expectativa de ver qué hace su hijo con él. Y a través de la lectura, las puertas abiertas de par en par para lanzarse a descubrir un nuevo mundo... Por Ximena Frola

libro-regalo

Nunca se olvida el primer libro, esa sensación de triunfo; compromiso cumplido.

Hace unos meses le regalé el primer tomo de una colección de historias. Lo dudé, me pareció que iba a desacreditar el regalo, como si el libro no tuviera un valor inmediato y él la capacidad para disfrutarlo en cuotas. Se lo dí con una explicación larga, para que le diera significado al significado mismo de abordar solo su primer libro extenso. Me disparó un “gracias” y ese mismo día leyó algunas pocas páginas.

No resultó ser un lector voraz, de esos que cada noche antes de irse a dormir están minutos haciendo un esfuerzo desmedido en los músculos de sus ojos para terminar el capítulo. Lo de él fue a su tiempo, en su justa medida, dependiendo de su ánimo, aletargado y lo dejé hacer. Le llevó unos meses, lo sacó de viaje, se lo cargó en la mochila alguna noche que no volvió. Hubo momentos en los que seguramente él ni sabía dónde estaba y yo lo veía por días estático, apoyado en la misma cómoda del comedor.

Nada de eso importó, con la perseverancia intacta ayer apareció en la cocina cuando creíamos que ya dormía y con una enorme sonrisa nos dijo: “¡Terminé el libro!”. Pura satisfacción. Instantáneamente me acordé de mi propia impresión después de leer entero Papaíto piernas largas. Esa amplia sensación de saberse capaz.

papaito

(*) Nota de la Editora: Los textos elegidos podrían ser corregidos para mejorar su ortografía, acentuación, puntuación o sintaxis.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()