Sophia - Despliega el Alma

Blog: La trama de los días

30 marzo, 2017

Kimonos, aliados de media estación

Elegancia, confort y levedad encuentran su lugar en el armario con la llegada del otoño. Las chaquetas de inspiración oriental hacen su entrada para conquistarnos. ¡Te invitamos a ver cómo combinarlas y adaptarlas a tu estilo!

Nos deslizamos hacia la plenitud del otoño en buena compañía. La temporada otoñal ha llegado oficialmente y los cambios de clima parecen estar a la orden del día.

Con esto en mente, pensé en presentarles uno de los aliados que está conquistando la pasarela urbana de las ciudades de la moda: el kimono.

La inspiración oriental viene abriéndose paso hace ya algunas temporadas, con la paciencia y la sutileza características de las prendas reversionadas.

Si bien el kimono tradicional japonés acentuaba las partes del cuerpo femenino que se consideraban más sensuales (el cuello, los tobillos y las caderas), enfatizando la cintura a través de un cinturón llamado obi, los diseñadores han tomado sólo algunos detalles —como sus estampas, su corte y moldería, la simpleza de sus líneas y su elegancia— para incorporarlos al guardarropa femenino.

Al igual que el estilo “Boudoir” o “Lingerie” que combina texturas satinadas con básicos de armario, los kimonos incorporan su sofisticación a los looks de todos los días, adaptándose sin problemas a las distintas facetas de la rutina contemporánea. Cenas con amigas, reuniones de trabajo, cocktails, una escapada de fin de semana… ¡lo que prefieras! No sólo es práctico a la hora de entrar en la valija o el bolso de viaje, sino que además representa la fusión ideal entre confort y versatilidad.

1. SILUETAS ETÉREAS

Las gasas bordadas, las texturas satinadas y las sedas estampadas configuran un estilo que encuentra el equilibrio perfecto: color y fluidez.

Las telas de composición liviana y suaves al tacto dan en la tecla, combinadas con largos que van de la cadera a las rodillas, y que son ampliamente combinables con pantalones de jean y tops/blusas lisos.
En este caso, el kimono es, sin dudas, el protagonista.

2. LARGOS QUE ENAMORAN

Al igual que en los diseños anteriores, las composiciones aspiran a la sofisticación mostrando un estilo satinado y suave. El ruedo se extiende hasta los tobillos y las estampas son en pequeña escala, a partir de detalles de inspirados en el arte japonés y las flores orientales.

Para combinar: los jeans y los pantalones de vestir hacen el truco. Si quieren subir la vara un poco más, también pueden optar por pantalones estampados, como en el tercer ejemplo.

3. LISOS EXTREMOS

Esta alternativa es ideal para aquellas que prefieren un estilo aún más minimalista.

En estos casos se toman las líneas simples, la levedad y la morfología de los kimonos, pero sin aplicar estampas ni bordados.

En los tres casos vemos tres alternativas para llevarlos sin mayores complicaciones: con leggings/calzas, con pantalones holgados, o con pantalones pitillo 3/4. También podríamos agregar los pantalones de jean en sus variantes más oscuras (índigo y negro).

Con una de estas chaquetas, un pantalón liso, un top básico y un bolso/sobre de diseño, estamos perfectas para llevar la sofisticación a otro nivel.

Si bien en estos ejemplos la chaqueta podría ser protagonista, podemos balancearlo sumando un top satinado o una blusa original que favorezca la silueta.

*
¿Qué opinan de esta tendencia? ¿La considerarían para media estación? ¿La “reutilizarían” en primavera?

Espero que estos pequeños consejos y ejemplos les hayan sido útiles para incorporar esta prenda de vestir a su armario personal.

Las leo en los comentarios.
¡Buena semana!
Sol

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

No está conectado a MailChimp. Deberá introducir una clave válida de la API de MailChimp.

Comentarios ()