Sophia - Despliega el Alma

Inspiración

27 abril, 2021

Padre Velasco, el sacerdote jesuita que viraliza esperanza a través de Facebook

Hace 400 días ininterrumpidos que, desde esta red social, comparte un cuento a diario para hacer llegar su palabra de fe y esperanza a todo aquel que quiera oír. ¿Te gustaría conocer la historia detrás de sus relatos?


Ayer se cumplieron 400 días desde que el Padre Rafael Velasco, sj. Superior provincial de los jesuitas de Argentina y Uruguay, iniciador del espacio Nos Rezamos, comenzó a contar sus historias online. No fue algo planeado, simplemente sintió la necesidad de hacerlo y, aún sin ser un especialista en el manejo de la tecnología, tomó su teléfono y se animó a grabar un video. La publicación de ese primer cuento coincidió con el principio de la cuarentena, el 21 de marzo de 2020, y así, poco a poco, fue construyendo un espacio dedicado al encuentro con el otro a través de la palabra. Un poco para invitar a la reflexión espiritual pero, fundamentalmente, para acompañar. Para sembrar esperanza ahí donde el terreno parecía arrasado por el dolor y el desconcierto.

El espacio nació en marzo del año pasado, cuando se decretó que no se iban a poder abrir las iglesias por el aislamiento social obligatorio. Intuía que la situación iba a causar sufrimiento y muchas personas se iban a sentir muy solas. Entonces decidí empezar este espacio porque, desde que me ordené de cura, siempre termino la homilía con un cuento y pensé que también podía funcionar al revés, que podía empezar con uno para llamar la atención…”, recuerda el Padre, quien decidió salir al encuentro de aquellos que habían quedado “a oscuras” por la dramática situación de la pandemia, de la mano de relatos cortos que tuvieran un rico mensaje simbólico.

Mamerto Menapache, Anthony de Mello y tantos otros autores que conoce de memoria, y a su vez nuevos escritores que va a encontrando por Internet, le sirven de inspiración para compartir estas lecturas en las que, de tanto en tanto, también incluye textos propios. “He intentado captar el ánimo de la gente para darle una palabra de aliento, de esperanza. Enseguida me llamó la atención la respuesta: pensé que llegaría a pocas personas, pero empezó como un pequeño grupo y se convirtió en una comunidad. A lo largo de estos 400 cuentos hemos creado un lazo a través del tiempo“.

El enorme valor de la palabra

Velasco nació en Córdoba (una suave tonada aparece, inconfundible, en sus relatos), pero actualmente vive en Villa Trujui, un barrio del Conurbano ubicado entre San Miguel y Moreno. Allí la realidad es difícil, como en tantos otros puntos del Gran Buenos Aires y de todo el país.Valoro que esto que hago sea un espacio significativo y de acompañamiento en este caminar tan duro y lleno de incertidumbre para quienes han sido golpeados por las pérdidas y por la enfermedad. Ha sido la forma de animarnos unos a otros y de estar juntos, a pesar de la distancia. Y eso ha sido posible porque la narración tiene magia: los cristianos creemos que por la palabra fueron hechas todas las cosas. La palabra crea mundos y la palabra humana que recibe a Dios enciende el corazón de las personas“, destaca en este diálogo con Sophia.

No es casual que, al abrigo de sus cuentos, florezcan los mensajes de agradecimiento. Como este que escribió Esteban en el muro de Facebook donde Velazco sube, puntualmente, un nuevo video cada día: “Gracias Padre por recordarnos la ternura de Dios que viene siempre a buscarnos, estemos donde estemos. Nos Rezamos“. O este otro, de Vivian: “Maravillosa reflexión y relato Padre. La humildad es una gracia para entender el Amor. Bendiciones“. O el de Carolina, que luego de escuchar la historia de “Los lobos” se sintió inspirada a dejar también su reflexión al pie de la publicación: “A veces es difícil reconocer cuáles son las cosas que nos inmovilizan, esos miedos que nos paralizan. Ojalá tengamos la valentía de Efradin de enfrentarlos confiando en que Dios nunca nos abandona y acompaña“.

Contento de poder ser una compañía para todos ellos, el sacerdote comparte su anhelo de seguir ayudando a que las personas encuentren calma y sosiego por estos días y celebra que cada vez sean más los que busquen refugio en la espiritualidad para atravesar un tiempo desafiante. “Las cosas de Dios se dan de maneras sorprendentes pero, a la vez, son simples. Tal vez sea la simpleza de la propuesta la que haga que tantas personas se sientan identificadas. Por eso, yo siento que ‘Nos rezamos‘ nos ayuda a pastorearnos entre todos“, sostiene.

En su relato de hoy, el número 401 (podés escucharlo en el video que aparece a continuación), el Padre Velasco nos invita a recorrer la historia del general japonés Oda Nobunaga, dejándonos como enseñanza la necesidad de “ayudar a Dios a hacer su trabajo”, como él mismo relata. Encontrá más publicaciones en: www.facebook.com/Nos-Rezamos

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

No está conectado a MailChimp. Deberá introducir una clave válida de la API de MailChimp.

Comentarios ()