Sophia - Despliega el Alma

Deco

18 diciembre, 2012

Navidad blanca

Seguro ya estarás pensando en cuántos van a ser en la mesa para Navidad, qué vas a cocinar esa noche, quién se encargará de llevar el postre y quién el pan dulce. En casi todos los casos, la preparación de la Nochebuena nos mantiene ocupados hasta último momento. Por eso te propongo que desde ahora, y con tiempo, vayas pensando en algunos detalles para decorar tus espacios en esa noche tan especial. La propuesta de hoy requiere salirse de los colores típicos de la Navidad –rojo, verde, dorado- y animarse a decorar los rincones de nuestros ambientes, poniendo énfasis en algo tan simple como las velas y el color blanco. Las invito a que, en esta Nochebuena, realzamos el valor de las velas como signo de luz y símbolo de paz. Que esta Navidad sea en un ambiente cálido, relajado y rodeados de nuestros seres queridos. Aquí les dejo algunas propuestas muy sencillas, que pueden armar rápidamente para transformar cualquier espacio logrando la mayor calidez posible. Recuerden que no es necesaria una decoración muy elaborada para generar un ambiente acogedor!  


 

Estos frascos me los regaló mi amiga Ángeles. Los decoró con sus propias manos! Como podrán observar, se puede usar cualquier frasco de mermelada, miel, yogurt o café. De tamaño chico o grande, todos sirven. No es necesario que sean todos iguales! Para decorarlos, ella uso broderie, borlas, flecos y hasta crochet de color blanco. Yo elegí ponerles agua y una pequeña velita. Aparte de crear centros de mesa y pequeños rincones, también podemos crear de esta manera ambientes y decorar espacios enteros.

 

 

Acá les dejo otras ideas. Fíjense cómo con tan poco, podemos hacer algo tan lindo. Los frascos también podemos llenarlos a media altura con sal gruesa o arena para asentar las velas. Otra opción es ponerles brillantina por fuera. Me encanto esta idea! 

 

 

También se los puede colgar de algún lado. Sólo debemos ponerles un alambre o una cinta muy resistente. 

 

Siempre tendemos a poner las lucecitas navideñas alrededor del arbolito. Se me ocurrió que podemos hacer algo distinto con ellas: armar diversas figuras que remitan a la Navidad. Es muy simple, cuestión de agarrar el martillo y los clavos, y animarse a dibujar con ellos en la pared.

 

Sin duda hemos visto muchas guirnaldas de tela, pero hoy les traigo una propuesta diferente, simple y económica: una guirnalda de blondas. Sí! Esas que usamos para poner debajo de las tortas. Hay más chiquitas, y también de forma rectangular. ¿Dónde las conseguimos? En cualquier panadería del barrio. 

 

 

 

Acá verán otras blondas más elaboradas que podemos colgar en forma vertical, y hasta se las podemos agregar a las lucecitas navideñas. 

 

En fin, espero que les sirva alguna de estas ideas. Pero lo que más espero es que cada una de ustedes, tenga una muy feliz Navidad, repleta de paz y mucho amor. Lo mejor para todas! 

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

No está conectado a MailChimp. Deberá introducir una clave válida de la API de MailChimp.

Comentarios ()

Más de Deco

Leticia Churba: carácter emprendedor

En su casa de Vicente López, la diseñadora expresa sus pasiones –la pintura, la moda, la cocina– y también comenzó a idear su emprendimiento: un bar y pequeño restaurante donde entra el sol y los aromas se complementan con la decoración.

El mágico encanto de las casas de madera

Presente en la vida de los seres humanos desde principios de los tiempos, la madera no solo nos da el fuego: en el mundo de la arquitectura, también brinda cobijo y atrae por su simpleza. Un libro rescata proyectos interesantes de todo el país.

Pisadas multicolor

Después de trabajar y vivir en Nueva York, en Connecticut y en China, la artista y decoradora de interiores Sally Bennett se instaló en Charleston, Carolina del Sur. Allí supo crear y comercializar bellos mosaicos de madera que fabrica de manera industrial, pero con el encanto de lo hecho a mano.