Sophia - Despliega el Alma

Sociedad

19 junio, 2020

Los papás de hoy

Este año será un Día del Padre diferente, sin reuniones en familia y probablemente con menos regalos materiales. Pero no es solo el escenario de la cuarentena lo que cambió: de un tiempo a esta parte, el gran cambio lo protagonizaron ellos.


Fotos: Tatiana Syrikova (Pexels).

Por Teresita de Velazco Ledesma*

¿Se acuerdan cómo era antes? Lejos, muy lejos, quedó aquella imagen de padre autoritario, distante, que solo mostraba su afecto siendo el sostén material, pero no expresaba sus emociones ni se involucraba demasiado en la cotidianeidad familiar.

Los padres de hoy son otros: cambian pañales, preparan el baño, dan mamaderas, llevan a los hijos al colegio, van a reuniones, no se pierden actos escolares (eso, claro, antes de la cuarentena). Son papás que juegan y, por sobre todas las cosas, que están cerca física y emocionalmente de sus hijos.

Los padres de hoy se muestran accesibles, disponibles, amorosos.

El cambio en el modelo paternal no está solo relacionado al “hacer”, sino a cambios profundos del “ser”. Cada hombre elige cómo vivir su paternidad, desafiando incluso los mandatos y discursos históricos con los que haya crecido.

Hoy, los padres se muestran vulnerables, comparten lo que les pasa, abrazan, contienen, acompañan, lloran. Caminan a la par y hacen equipo.

Muchos de ellos tuvieron que aprender integrándose, porque la mayoría ocupa un lugar muy distinto al aprendido durante la infancia. Los modelos de familia son diferentes y el rol de la mujer también lo es.

“Los hombres también necesitan apoyo al convertirse en padres y con ese objetivo nace nuestro Programa de Paternal Coaching, para acompañarlos en su nuevo rol, iluminando sus anhelos y desafiando los juicios culturales”, explica la licenciada en RR.HH. Teresita de Velazco Ledesma, responsable de www.hire.com.ar

La creciente participación femenina en el mercado laboral llevó a distribuir las tareas del hogar, el cuidado de los hijos y la exploración de nuevos espacios para hombre y mujeres. Todo un desafío.

Puede faltar camino por recorrer, claro que sí, pero sin duda hay un cambio respecto a los estereotipos de género que consideraban al hombre como “proveedor” y a la mujer como “ama de casa”. Y eso siempre es una buena noticia.

Celebrar la paternidad

Sin embargo, frente al embarazo y el nacimiento de un hijo, todavía nos enfocamos principalmente en la madre, que sin duda tiene un papel protagónico. ¿Cómo sería detenernos también en los padres? Para eso deberíamos preguntarles qué sienten al momento de ser papás, cuáles son sus miedos e inquietudes y cómo cambió su vida a partir de la llegada de los hijos. Los hombres también necesitan apoyo durante esa etapa y es importante acompañarlos en su nuevo rol, iluminando sus anhelos y desafiando los juicios culturales

Ser padres es una de las experiencias más transformadoras en la vida de todo ser humano, tanto para las mujeres como para los hombres.

Cambia el mundo emocional, la manera de percibir la vida y aparecen también nuevas preguntas, relacionadas a cómo apoyar a la familia, cuál es la mejor forma de acompañar a la pareja, quién ayudará en el cuidado de los chicos y cómo alcanzar un balance entre la vida laboral y personal para estar el mayor tiempo posible en casa y disfrutar de ese mundo íntimo puertas adentro.

Los hombres de hoy comparten la paternidad, desafiando aquella frase que, durante generaciones, se instaló como una máxima: “Los hijos son de la madre”. Para lograr el cambio, ellos tomaron la decisión de involucrarse activamente en la crianza de sus hijos.

Por eso, hoy quiero reconocer su esfuerzo y celebrar a todos los hombres que eligieron ser valientes, no ya para salir a la conquista del mundo exterior, sino para quedarse en casa, brindar cariño, contención, escucha y dejarse arrasar por las emociones y el juego.

A los que ya pudieron romper los viejos paradigmas y también a los que todavía están en camino de lograrlo: ¡Feliz día, papás!

*Licenciada en Recursos Humanos, directora de Hire Partners.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()