Sophia - Despliega el Alma

Sociedad

20 mayo, 2019

Gilles Lipovetsky: “Hoy la realización personal está en primer plano”

El filósofo francés pasó por Buenos Aires y dio una conferencia en la que abordó temas como la hipermodernidad,el individualismo y su impacto en las relaciones familiares, religiosas y políticas.


Hipermodernidad, individualismo, libertad, miedo, educación, inmigración, populismo y medio ambiente. Entre esos temas navegó, con la lucidez y la claridad de siempre, el filósofo y sociólogo francés Gilles Lipovetsky durante una conferencia que brindó hace pocos días en Buenos Aires. Durante más de una hora y en el auditorio de la Fundación Osde, el autor de obras como La era del vacío, El imperio de lo efímero, El crepúsculo del deber, La tercera mujer y Los tiempos hipermodernos, recorrió los asuntos cruciales de la actualidad analizados desde su mirada intelectual.

Si bien centró su exposición en el vínculo entre la hipermodernidad y el mundo de la política, Lipovetsky, de 74 años, hizo una pintura de la realidad a modo de introducción: “Vivimos en una nueva era. Esta nueva era se caracteriza por la liviandad a nivel mundial, y por un nuevo tipo de individualismo. Vivimos más exactamente en una segunda revolución individualista, que yo he calificado de revolución del individualismo hipermoderno”.

Según él, la humanidad entró en la era de la “transistorización del mundo” a partir de las herramientas digitales, que en gran parte son la causa de que “todo sea cada vez más liviano”. En este tiempo, sostiene, los individuos nos regimos por las ideologías del placer, el consumo, el ocio, pero al mismo tiempo, transitamos una “época de estrés, ansiedad e inseguridad”.

En los 60 minutos de la conferencia, introducida por el periodista Ernesto Tenembaum y en la que Sophia estuvo presente, Lipovetsky fue hilando la trama de sus postulados a través de frases claras y concretas. Compartimos algunas de las más destacadas:

Sobre el individualismo hipermoderno

>>> “Este nuevo individualismo se manifiesta en todas las esferas de la vida. Es muy característico,  vemos que transforma las relaciones con respecto a la familia, la religión, los medios, el cuerpo, el ocio, el consumo y por supuesto, la relación con la política y la esfera pública”.

>>> “La primera revolución individualista estaría (situada) entre 1700 y 1960, dos siglos y medio. Constituyó el individualismo moderno. Mientras que la segunda revolución individualista, a la que yo me refiero, es un individualismo hipermoderno porque impulsa al máximo la afirmación de la autonomía individual hasta extremos increíbles que llevan a hablar de un individualismo de tipo narcisista, egocéntrico, todo concentrado en formas nuevas que expresan, por ejemplo, las relaciones con el cuerpo (…) El individualismo autocentrado, el individualismo conectado, las selfies, mostrarse, sacarse fotos.

>>> “Esta explosión de la autonomía individualista se manifiesta en todas partes más allá de las redes sociales, pero sobre todo, en la familia, con la explosión de los divorcios, las familias monoparentales, las familias ensambladas. Y ahora, en muchos países, con el casamiento homosexual, que es una manifestación típica de esta explosión de todas las barreras que frenaban la voluntad de los seres humanos de vivir como querían”.

“El individualismo ahora no es la negación de la religión, no es el ateísmo, es la autonomización de los creyentes con respecto a la religión”.

>>> “La modernidad es un conjunto de grandes utopías, de grandes nacionalismos, la revolución, el comunismo, la sociedad sin clases: todos esos grandes conceptos utópicos de la modernidad nutrieron a generaciones enteras de la población. Hoy ya no creemos en estas grandes utopías colectivas, hoy ningún gran ideal político es ya capaz de hacernos soñar, de darle esperanza a la gente de un porvenir mejor para sus hijos. La revolución, el comunismo, la república, el progreso. Incluso en Europa: son todos ideales colectivos que ya no hacen vibrar el corazón de nadie”.

>>> “Hoy la realización personal está en primer plano, y queremos vivir el presente”.

Sobre el capitalismo

>>> “El capitalismo del consumo no hace grandes postulados o declaraciones, nos invita a a gozar, a disfrutar, a comprar”. 

>>> El universo del consumo, defendido por el capitalismo, nos llevó a una descalificación de las ideologías y el sacrificio. Ya nada justifica el sacrificio, a excepción quizás de los propios hijos, pero no es una causa colectiva, ya no hay causas colectivas por las cuales aceptemos morir”.

Ciudadanía

>>> “En este mundo de la hipermodernidad, somos testigos de un nuevo tipo de ciudadanía (…) nueva relación que para las personas consiste en participar de una nueva manera en la vida democrática. El fenómeno más visible, aunque no ocurre en la Argentina pero sí en la mayoría de los países, es que hay cada vez mayor abstencionismo (para ir a votar)”.

>>> “El ciudadano contemporáneo no se desentendió de lo político, sino que se compromete en función de lo que elige en cada momento, no va a las urnas a votar, pero sí se compromete con otras formas de acción”.

>>> “Los partidos (políticos) siguen existiendo, pero ya no dirigen el comportamiento de los electores”.

“Frente a esta transformación de la política, tenemos un fenómeno que es fundamental, que es nuevísimo y que es el de la oleada del cuestionamiento. La pérdida de confianza de los ciudadanos para con la clase política, incluso, para con las instituciones políticas (…)”.

>>> “No hay que demonizar al individualismo. El individualismo tiene otra faceta. Hay un individualismo muy responsable. Lo vemos con la cantidad de gente que participa en las asociaciones, la inclinación moral, la gente que protesta contra las situaciones de injusticia. No es cierto que todos se hayan corrompido, que no tienen fe en nada”.

>>> “El individualismo no es la tumba de la moral. No es sinónimo de corrupción, de egoísmo, es uno de sus aspectos. Pero solamente uno (…) La época de la hipermodernidad coincide con la consagración del individualismo, pero también con una nueva era de democracia. Hay que señalar que hay aspectos positivos. Ahora estamos en una expansión de la democracia”.

Sobre democracia y populismo

>>> “… la amenaza que enfrentamos no es la desaparición de la democracia sino la desaparición de la democracia liberal, respecto de la separación de los poderes”.

>>> “… No estamos en una época anti democrática, sino que estamos en un período en donde la democracia requiere ser redefinida”.

“El populismo ha sido analizado a menudo como un fenómeno que aparece debido a la revolución digital, porque el populismo se define como un régimen que rechaza los intermediarios. De hecho, los líderes populistas como Trump, por ejemplo, se dirigen directamente al pueblo por tuits, ni por TV ni por la prensa”

>>> “…para explicar el surgimiento del populismo a partir de la revolución y de las nuevas formas de comunicación, me faltarían instrumentos. Va más allá y más profundo. Requiere de relacionar la crisis actual de la ciudadanía y de las amenazas eventuales para la democracia con algo más fundamental, que es el auge del sentimiento de inseguridad en las democracias. Creo que ese es núcleo”.

>>> “Hay tres inseguridades: la primera es la inseguridad económica y social. La globalización ha profundizado las desigualdades y ha impedido el progreso de la clase media (…) La segunda es el de la violencia cotidiana (…) La inseguridad diaria genera ansiedad y rechazo de la clase política, entonces se busca una forma de alternancia a eso, y a eso también hay que saber escucharlo. El tercer tipo de inseguridad es muy sensible en América del Norte y en Europa, y es la inseguridad relacionada con los flujos migratorios. Los líderes populistas juegan con esto por el miedo a los extranjeros. (…) es una inseguridad identitaria. Hoy tenemos un conjunto de discursos que habla del reemplazo de una población por otra, y esto genera miedo (…)”.

“…creo que el auge del populismo debe ser interpretado como una demanda, un reclamo de protección de los individuos en un mundo cada vez más incierto”.

>>> “…el gran desafío de las democracias será (…) hacer que la libertad que apreciamos tanto como demócratas, no pueda ser manipulable”.

>>> “Vamos a necesitar también sistemas de educación más fornidos, que la gente sienta que si pierde su trabajo va a poder reciclarse. En los países escandinavos, esto se logra perfectamente. Se habla de una flexiseguridad, es decir que son regímenes liberales muy dinámicos, pero al mismo tiempo, la población recibe capacitación. Cuando la gente pierde el empleo, sigue recibiendo el sueldo y sigue recibiendo capacitación para adaptarse al cambio.

>>> “La capacitación permanente, junto, junto con las transformaciones institucionales de las que hablábamos-, es una de las herramientas necesarias para defender el estandarte de la democracia liberal”.

Medio ambiente

>>> “Hay que cambiar el modo de consumo, porque estamos yendo a un abismo”.

>>> “Debemos ir hacia un modelo de austeridad voluntaria. Consumir menos y mejor (…) Es una visión un poco utópica (y para eso) vamos a tener que cambiar nuestro régimen de alimentación, de transporte, de energía”.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()