Sophia - Despliega el Alma

Artes

8 enero, 2021

Qué leer: nuestra guía de libros recomendados, primera parte

Que la lectura -ese refugio, estímulo, aventura, puerta abierta- nos acompañen a lo largo de estas primeras semanas del año y más allá también. Aquí, algunas recomendaciones para descubrir autores o volver a los clásicos.


Por Agustina Rabaini

“A veces, cuando se cierra el sol de los días, el sonido del agua llega desde una respiración de infancia, y nos salva.

 ¿Es ahí donde quedaron las palabras ? Voy hacia ese sol que vive detrás del limonero”.

Ángela Pradelli

Cuando parecía que todo seguía igual, con distanciamiento social y muchas horas de puertas adentro, los días se fueron haciendo más largos, el sol se intensificó y el receso veraniego (por fin) llegó. En estas primeras horas de 2021, nos ilusionamos pensando en los momentos de descanso y en demorarnos a un tiempo propio, personalísimo, sin pensar en el reloj. Para quienes amamos los libros y vivimos un poco adentro o entre palabras, nada mejor que  las vacaciones para atesorar momentos preciosos –tan necesarios- de lectura e investigación.

Novelas, ensayos, cuentos, crónicas y poemas, podcast en los auriculares o lecturas de relatos a viva voz, tomados de Youtube. Para leer en formato tradicional o en e-book. Todo vale para descubrir autores y encontrarnos con nuevos modos de mirar, viajar, aprender, mover las ideas, olvidarnos por un rato de las noticias, o comprender más y mejor.

En una reposera o una hamaca paraguaya, en el balcón o en la terraza, frente al río o al borde de una orilla mientras la ola viene y va. Va y viene. A la hora de la siesta o a la noche tarde, cuando todo se aquieta. Aquí van algunas recomendaciones de libros para escaparnos a bucear, por ejemplo, en un paisaje de mar. Como ocurre con el fragmento de Océano Mar, de Alessandro Baricco, y en tantos otros.

“¿Sabes qué es lo más hermoso de aquí? Mira: nosotros caminamos, dejamos todas esas huellas sobre la arena, y ahí se quedan, precisas, ordenadas. Pero mañana, cuando te levantes, al mirar esta enorme playa no habrá ya nada, ni una huella, ni una señal cualquiera, nada. El mar borra por la noche. La marea esconde. Es como si no hubiera pasado nunca nadie. Es como si no hubiéramos existido nunca. Si hay un lugar en el mundo en el que puedes pensar que no eres nada, ese lugar está aquí. Ya no es tierra, todavía no es mar. No es vida falsa, no es vida verdadera. Es tiempo. Tiempo que pasa. Y basta”. 

Títulos para perderse entre sus páginas

Castillos (Santiago Craig, Entropía)

Uno de los autores más interesantes del mapa local, Santiago Craig no para de escribir y en 2020 estrenó novela (luego de Las tormentas y 27 maneras de enamorarse). En este viaje por el verano, relata los días de vacaciones de una pareja y sus hijos en una playa de Uruguay. Una trama que avanza desde una voz firme y una mirada extrañada e interesada por los vínculos. Y las preguntas. ¿Hay que vivir sin esperar nada o hay que vivir esperando todo? ¿Hay algo que estamos dejando pasar? 

El amor, el paso del tiempo y lo siniestro que puede esconderse en los pliegues de lo cotidiano; la relación con la escritura desde un imaginario e ideas que se conformaron a partir de las lecturas y lo vivido pero también de las películas y escuchando las canciones de Los Beatles que suenan de fondo.

Leipidolita (Cinthia Hamlin, Tren instantáneo)

 “Así, como un talismán apretado en la mano, erosionado por la transpiración de la emoción y del dolor, nos llega este libro de Cinthia Hamlin”, escribe Florencia Fragasso en la contratapa de este poemario, uno en que la experiencia se vuelve belleza y donde al leer podemos descubrir un recorrido de vida. Una hija, la memoria del padre, sus hijas, un marido, una madre en una escena clave. Hay que tocar y sentir los surcos y resquicios que esconden en estos versos más allá y por debajo de su inmenso brillo.

Un hueco verde/un hueco azul/me estiro/hacia la luz”, se lee. Y después: “¿Nunca te sentiste flor caída y desangrada envidiando el destino de los pájaros?”. La voz detrás de estos poemas se pregunta si es necesario dejar de ser hija para ser madre y escribe, en algún momento: “estoy tejiendo/una cama elástica/para saltar y saltar/saltar lejos/estoy hilando/mi trampolín”.

Tus ojos (Eduardo Abel Giménez Cecilia Alfonso Estévez, Calibroscopio)

Tus ojos son/como el principio y el final/de una novela de aventuras/como las torres del castillo/donde encierran a las princesas raptadas/como el catalejo de un pirata…”,  escribe Eduardo Abel Giménez al comienzo de este libro que despliega listas de imágenes y palabras y comparte música y maravilla a partir de la idea de los ojos, como celebración del prójimo y también, parafraseando al autor, “como un atlas de lo visto, como una historia universal de lo mirado”. Las ilustraciones completan la experiencia y están a cargo de Cecilia Alfonso Estévez, una artista que trabaja con papel, telas, lanas y crea tesoros a color. 

El libro de la almohada (Sei Shonagon, Adriana Hidalgo)

Sei Shônagon fue el apodo de la autora japonesa detrás de los textos que, como un verdadero talismán, arman este volumen.  La dueña de la voz que se oye en este cuaderno íntimo, fue cortesana de la corte de la emperatriz Sadako durante la década de 990 a 1000, y llevaba un diario de apuntes que esconden su mirada aguda y mordaz, sensible a la estética y al momento social. A lo largo de las páginas, Shonagon ofrece listas, ocurrencias y observaciones cotidianas. Esta nueva edición de un verdadero clásico nipón –que inspiró la película Escrito en el cuerpo, de Peter Greenaway- tiene traducción, prólogo y notas de Amalia Sato y dibujos espléndidos de Lola Goldstein.

Teoría de la gravedad (Leila Guerriero, Libros del Asteroide)

Este no es un libro para olvidarse de uno mismo y flotar en destinos ajenos, sino un libro para caer justo en el centro de nuestra propia existencia”, anticipa Pedro Mairal en el prólogo de esta obra que reúne casi cien columnas que la periodista y escritora Leila Guerriero publicó desde 2015 en el diario El País. Mucho más que una acumulación de escritos, apuntes semanales o relatos con mirada de autor, en estos textos subyace una indagación profunda que permite a la argentina diseccionar recuerdos, reflexionar sobre el paso del tiempo, compartir pasiones y abrir preguntas, reflexiones, retratos o pistas sobre eso que se oculta en el fondo de las relaciones humanas.   

Confabulaciones (John Berger, Interzona)

El último libro del gran John Berger (novelista, ensayista, poeta) resulta una luminosa ventana al interior de su pensamiento, modos de mirar y a su certeza de que el lenguaje es una criatura viva. “Luego de escribir unas pocas líneas dejo que las palabras se deslicen dentro de la criatura de su lenguaje”, dice. Y más allá, “no somos puntos en una línea, en verdad somos los centros de los círculos”.

En estas páginas, el autor de G.  y Fotocopias,  incursiona con elegancia en diversos temas y paisajes. La canción, la pintura, los recuerdos, Chaplin, Rosa Luxemburgo y Cesária Évora, la danza, los viajes y sus propios dibujos se suceden y ensamblan con fluidez conmovedora. Hay reflexiones, anécdotas y crónicas que parecen salidos de su diario personal y que se suceden en una edición cuidada, de tapa dura que permite el lucimiento de las obras de arte y fotografías.

Idea Vilariño. Poesía completa (Lumen)

La poeta uruguaya vive en la  memoria de sus lectores como mucho más que una voz poética. Vilariño resuena hasta hoy como una masa sonora personalísima y sigue expandiéndose (siempre hay más por descubrir en su obra y también en su biografía, como el hecho, por ejemplo, de que escribió tangos, unos buenísimos). En 2020 se cumplieron cien años de su nacimiento y sus poemas más famosos se leyeron a viva voz, pero en este volumen están todos – los menos conocidos también-. Del montón, tal vez recuerden uno breve, incluido en esta poesía reunida: “Dónde el sueño cumplido/y dónde el loco amor/que todos/o que algunos/siempre/tras la serena máscara/pedimos de rodillas”.

Para los más chiquitos

La Odisea. Mitología para niños (Eduardo Acín y Carla Pascual, Shackleton)

Un experto en filosofía y una experta en libros para las infancias crearon esta interesante opción para que los más chicos descubran el clásico protagonizado por el héroe del viaje más increíble: Ulises. Con bellas ilustraciones y en edición de tapa dura, el libro refleja el periplo de Troya a Ítaca y los monstruos, cíclopes y horribles criaturas del camino. Lo dicho: una invitación a descubrir o revivir -en familia- la épica más famosa.

Cuentos para niños y niñas que quieren salvar el mundo (Carola Benedetto y Luciana Ciliento, B de Blok)

Vandana Shiva, Rigoberta Menchú, Leonardo di Caprio, Emma Watson, Greta Thunberg o Pierre Rabhi son algunos de las dieciséis  personalidades rescatadas con rigor y belleza en un libro que los distingue por sus acciones y compromiso por el salvataje del medio ambiente y por el cuidado de la vida en el planeta. Las ilustraciones son de Roberta Maddalena Bireau.

Si querés leer más recomendaciones de libros, hacé click en estos enlaces

ETIQUETAS autores escritores libros

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

No está conectado a MailChimp. Deberá introducir una clave válida de la API de MailChimp.

Comentarios ()

Más de Artes

Tramar la patria, el oficio de crear en celeste y...

Hoy te invitamos a descubrir el trabajo artesanal de talentosos emprendedores argentinos, dispuestos a diseñar y armar con sus propias manos esos pequeños tesoros que celebran lo que es nuestro. ¡Y que viva la Independencia!

Jimmy Nelson, retratos de un viaje interior

Vivió en distintos lugares del mundo desde pequeño. En un colegio de curas sufrió abuso sexual y bullying. Luego, enfermó. Escapando de aquellas sombras se convirtió en fotógrafo sin buscarlo. Sus imágenes le dieron reconocimiento internacional y, a través de la lente, logró una verdadera comunión con otras culturas. Relato de una travesía en busca de la humanidad.

El naranjo

En este cuento, finalista del III Concurso Litteratura de Relato, un retrato amoroso sobre el vínculo entrañable de una nieta con sus abuelos, a través del ritual de comer las naranjas dulces y bien cuidadas de un árbol que, en su recuerdo, aparece casi mágico.