Sophia - Despliega el Alma

Reflexiones

14 octubre, 2014

La economía solidaria, una nueva esperanza

Según la economista Cristina Calvo, están apareciendo nuevos formatos económicos que ayudan a achicar la brecha entre aquellos que más y menos tienen.


154_11_1

Vivir en la Argentina hoy no es fácil. La violencia parece por momentos naturalizada. No es imposible que a una chica que juega en el patio de su casa la alcance una bala perdida, o que ocurra un secuestro exprés en pleno día. Cristina Calvo es economista, profesora universitaria y una mujer que ha incursionado en política y conoce de primera mano la realidad social argentina. Durante años se dedicó al voluntariado y al servicio social. Además, fue directora del Diálogo Argentino durante la crisis de 2001 y coordinadora nacional e internacional de Cáritas. Por su compromiso social y su defensa de los derechos humanos, recibió innumerables reconocimientos. Para ella, la manera de salir de la violencia es recuperar el verdadero significado de compartir la vida humana: “La convivencia se funda en el ‘no debo hacer a los demás lo que no quiero que me hagan a mí’ o, dicho en forma positiva, ‘debo hacer a los demás todo el bien que quiero que me hagan a mí’. Tenemos que volver a enseñar y a ser cada uno de nosotros testimonio de esto. Para llevarlo a cabo, es fundamental revalorizar el sentido profundo de la educación”.

Hoy más que nunca, a nivel mundial, esto es fundamental para que exista la paz y el respeto por la diversidad. “Si soy musulmán, cristiano o judío, quiero ser respetado en mis diferencias y buscar la armonía en la convivencia. Tanto la identidad personal como la identidad nacional o cultural se construyen ‘a partir de –y no contra– la diferencia’”, agrega la economista. 

Muchos conflictos que suceden en el mundo podrían evitarse si existiera un mayor respeto por la identidad. Por eso, según Calvo, es importante que se abran “nuevos espacios de diálogo, interacción y  reconocimiento recíproco. Si estos espacios no se dan o se dan solo desde la solución de la ‘racionalidad occidental’, basada en el conflicto de intereses y no en la comprensión profunda de la multidimensionalidad del ‘ser’ de cada pueblo, es muy difícil que la violencia disminuya”.

En este contexto, es inevitable preguntarse si es posible que exista una economía inclusiva, donde las brechas se achiquen y todos podamos vivir mejor. A los ojos de Cristina Calvo: “Una economía más humana se está abriendo camino y sus expresiones se expanden a través de la economía solidaria, social, popular, de comunión, el comercio justo y equitativo, las finanzas solidarias, el consumo sobrio y sostenible, el microcrédito cooperativo, las empresas sociales, y mucho más”. En este camino hacia el cambio cobran especial importancia las mujeres, porque ellas son artífices de la construcción de un mundo con mayor conexión emocional y más solidario. “Hace un tiempo fui invitada por un grupo de jóvenes comprometidos en política para que les contara mi testimonio de vida y, fundamentalmente, el ‘porqué me metí en política’. Cuando terminé, uno de ellos, un varón, se me acercó y me dijo: ‘Espero que las mujeres puedan multiplicarse en la actividad política porque –aunque a veces haya excepciones– las actitudes y el compromiso son muy diferentes. Por ejemplo, si un varón es elegido intendente, sube al estrado y da un discurso de una hora. Si una mujer es elegida intendente, sube al estrado, da un discurso de diez minutos y, de inmediato, sale a recorrer la ciudad, escucha a la gente, ve sus necesidades’. Lo que dijo me gustó y me sentí muy identificada. Creo que la acción concreta, el cuidado y la inteligencia, junto con lo emocional, son algunos de los ingredientes que las mujeres podemos aportar para construir una realidad mejor”, concluye.

Propuestas para un mundo mejor

  • Sir Ken Robinson habla de fomentar la creatividad en las escuelas. El educador plantea la necesidad de crear un sistema que nutra la creatividad en lugar de socavarla.
  • Tristram Stuart trabaja para no desperdiciar la comida mundial. El escritor e historiador inglés afirma que en los países occidentales desperdician casi la mitad de los alimentos y hace un llamado al uso responsable de los recursos globales.
  • Sheryl Sandberg, directora de Facebook, convoca a la sociedad para que haya un número cada vez mayor de mujeres dirigentes.
  • Beth Noveck invita a exigir gobiernos más abiertos. Quien fue la Administradora de Tecnologías de la Casa Blanca propone una democracia participativa donde los ciudadanos tengan acceso a la información.
  • Amory Lovins busca definir un plan de energía para cuarenta años. El teórico de la energía sugiere terminar con la dependencia del petróleo y propone cambios –como la creación de autos más livianos e inteligentes– que amplíen la visión energética mundial.

ETIQUETAS desigualdad

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()