Sophia - Despliega el Alma

Artes

21 septiembre, 2018 | Por

Hiromi Uehara, jazz para despabilar el espíritu

La llaman “la pequeña genio de Tokio” por esa combinación de apariencia fresca y contextura small, por su potencia expresiva y el virtuosismo que despliega cada vez que se sienta al piano. Para escucharla una y otra vez, una y otra vez.


Es pequeña, tiene voz aniñada, y peinado y atuendo súper modernos. En una de sus visitas a Buenos Aires, la compositora de jazz y pianista Hiromi Uehara decía al momento de subirse al escenario del teatro Coliseo: “Era muy chica cuando tuve el sueño de compartir con otros mi pasión por la música y viajar con mi piano por el mundo. Ahora soy feliz de poder hacerlo; esta es mi forma de expresarme y me encanta, pero lo que más me gusta es poder compartirlo y descubrir que la gente en la platea lo pasa bien. Adoro verlos felices”.

Esta chica japonesa, que cumplió 37 años, cuando se sienta al piano crece y se expande de tal manera, que los críticos hablan de ella como de un “tsunami”, de un “extraterrestre” –eso le gritó un fan desde la platea en uno de sus shows–, o la comparan con grandes del jazz como Keith Jarrett.

Lo singular de Hiromi Uehara, en todo caso, es la sensibilidad y la actitud lúdica con las que aborda el instrumento, su gracia cruzada con rigor técnico y los juegos de improvisación que despliega y la ubican más cerca de una rock star que de una intérprete de música culta. Con desfachatez o delicadeza, según el trayecto musical, Hiromi saca sonidos del jazz (que fusiona con rock o clásico), un género que, según sus palabras, “le permite transmitir emociones y la acerca a la libertad”.

Nacida en la ciudad japonesa de Hamamatsu, Hiromi comenzó a estudiar la técnica clásica de piano a los 6 años. A los 8 descubrió el jazz, a los 14 fue solista de la Orquesta Filarmónica Checa y a los 17 conoció a Chick Corea, con quien grabó un disco una década después. Un poco más tarde, a los 20, se fue a Estados Unidos a estudiar en el Berklee College of Music. En la actualidad, vive entre Nueva York y Tokio.

Desde que comenzó a grabar en estudios –tiene once discos bajo el brazo–, su repertorio refleja un gusto musical amplio, y a lo largo de los años incursionó también en las músicas latinas –del Mediterráneo, desde España hasta Sicilia–, en los sonidos del animé y los videojuegos, o en su pasión por los impresionistas franceses, además de homenajear a artistas como Gershwin o Frank Zappa. En todos sus shows sale a relucir su gusto por el rock progresivo, ya sea en presentaciones solistas, en dúos o como integrante de The Trio Project, el ensamble que formó con los músicos Simon Phillips y Anthony Jackson.

En escena, hay que verla tocar de pie, hacer chistes, bailar, y mover los dedos con ritmo vertiginoso. “La música debe ir de corazón a corazón”, dice, y ese es el efecto que logra en otros mientras realiza sus recorridos por el piano, con un sintetizador siempre cerca y combinaciones que hacen convivir, en un  mismo repertorio, a Johann Sebastian Bach con Red Hot Chili Peppers y a Oscar Peterson con Franz Liszt. “Según las emociones del momento, una misma canción puede llevarte a vivir diferentes aventuras”, afirma, hasta la nueva composición.

 

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

No está conectado a MailChimp. Deberá introducir una clave válida de la API de MailChimp.

Comentarios ()

Más de Artes

Canto del camino abierto

Simple, profundo, perfecto. En este poema que integra la obra Hojas de hierba, Walt Whitman ofrece una mirada cabal de la vida, a través de una invitación ineludible: andar el universo como almas viajeras. ¿Listos para comenzar la travesía?

Lecturas de verano: 12 títulos recomendados para...

Llegó enero y con él, un tiempo más lento para disfrutar de uno de los grandes placeres de la vida… demorarnos con una buena lectura a cualquier hora del día. Como todos los años, les acercamos nuestras lecturas elegidas e invitamos a amigos y referentes a compartir sus preferencias. ¡Buenos viajes!

La vida entre libros: cuatro escritoras para...

Camila Fabbri, Delphine de Vigan, Brenda Lozano y Tatiana Tibuleac nacieron en distintas partes del mundo, pero sus destinos están unidos por el hilo invisible de la escritura. Te invitamos a conocerlas.