Sophia - Despliega el Alma

Sophia 20 años

17 octubre, 2019

Encuentro Sophia: la alegría de celebrar juntas

Así festejamos los 20 años de Sophia, en un entorno único y con un taller de Fabiana Fondevila en el que la naturaleza fue protagonista. ¡Gracias a todas por las sonrisas y los abrazos!


Juntas, al pie de la chichita, posando para la lente de la fotógrafa Miriam Pösz.

Ayer vivimos una jornada muy especial: a pesar de que la lluvia nos acompañó durante gran parte del día, por la tarde tuvimos el privilegio de poder recorrer el Jardín Botánico Carlos Thays con algún que otro tímido rayito de sol asomando y así celebrar, no solo los 20 años de Sophia, sino también la fuerza de la naturaleza, de los ciclos y de la vida.

Una oportunidad que nuestras lectoras no querían perderse: la de ser parte de un encuentro teórico y vivencial a cargo de Fabiana Fondevila; un espacio donde compartir información y conocimientos, pero donde las emociones y los sueños también estuvieran presentes.

En el SUM del Jardín Botánico charlamos y compartimos la merienda.

Fabiana Fondevila nos llevó de paseo a través de plantas y emociones.

En el marco de un entorno imponente y luego de la charla teórica, llegó el momento más esperado: la práctica. Un paseo para reflexionar acerca de nuestros hábitos y prácticas cotidianas, tantas veces alejadas de una percepción consciente del mundo que nos rodea.

Por eso, para todas fue a la vez hermoso y sorprendente mirar las plantas, los árboles, las flores y los pájaros como si fuera la primera vez. Es que aunque ellos nos acompañan en cada paso que damos, no siempre nos detenemos a observarlos para apreciarlos en toda su vitalidad y belleza.

Entre las hojas: la posibilidad de mirar desde otro lugar.

Sonriente y sabia, Fabiana nos introdujo en el maravilloso entorno natural que habitamos también en la ciudad, a pesar de que por momentos sintamos que la falta de verde nos asalta a través de una profunda nostalgia: la necesidad de más contacto con la naturaleza. Una deuda que solemos saldar, con suerte, en nuestros paseos de fin de semana o durante las vacaciones, pero que también podemos experimentar una tarde cualquiera, mientras caminamos atentos a esas hojitas verdes que asoman, de pronto, de una pared o mirando la copa de los árboles desde abajo (¿hay algo más mágico que dejarnos cobijar por ellos?).

Observar los árboles elevando los ojos y ser testigos del milagro.

Porque, si bien estamos en el mundo, no siempre nos percibirnos como parte de un todo más grande, misterioso y al mismo tiempo deslumbrante. Por eso, la consigna fue volvernos a él. Mirarlo, habitarlo, estar plenamente presentes. Y entonces, de ahora en más, cada vez que escuchemos el canto de un zorzal invitándonos a despertar o cuando tomemos entre nuestras manos una planta de diente de león y nos animemos a probar su sabor, sepamos que nosotros somos también parte de eso: del enorme milagro de vivir y poder apoyar nuestros pies descalzos sobre la tierra cada vez que queramos.

¡Gracias a todas por acompañarnos y por darnos el mejor de los regalos: una tarde feliz junto a ustedes!

Al terminar hubo un regalo de Klorane para cada una de las presentes.

Agradecemos al Jardín Botánico Carlos Thays, a Klorane y a Fabiana Fondevila

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()