Sophia - Despliega el Alma

Violencia

28 julio, 2015 | Por

Desde Brasil, para todas las mujeres

Carol Rossetti, una ilustradora de 26 años, recorre el mundo on-line a través de Proyecto de Mujeres, una serie de llamativas creaciones con mensajes que nos hablan de la necesidad de derrotar de una vez por todas al machismo.


Una charla breve, online. Eso es todo lo que se necesita para entrar en la vida de Carolina Rossetti (o Carol, como la llaman todos). Una mujer joven quien, a sus 26 años, asegura haber sido de los estereotipos de género, aunque ya vislumbra horizontes nuevos y ha decidido andar el camino con su mochila llena de sueños, para ir en pos de ellos.

Esta diseñadora gráfica e ilustradora nació en Belo Horizonte, Brasil, donde vive. Allí realiza trabajos freelance y también en un estudio de diseño gráfico que creó junto a tres amigos llamado “Café con Chocolate Diseño”. Lectora frenética, aficionada al cine, amante del chocolate y confesa enamorada de tres (el ilustrador inglés Neil Gaiman, la cantante Amanda Palmer y de su marido), asegura que no hay mejor manera de cambiar el mundo que intentándolo.

–¿De dónde salieron tus mujeres no estereotipadas?
–Convoqué mentalmente a todas esa mujeres que conozco y que veo todos los días en la calle. El cine y la televisión dicen mucho sobre nosotras, las mujeres de verdad. Así que pensé que podría decir algo mientras trabajaba en una representación tan amplia que lograra incluirnos a todas. Me gusta dibujar cosas que mucha gente va a identificar, para que podamos hablar sobre eso. Cuando hablamos de algo, ya estamos dejando de sufrir, en principio, el silencio. Que a través de mis dibujos exista la opción de conseguir mayor apoyo y compasión en cuestiones de género es algo grande. Pero yo no soy la única que lo hace. ¡Hay tantos artistas increíbles y escritores que hacen arte de una manera maravillosa e inspiran a tanta gente! No espero representar a todo el mundo con mi trabajo, pero agradezco poder lograr la identificación de quienes se sientan llamados por él.

carol-rossetti1

–¿Cómo ves a los varones de tu generación?
–Muchos chicos de mi edad tienen dificultades para reconocer sus propios privilegios de género y tomar una posición real contra el sexismo. Sin embargo, muchos comienzan a mostrarse cada vez más cómodos con la idea de tratar a las mujeres desde la igualdad y no desde el machismo. Así que soy optimista.

“Siempre me molestó que se intente controlar el cuerpo, los comportamientos y las identidades de las mujeres. Este control es una parte tan profunda de nuestra cultura que casi nunca nos damos cuenta de lo cruel que es y de cuánto restringe nuestras decisiones”.

–¿Qué papel jugó el machismo en tu vida?
–Me considero una privilegiada, no tuve grandes problemas en ese sentido. Pero el sexismo nos afectó y nos afecta a todas de una manera muy profunda, sobre todo porque no siempre nos damos cuenta de que está ahí. Tuve problemas de autoestima y sufrí con las expectativas de género. Por eso, estoy dispuesta a allanar el camino para otras mujeres. El feminismo tuvo sus olas de una manera diferente en cada país.

–¿Cómo ves el lugar que ocupa el feminismo actualmente?
-No hay manera de ver un patrón único en eso. Por suerte veo a mujeres de mi ciudad a trabajar mucho más con el feminismo ahora que hace cinco años. Hasta hace algunos años, al menos en Brasil, las discusiones feministas eran un poco somnolientas. Y la mayoría de la gente prefería no hablar ni escuchar hablar de eso.

carol-rossetti2

“La lucha está lejos de terminar: a nosotras todavía se nos paga menos que a los varones por hacer el mismo trabajo, y la cultura del maltrato y la violación sigue siendo una realidad peligrosa, porque la representación femenina en los medios y en la política es realmente un desastre… Queda un largo camino por recorrer, pero vamos juntas”.

–¿Qué repercusión tiene tu trabajo?
–La primera mujer que dibujé se llamó Marina. Era gorda y le gustaba usar vestidos a rayas, a pesar de que le decían que no debía hacerlo. Entonces la publiqué en mi Facebook y generó un revuelo de “Me gusta”. Así que comencé a plasmar otras mujeres, luego otras, y ya nunca me detuve… Creo que ese ejercicio tuvo un efecto interesante, porque la gente miraba los dibujos y a la vez comentaba cuál era su relación o experiencia con respecto a esas situaciones propuestas en mis dibujos. Entonces sentí que necesitábamos ir juntos; que mujeres y varones queríamos hablar sobre las mismas cuestiones y darnos fuerza mutuamente y muchas veces no encontrábamos el espacio necesario para hacerlo. Fue muy poderoso descubrirlo, realmente.

Si querés conocer otros de sus trabajos y proyectos, entrá en su maravilloso mundo ilustrado desde www.carolrossetti.com.br

carol-adentro

Dibujo-carol

Por María Eugenia Sidoti. Ilustraciones: Gentileza Carol Rossetti.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()