Sophia - Despliega el Alma

Deco

5 marzo, 2013

Cafecitos retro

    Cuando caminamos por la calle y decidimos frenar un rato para tomarnos un cafecito u almorzar, hoy no sólo tenemos en cuenta el menú que nos ofrecerá el lugar, sino que también estamos atentas a la comodidad y la belleza del espacio. Es así que las clásicas casas de té y los “cafecitos”, han sabido ir un poco más allá de un sabroso menú, y nos han sorprendido con la decoración de sus ambientes. Hoy les traigo una selección de algunos de mis “cafecitos” favoritos del barrio de Palermo. En cada uno, los materiales nobles y algunos detalles en sus muebles u objetos de decoración, logran hacernos sentir como en casa. A su vez, esta sensación acogedora, muchas veces nos incita a pasar largas horas charlando con una amiga, leyendo nuestro libro favorito o simplemente descansando del trajín del día. Verán cómo, en la mayoría de ellos, se destacan grandes ventanales, pizarrones que ocupan mitad de la pared con el menú del día, mostradores y heladeras con los alimentos frescos a la vista. Más allá de esto, cada uno guarda su propio estilo y encanto. En fin, observá con atención y contame en cual te sentarías a deleitar tu café o te del día.


Le pain quotidien es un clásico que llega a la Argentina y logra destacarse rápidamente. En este amplio lugar predomina la madera. Para las ventanas altas hasta el techo, eligieron el vidrio esmerilado que permite un estilo más rústico, aunque muy canchero! Una mesa larga  es la protagonista en el centro de este espacio. En el sector de afuera armaron una inmensa biblioteca repleta de macetas con plantas y flores. ¡Miren lo lindo que queda! Armenia al 1500

 

 

 

Felicidad se destaca, sin duda, por su diseño nórdico. Su arquitecto y decorador supieron realzar el valor de la madera tanto en las mesas como en las sillas y hasta en alguna de sus paredes. Las lámparas blancas, los muebles y las paredes pintadas del mismo color y los inmensos ventanales, logran un ambiente ultra luminoso. Adoré el diseño de sus sillas y mesas. Observen el detalle para diferenciar el toilette de mujeres del de hombres. Muy simpático! Gurruchaga 1711

 

 

 

Helena es un cafecito muy acogedor, donde los detalles se hacen presentes. Sobre el mostrador, libros de cocina y pastelería. Miren cómo quedan los marquitos, platos y hasta herramientas para la cocina colgados en la pared! Y sobre el ventanal, una guirnalda de tenedores y cucharas. ¿Original o qué? Nicaragua 4816

 

 

 

Pierina es una casa de té, en la que supieron lograr una ambientación muy romántica. Predominan los colores pasteles tanto en sus mesas y sillas como en sus paredes; el tono para lo lo da un empapelado de flores muy femenino. La vajilla es antigua y quedan a la vista las azucareras y carameleras en el mostrador. En cualquier rincón podemos sentirnos como en casa. Adoré su patio y el delantal floreado y el pantalón que colgaron en la puerta para diferenciar el baño femenino del masculino. Gurruchaga 1875

 

 

 

Y por último, esta esquina que me encanta: Voltaire. Bibliotecas gigantes y nuevamente los productos a la vista: heladeras de vidrio y tarros repletos de especias. Aquí combinaron el espacio blanco con algunos “toques” de amarillo en las lámparas de mimbre, dándole un look bien fresco y “cozy”. Los sillones antiguos también se hacen notar y nos permiten acomodarnos para pasar un largo rato. Voltaire 5800

 

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()