Sophia - Despliega el Alma

Sophia 20 años

2 octubre, 2019

20 años, un mismo espíritu

Hoy estamos festejando mucho más que un nuevo cumpleaños. Celebramos la posibilidad de encontrarnos y transitar junto a vos una etapa de descubrimientos, desafíos y grandes cambios. ¡Te invitamos a seguir recorriendo la vida de la mano de Sophia!


Nos conocemos bien: en estas dos décadas compartimos mucho más que notas, imágenes, frases inspiradoras, encuentros y entrevistas. Antes que nada, nos dimos la mano para recorrer la vida. Y eso nos llena de una alegría, pero también de una profunda emoción y agradecimiento. ¿Cómo puede ser que haya pasado tanto tiempo desde que nos vimos por primera vez? ¡Hubo tanto movimiento en estos años! Parejas, mudanzas, hijos, sobrinos, nietos, cambios de trabajo, crisis económicas y vitales, dolores, dudas y certezas, pérdidas…

¿Cuántas veces hemos reído y llorado juntos?

En estos veinte ciclos recorridos cambiaron muchas cosas y de la mano de los nuevos desafíos tecnológicos abrazamos la posibilidad de convertirnos en un medio digital, pero nuestra esencia nunca cambió. Solo ampliamos los cimientos de la casa: hoy nos visitan más de 100 mil personas por mes en nuestro sitio web y diariamente se van sumando cientos y cientos de seguidores y likes a nuestras redes sociales.

De tu mano, nuestro mensaje fue llegando cada vez a más gente, ¡gracias por eso! Lectores de Argentina y también de distintos rincones del mundo, como España, Uruguay, Chile, Colombia, Venezuela y tantas otras tierras queridas. Y es tan lindo saber que en nuestros encuentros ya no existen los límites de la geografía, del espacio ni del tiempo.

Pero hace 20 años todo era distinto. ¿Te acordás cómo comenzó esta gran aventura?

SOPHIA nació en octubre 1999 como una revista en formato papel que tenía una fuerte misión: ofrecer un espacio diferente para todas las mujeres; un lugar donde ya no tuvieran que seguir modelos imposibles ni someterse a los caprichos de la moda y las dietas del momento.

Buscábamos presentar una nueva mirada que pusiera en valor lo femenino, la espiritualidad, los vínculos. Que hiciera prevalecer el mundo interior de cada una por sobre la mirada externa.

Nuestro sueño era construir una comunidad de personas reales que no fueran objetos sino sujetos; mujeres capaces de convertirse en artífices de su propio destino y no en esclavas de los mandatos y los estereotipos.

En nuestras páginas fuimos pioneras a la hora de hablar de feminismo, de violencia de género, de sabiduría ancestral, de integración, de solidaridad. Y, en épocas donde el éxito y la felicidad eran casi una obligación, te contamos acerca del enorme valor que tenían también el sufrimiento y el fracaso para despertarnos a una nueva vida y a una nueva dimensión de nosotros mismos.

Mirando atrás, hojeando cada número, todo nos resulta tan sorprendente y mágico como la primera vez. Como aquella emblemática edición número 33 (N. de la R: En 2003 relanzamos la marca con una tirada de 160 mil ejemplares que se entregaron con el diario La Nación), donde decidimos llevar por primera vez la palabra “alma” a nuestra tapa: el título completo fue Hay otra vida desde el alma y lo elegimos contra la opinión de los publicistas. “¿Alma? Nadie va a entender de qué están hablando“, nos decían.

Qué locura, ¿no?

Hoy sabemos que hicimos bien en mantener nuestros principios e ideales intactos y nunca perder de vista los anhelos. Por eso, tantas veces, rechazamos publicidades, muchas de ellas de importantes marcas, porque nos parecían ofensivas para la imagen de mujer que queríamos mostrar. ¿Por qué teníamos que combatir siempre, en una lucha descarnada, contra la edad, contra la celulitis, contra los kilos…? ¿Por qué teníamos que dejarnos seducir por las prendas expuestas sobre cuerpos editados en Photoshop? ¿Por qué siempre aparecíamos echadas sobre automóviles, erguidas sobre tacos imposibles y sentadas a upa de señores?

¿Por qué no podíamos ser esas mujeres espirituales, sensibles, libres y auténticas que queríamos ser?

Con la firme misión de inspirar el cambio de paradigma, nos enfocamos en nutrir el interior a través de notas e imágenes que, en nuestras reuniones de sumario, describíamos como “alimento para el espíritu”. ¿Te acordás de aquella sección que se llamaba Engordar el alma?

¡Hoy nos enorgullece saber que después de 20 años SOPHIA resiste un archivo!

Y nos llena de felicidad que, aunque todo comenzó como una revista pensada para las mujeres, son muchos los varones que se sumaron a esta causa que tomó vuelo para llegar cada vez más lejos.

Por eso, te invitamos a celebrar nuestro 20º Aniversario. ¿Te gustaría darnos otra vez la mano, como lo hiciste aquel día de octubre de 1999, para seguir andando la vida juntos? ¡Entonces te esperamos en Sophiaonline!

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()