Sophia - Despliega el Alma

Inspiración

11 enero, 2022

Cortar y pegar papeles para oír las voces profundas de la interioridad

¿Puede un método basado en el collage de imágenes abrir las puertas de nuestra alma para ofrecernos una visión cabal de quiénes somos y alumbrar aspectos de nuestra vida? Te invitamos a descubrir qué es y cómo funciona el SoulCollage®.


Por Luz Martí

Hace tiempo me invitaron a una experiencia nueva para mí, conocida como SoulCollage®. Lo organizaba una amiga, en su casa de Buenos Aires, con seis mujeres como participantes y una “facilitadora” que nos guiaría en ese nuevo camino de autoconocimiento. No pregunté demasiado: la palabra collage ya era suficiente para entusiasmarme porque me he pasado la vida, según mi padre, “cortando y pegando papelitos”. El lugar era un living comedor diáfano, silencioso, de ventanas abiertas a plantas, con una gran mesa ubicada en un costado.

Diana Arsenián, quien conduciría el taller, nos recibió junto a la dueña de casa. Sonriente, de pelo entrecano, unos cincuenta y cinco años, ojos armenios llenos de vida. No nos conocíamos, pero el grupo descubrió enseguida su empatía.

Diana explicó brevemente de qué se trataba la actividad que estábamos por comenzar, encendió una velita y su voz cálida leyó un poema breve. Llenó la mesa de hojas de revistas con fotos coloridas y variadas, nos repartió goma de pegar, tijeras y unas tarjetas de cartón de 20 x 12 centímetros. Yo tocaba el cielo de felicidad.

Diana fue ubicando las tarjetas en círculo en el suelo y nos sentamos cada una frente a su “obra”. Flotaba en el aire la curiosidad por terminar de entender el propósito final de ese encuentro.

Hacer tarjetas con la técnica de collage: una invitación que sería un viaje de autoconocimiento para la autora.

Así, cada una se enfrentó a su tarjeta y, en voz alta, inició una “lectura” de lo que sus imágenes le sugerían, empezando, como manda la consigna, con la frase “Yo soy la que” para describirlo: “Yo soy la que nada entre corales”. “Yo soy la que emprende el camino sola”, etcétera. A medida que lo hacíamos, el ambiente se cargaba de energía y de magia. El poder de las tarjetas era evidente. Al poner en palabras la simbología de sus imágenes, las emociones traían recuerdos a la superficie, descubrían asociaciones y vivencias que conmocionaban el alma.

A diferencia del tarot, donde las cartas tienen un significado más específico, en el SoulCollage®, un método creado por la psicóloga Seena Frost para el autoconocimiento a partir del trabajo plástico personal, la interpretación es propia del autor de cada tarjeta y vibra en consonancia con sus propias emociones.

Cuando terminamos, Diana volvió a leer otro poema dándonos el tiempo de regresar a nuestro eje, de ordenar el espíritu para hacer lugar a todo lo que acabábamos de vivir.

Las tarjetas elaboradas por la autora de la nota, Luz Martí, durante su experiencia en Buenos Aires.

Diana Arsenián es argentina, vive en Estados Unidos y es facilitadora de Soulcollage® en el Esalen Institute.


Hace poco encontré mis tarjetas, recordé a Diana, esta argentina afincada en la costa oeste de Estados Unidos, facilitadora gráfica y guía de varios talleres en el Esalen Institute, un prestigioso centro sin fines de lucro, en Big Sur, California, dedicado a la educación alternativa y humanista, con quien, después de asistir a su taller, había quedado en contacto y compartido charlas y mails. La niña collagera que llevo dentro de repente sintió la necesidad de seguir investigando sobre SoulCollage®, de ver si nuevas tarjetas tendrían diferente estilo de las primeras o no, de entender por qué ciertas imágenes aparecían una y otra vez en mis tarjetas. No sólo quería saber más, quería contarlo para Sophia, y para eso concerté con Diana una entrevista por Zoom.

–¿Qué es SoulCollage®?

–Es un proceso intuitivo para el autoconocimiento que involucra los dos hemisferios cerebrales. Se realiza trabajando en grupos con tarjetas sobre las que se hacen collages. Para la experiencia se necesita un día entero de taller, aunque los hay de tres días, que suelen ser maravillosos.


–¿Cuántas tarjetas debe haber? ¿Son sólo para quien las hizo?

–No hay un número fijo de cartas de SoulCollage®. Cada uno hace tarjetas a medida que quiere y conserva un mazo que será sólo para uso personal. La idea es usarlas como guías de consulta tantas veces como lo necesitemos. Hay quienes consultan una carta a diario y quienes recurren a ellas frente a problemas concretos. La respuesta varía porque, aunque se trate de la misma carta, los elementos del collage, cargados de nuestra energía, sabrán alumbrar distintas formas de buscar soluciones.


¿Quién lo creó?

–Fue creado por Seena Frost, psicóloga con una maestría en Teología. Seena fue mi maestra, lo difundió e instruyó a facilitadoras en más de cincuenta países. Para ella “estamos presenciando el resurgimiento de la sabiduría femenina arquetípica durante mucho tiempo subestimada en el mundo, que ahora se eleva para equilibrarse con la masculina. Es hora de ambos y, no de uno u otro”.

Seena Frost (1932-2016), durante una actividad del método que desarrolló para sus grupos de terapia a fines de 1980.

–¿Es una terapia? ¿Quién lo puede aplicar?

–No es una terapia en sí mismo. SoulCollage® es un método de autoconocimiento y autoayuda que se puede aplicar en contextos como creatividad, comunidad, educación, recursos humanos y espiritualidad. Debido a que sus imágenes rozan ligeramente la autoconciencia y la autocompasión, también puede ser elegido como herramienta en el contexto de terapias llevadas a cabo por psicólogos o terapeutas autorizados.

–¿Cuál es el poder de las tarjetas?

–Cada carta representa una energía, es uno de tus guías o retadores. Tienen un profundo significado personal, por eso pueden ayudarte con preguntas acerca de tu vida. Estas imágenes “hablan” al comenzar a describirlas. Miramos la tarjeta y empezamos a hablar diciendo la frase: Yo soy la que… para dejar que la imagen se exprese. Esto no es lo mismo que analizar o interpretar la imagen, formas que nuestra mente lógica tenderá a usar. Es una forma intuitiva y respetuosa de escucharse a uno mismo. 

–¿Dónde están las claves del proceso?

–En la confianza en su poder, en el expresarnos espontáneamente, en voz alta. El proceso se puede llevar a cabo en soledad, pero las experiencias grupales son muchísimo más ricas. Es importante la quietud para dejar que la intuición nos guíe y poder elegir imágenes sin pensar. Cada tarjeta de SoulCollage® representa un aspecto de nosotros, ayuda a acceder a partes nuestras que usualmente no miramos y son preciosas a la hora de encontrar respuestas. Debemos adentrarnos en la carta para sentir su energía, su estado de ánimo, su intención. Imaginar que ella tiene una historia y una voz y dejarla hablar. Escuchamos o escribimos sus respuestas empezando siempre por las palabras Yo soy la que… y continuamos desde allí, describiéndonos como si fuéramos esa imagen: dónde está, qué está haciendo, dando pequeñas descripciones personales. La respuesta será sorprendente. El Yo soy la que… inyecta vida y una conciencia sorprendente a lo que al principio parece sólo una foto.

–Leíste un poema al principio y al final de nuestro encuentro. ¿Para qué es eso?

–Para preparar la apertura a un nuevo momento es necesario dejar de lado, en lo posible, el ruido de la vida cotidiana. Entrar a un espacio de silencio y conexión con el alma para dejar que la intuición aflore. Al final, también es necesaria esa suerte de meditación, esa calma que nos ayude a ordenar lo que hemos vivido, a atesorar experiencias reveladoras que, lentamente, iremos procesando.

–¿Cómo deben ser las imágenes?

–Tomando las palabras de Jung, “No es importante que la imagen sea técnica o estéticamente satisfactoria, sino simplemente que la fantasía tenga juego libre y que todo se haga lo mejor posible… Se crea un producto que está influenciado tanto por el consciente como por el inconsciente, que encarna el esfuerzo del inconsciente por la luz y el esfuerzo del consciente por la sustancia”.

La charla termina. Al costado de mi laptop están mis tarjetas recuperadas de SoulCollage®. Voy a tomar un té y vaciar un poco la cabeza para volver a ellas y, así, volver a mí.

ETIQUETAS alma autoconocimiento collage cultura emociones

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

No está conectado a MailChimp. Deberá introducir una clave válida de la API de MailChimp.

Comentarios ()

Más de Inspiración

“El Camino de Santiago es una experiencia...

Fanny Benítez es argentina y vive en una pequeña aldea de Galicia. Peregrina y hospitalera de esta ruta, escribe libros, tiene un blog y un podcast desde donde invita a bajar el ritmo, vivir el presente y descubrir lo sagrado en lo cotidiano.

Esos objetos que tanto queremos

El costurero de la abuela. Una pala de jardinería. El mantel bordado que solo se saca en ocasiones especiales… En la era de la obsolescencia programada, un recorrido a través de esos tesoros heredados que conservamos y seguimos usando.

El arte de caminar

Nos hace bien al cuerpo, pero también al alma: peregrinar es una forma de conectar con lo sagrado. En estas líneas, una caminante y viajera apasionada comparte pensamientos y hallazgos sobre la filosofía de andar.