Sophia - Despliega el Alma

Mujer y trabajo

28 julio, 2016

Cómo empezar un negocio (casi) sin dinero

Una especialista en asuntos financieros nos cuenta qué debemos tener en cuenta a la hora de lanzarnos a emprender. Y nos alienta a dejar atrás los miedos con una consigna: ¡sí, se puede!


mujer-calculadora-770

Por Edith Gómez

Edith Gómez es editora de Gananci, una publicación sobre negocios y empleo. Apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online, se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. ¡Seguila en Twitter! @edigomben

edith gomez

Sabemos que a la hora de empezar un negocio o un emprendimiento, la falta de capital es un gran reto a superar para cualquier persona. Pero también un impulso a desarrollar herramientas más creativas, así que no te detengas: ¡se puede lograr!

Estás entusiasmada en darle comienzo a tu nuevo negocio. Seguramente tenés una buena idea o al menos estás fascinada con la idea de ser tu propia jefa. Tan emocionada que decidiste dejar tu actual trabajo o limitar tus ganancias personales por un tiempo. Pero hay algo en tu mente que te obstaculiza y no te deja avanzar: no tenés suficiente dinero para arrancar.

En las primeras etapas de cualquier emprendimiento esto puede parecer una gran limitante, pero la falta de capital personal no debe significar un obstáculo para que alcances tus objetivos y metas. De hecho, no es imposible empezar y lograr el crecimiento de un negocio sin tener a disposición una buena inversión. El truco es saber cómo sacar provecho de lo que hay.

¿Por qué un negocio necesita dinero?

Vayamos por partes: primero que todo, entendamos las razones por las que una compañía necesita capital. No existe una cantidad de dinero establecida para dar inicio a un startup, así que es importante dejar en claro que cada negocio tiene requerimientos diferentes. Por eso, para dar el primer paso es importante estimar cuánta plata se necesita antes de buscar alternativas de financiamiento para comenzar tu nuevo emprendimiento.

Tomá en cuenta los siguientes gastos:

  • Licencias y permisos. Dependiendo del tipo de negocio, es posible que necesites realizar registros especiales. Por ejemplo, negocios enfocados a ofrecer comida.
  • Suministros. ¿Vas a utilizar materias primas? ¿Computadoras u otros dispositivos?
  • Equipo. ¿Vas a requerir maquinaria o programas de computación con enfoque especial?
  • Espacio de oficina. Este es uno de los gastos más grandes y no puedes obviar cosas como el servicio de internet y demás costos utilitarios.
  • Asociaciones, suscripciones y membresías. ¿Qué publicaciones y afiliaciones se requieren mes a mes?
  • Gastos operativos. Cositas como el marketing y la comunicación para dar a conocer la marca
  • Costos legales. ¿Vas a tener un abogado que sirva de consultor y que te evite futuros dolores de cabeza?
  • Empleados y freelancers. Si hay cosas de tu negocio que no podés hacer sin ayuda, vas a tener que delegar responsabilidades a una persona especializada.

Conociendo estos puntos, tenés dos alternativas para empezar un negocio con poco dinero o capital: bajar tus costos o lograr un acceso al capital proveniente de fuentes externas. Para lograrlo te presento tienes tres opciones:

Algunas iniciativas de financiamiento para mujeres

  • Premio Cartier:  Vence el 31/8, vale la pena inscribirse, ¡el premio es de U$100.000 más otros beneficios! La marca apoya a mujeres emprendedoras alrededor de todo el mundo, así que no dejes de consultar las bases y condiciones para tu emprendimiento en www.cartierwomensinitiative.com
  • Para las que estén en CABA o en Provincia de Buenos Aires, no dejen de revisar los créditos del Banco www.provinciamicroempresas.com
  • Capacitaciones: Coursera agrupa muchísimos cursos online y gratuitos, de universidades de prestigio mundial, son dinámicos, interesantísimos, con foros de alumnos de todo el mundo, video conferencias, etc. Cada vez más gente incorpora en sus cv los certificados que otorga Coursera al finalizar cada curso. Educación de alta calidad, y gratuita: es.coursera.org

Opción 1: Reducir tus necesidades

¿Cuál es tu primera alternativa? Cambiar el modelo o enfoque de tu negocio para que requiera de menos cosas de la lista de arriba. Pongamos un ejemplo: si estás pensando en dar comienzo al negocio sin ayuda, podés reducir o remover tu costo por “empleados”. ¿Necesitás una oficina? Posiblemente no, ahorrándote este punto podés trabajar —en lo posible— desde casa o en un espacio de coworking. Incluso podés encontrar suministros que sean más baratos o reducir directamente la línea de producción.

Por otro lado, hay gastos que no se pueden evitar. El uso de licencias y gastos legales debe formar parte de todo el marco legal de tu empresa, porque de otro modo puede frenar todo tu proceso de emprendimiento si no los utilizás o registrás de la manera correcta.

Opción 2: El famoso bootstraping 

Esta opción o etapa también se conoce con el nombre de “calentamiento” antes de empezar a emprender más en forma. El bootstraping quiere decir que empezarás con lo básico y fundamental, y no con un negocio totalmente desarrollado (después de todo, de eso se trata: de crecer).

Podés, de pronto, publicar un blog para un nicho determinado, generar audiencia y ganancias con este público y luego ampliar tu rango de acción. Si tenés la posibilidad de empezar tu empresa vos sola, vas a disponer de la ventaja de olvidarte de algunos de los mayores costos iniciales.

Una vez que empieces a ver el flujo de dinero, podés comenzar a invertir tu propio dinero e ir construyendo el negocio que siempre soñaste parte por parte, poco a poco, y no hacerlo todo en una sola instancia. ¡Lento pero seguro!, suele decirse por ahí…

Opción 3: Buscar dinero afuera

Tu tercera alternativa se trata de lograr el financiamiento a través de inversionistas o capitales externos. Ya hemos hablado de diferentes maneras de conseguir capital, pero aquí hay algunas fuentes potenciales:

Para inspirarte, te dejamos este video sobre la importancia de trabajar en el empoderamiento de las mujeres, un mecanismo que resulta siendo beneficioso para toda la comunidad. A nivel global, la brecha salarial entre varones y mujeres continúa siendo dispar, alcanzando el 20%. En Argentina, la desigualdad es todavía más profunda: en la actualidad alcanza el 27%. 

www.empowerwomen.org/es/who-we-are/about-us 

  • Amigos y familia. Suelen ser la opción más fácil de obtener capital extra, porque aunque sea solo una parte del dinero que necesitás, nunca viene mal y toda ayuda es bienvenida.
  • Inversores ángeles. Se trata de personas con posibilidades económicas que apoyan ideas de negocio o startups que están naciendo o se encuentran en su etapa inicial. Típicamente ingresan dinero a cambio de una parte de la propiedad de la compañía (acciones), un sacrificio que siempre debés considerar.
  • Capitalistas de riesgo. Son parecidos a los ángeles inversores, pero están relacionados con organizaciones y, a diferencia del punto anterior, estos buscan negocios que ya existan.
  • Crowdfunding. Es popular por una simple razón: con una buena idea podés atraer financiamiento colectivo para casi cualquier cosa. ¿Tu idea de negocio es innovadora? Entonces el crowfunding será algo a tener más que en cuenta.
  • Préstamos bancarios. Podés abrir una línea de crédito con el banco si tenés un buen historial bancario. Además, te estás financiando a vos misma.

Si tomás alguna de estas alternativas vas a poder reducir significativamente tus gastos de arranque. Sí,  seguramente tendrás que hacer algunos sacrificios, como empezar con algo pequeño, aceptar socios o hacerte de una deuda temporal, pero si estás segura del crecimiento de tu idea de negocio, ninguna de estas “pérdidas” será un obstáculo. La falta de capital o dinero de inversión es un gran reto a superar, pero no te asustes: SÍ SE PUEDE.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()