Sophia - Despliega el Alma

Hijos

3 mayo, 2019

Chicos conectados: los riesgos que acechan online

Grooming, sexting y cyberbullying son algunos de las amenazas a las que se enfrentan niños y adolescentes con el uso de la tecnología. Informarnos y orientarlos son las herramientas fundamentales que tenemos a la hora de brindarles contención y acompañamiento.


Por Carmen Ochoa

Llamados “nativos digitales”, los niños y adolescentes de esta generación pasan muchas horas del día conectados, descubriendo el inmenso mundo virtual que ofrece Internet. Sin embargo, esta red no solo proporciona el beneficio del conocimiento, la socialización y el entretenimiento… Allí también abundan los peligros y nuestros hijos pueden quedar expuestos a ellos.

El 60% de los chicos encuestados recibió una solicitud de contacto de desconocidos; 1 de 3 vivió una situación incómoda en la web; el 34% dijo no tener reglas o límites en el uso en Internet y el 37% afirmó que sus padres no están al tanto de los perfiles que tienen en sus redes sociales. Fuente: Argentina Cibersegura.

Grooming, sexting o ciberbullying son los riesgos más temibles que, a través de Internet, afectan la seguridad e integridad de los niños y, como adultos responsables, no podemos mirar para otro lado.

“Es sumamente importante estar informados, saber qué plataformas o aplicaciones son las más usadas por nuestros hijos y quienes son sus contactos en las redes sociales. Y esto se logra en base a una comunicación fluida con ellos. Acompañarlos en la adopción y uso de las nuevas tecnologías es la mejor acción que podemos emprender y, ante algún conflicto, la escucha, comprensión y ayuda serán la mejor resolución y la base del proceso de aprendizaje” afirma Javier Lombardi, Mentor Educativo de Argentina Cibersegura, organización sin fines de lucro que trabaja para crear un espacio digital resguardado, a través de actividades de concientización y educación.

Acompañar a los chicos en sus conexiones es clave a la hora de resguardarlos.

Según un estudio realizado por esta ONG, el 60% de los chicos encuestados recibió una solicitud de contacto de desconocidos; 1 de 3 vivió una situación incómoda en la web; el 34% dijo no tener reglas o límites en el uso en Internet y el 37% afirmó que sus padres no están al tanto de los perfiles que tienen en sus redes sociales.

Grooming, cuando no todo es lo que parece

En el año 2013, tres hermanos de entre 9 y 11 años aceptaron como amiga en Facebook a “Nina Rodríguez”, una adolescente de 13 años, a pesar de no conocerla. Nina conversó con ellos sobre temas de su edad hasta que comenzó a seducirlos, mandarles fotos pornográficas y pedirles que se desnudaran frente a la webcam. Sus padres los descubrieron e hicieron la denuncia.

Esta fue la primera detención por Grooming en nuestro país, ya que detrás de la pantalla no había ninguna Nina, sino un hombre de 24 años, profesor de Educación Física, que daba clases en colegios y tenía varios perfiles en las redes sociales para corromper a menores.

El Grooming es un delito que consiste en el acoso sexual y virtual a niños y adolescentes por parte de un adulto. El acosador simula tener la misma edad, a través de un perfil falso para establecer una conexión y control emocional con el fin de disminuir las inhibiciones de los chicos. A través de la manipulación, el adulto consigue que el niño se desnude o realice actos de naturaleza sexual.

“Los hechos ligados a menores son los que más impactan. Sus derechos son vulnerados desde el primer minuto y el daño que les genera puede afectarlos por siempre. Por eso, como padres y adultos, debemos escuchar y contener al niño, para entender plenamente la situación que está viviendo”,recomienda Lombardi.

Juventud, divino tesoro

En una etapa marcada por los cambios físicos, emocionales y sociales, los adolescentes buscan tener mayor libertad y vivir nuevas experiencias, sin reflexionar mucho en las consecuencias. Frente a este panorama ¿de qué forma podemos prevenir y mantener un diálogo abierto con los jóvenes cuando, la mayoría de veces, se niegan a escuchar nuestros consejos?

CÓMO HACER LA DENUNCIA
•  El Grooming es un delito que se encuentra descripto en el artículo 131 del Código Penal.
• No hay que borrar ni reenviar, sino guardar, las conversaciones o información que pruebe la interacción entre el menor y el groomer.
• La denuncia se puede realizar online enwww.fiscalias.gob.ar/en-linea, telefónicamente al 0800-33 (FISCAL) 347225, y de forma presencial en cualquier comisaria.
• Para Sexting o Ciberbullying se recomienda contactar a un profesional (abogado) que nos pueda asesorar al respecto, según el caso.

Lombardi afirma que “los chicos van a querer guardar reserva sobre algunos hechos o situaciones que vivieron o experimentan. Por eso es clave estar atentos a sus cambios de hábitos, costumbres y humor, para ayudarlos. También sirve interactuar con los padres de sus amigos, los compañeros de colegio o del club, para complementar la visión acotada que, muchas veces, tenemos sobre la vida diaria de nuestros hijos”.

Una de las amenazas más vividas por los adolescentes es el sexting. Se trata del envío de fotos, mensajes o videos sexuales que, la mayoría de veces, se manda sin que la otra persona quiera recibirlo, o sin haber dado el consentimiento para reenviarlo, perdiendo el total control de la privacidad. En muchas casos, quienes reciben este tipo de información erótica son niños y los jóvenes son los protagonistas del material creado de forma íntima, privada, y no para su difusión.

Los adolescentes pueden caer en las redes del sexting vulnerando su intimidad.

Por eso, lo que más preguntan los padres en Argentina Cibersegura es si deben revisar el contenido que sus hijos navegan en internet, postean en sus redes o las conversaciones de chat que mantienen con sus pares.

Lombardi responde que “los chicos deben poder vivir un equilibrio entre el control y el descontrol. Cuando recién acceden a la tecnología, es muy importante estar atrás de ellos, utilizar una aplicación de control parental y ponerle límites al material que navegan. En la adolescencia, el control no es efectivo: si les impedís algo, buscarán la forma de sortear el límite y si les prohibimos que utilicen una determinada app o pedimos tener acceso a sus cuentas, lo más probable es que se abran una nueva cuenta, a la cual no podamos acceder”.

La clave es tener mucho tacto con ellos.

#NoDaCompartir

El hashtag fue parte de la campaña creada por Unicef y el Inadi, con el fin de prevenir y concientizar sobre la discriminación online, también llamada ciberbullying, resaltando que “lo que daña en el mundo virtual también daña en la vida real”.

El ciberbullying consiste en molestar, amenazar, maltratar o acosar a una persona, a través de la tecnología. Puede ser difundiendo falsos rumores, videos o fotos humillantes, o agrediendo con comentarios.

El ciberbullying consiste en molestar, amenazar, maltratar o acosar a una persona, a través de la tecnología. Puede ser difundiendo falsos rumores, videos o fotos humillantes, o agrediendo con comentarios. Una vez que se expande viralmente, no solo es muy difícil de detener, sino que puede permanecer online, afectando a la víctima por mucho tiempo.

Las redes sociales, el nuevo espacio de sociabilidad donde se encuentran chicos y jóvenes.

“Recuerdo un caso de ciberbullying, en donde la víctima –un menor– fue cambiado varias veces de colegio esperando que, con esta acción, la situación disminuya o desaparezca. Sin embargo, como adultos, no lográbamos entender que los chicos, a través de sus redes sociales, poseen un canal de comunicación diario, en donde reflejan su vida entera”, reflexiona Lombardi.

Para evitar el ciberbullying existen dinámicas que se trabajan en las escuelas, pero también es tarea de los padres conversar con sus hijos acerca de los cuidados que deben tener siempre presentes, como mantener en privado su información personal, contraseñas, fotos y videos, además de no formar parte de estos actos, ya que el anonimato que brindan las pantallas alienta y promueve el acoso.

La realidad es que controlar la seguridad informática de forma absoluta es imposible. Sin embargo, es necesario estar informados y orientar a los chicos para que asimilen las buenas practicas a la hora de moverse online. De esta forma, no solo les dejaremos en claro que ellos también son responsables de la manera en que utilizan Internet, sino que además estaremos allí para acompañarlos con todo nuestro apoyo e información, para aprender juntos.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()