Sophia - Despliega el Alma

Artes

8 noviembre, 2018

Chicas de Nueva York

Desde que descubrió que el dibujo podía ser una gran herramienta para expresar su punto de vista y su interés por los demás, la ilustradora rusa Jenny Kroik pasa sus días capturando la diversidad en los rostros de los habitantes de su ciudad por adopción. ¿Cómo es vivir y dibujar en la Gran Manzana?


“Intento registrar un momento fugaz o un sentimiento, y resaltar la maravilla en todos los que veo”, dice la ilustradora rusa Jenny Kroik desde Nueva York.

Nacida en San Petersburgo, la artista se mudó a Israel con su familia en 1989 y vive desde hace quince años en la ciudad estadounidense, su mayor fuente de inspiración.

En los últimos años, fue docente del City College de Nueva York, coordina talleres de arte y lleva años ilustrando libros, revistas, campañas publicitarias y sitios web. Además, exhibe sus trabajos en galerías de arte.

Pudimos conversar con Jenny vía web y, a la primera pregunta sobre sus fuentes de inspiración, respondió, muy resuelta:

¡Me fascina la gente! Siento curiosidad por las personas, siempre estoy mirando qué hacen. También me inspira el acto de pintar en sí mismo, y poder encontrar ideas interesantes. Me gusta pensar en mi próxima pintura como un acertijo que tengo que resolver”.

“Amo la diversidad de rostros que veo y los barrios de la ciudad, cada uno con su carácter y estilo. Me interesan las diferentes formas en que vive la gente”.

–¿Cómo es vivir y trabajar en Nueva York?

–Es una ciudad maravillosa porque siempre está pasando algo. Vivir aquí te permite acceder a eventos artísticos y a actividades que no existen en otros lugares. Además, estoy rodeada de artistas, y tenerlos cerca me motiva para crear cosas nuevas; también conversamos sobre lo que hacemos y por qué.

–¿Qué hay en la vida urbana que te atraiga específicamente?

–Amo la diversidad de rostros que veo y los barrios de la ciudad, cada uno con su carácter y estilo. Me interesan las diferentes formas en que vive la gente, la riqueza de todo eso. Además, están los museos, las galerías, las librerías, la arquitectura y el Central Park, un lugar mágico donde se combinan áreas de tranquilidad con otras más bulliciosas y gente siempre interesante.

–¿Qué recuerdo rescatás de tus primeros años en Rusia?

–Me acuerdo del Sasnovka, un parque que teníamos cerca de casa. Ahí vi una mariposa por primera vez y me asustaba lo profundo que era el estanque del lugar. En invierno, los toboganes estaban helados y era divertido deslizarnos y jugar con bolas de nieve con mi padre y mi hermana.

–¿Y de Israel?

“Me gustaría decirle a la gente que el arte es realmente sanador y animar a otros para que le hagan un espacio. Que lleven un diario y documenten su vida: que dibujen, hagan crochet, fotografíen, recojan muestras de hojas. ¡Que hagan cualquier cosa que puedan imaginar!”. 

–Viví allí entre los 5 y los 19 años, y desde que me fui, extraño el tibio mar Mediterráneo. Recuerdo un día en especial, a los 12 años, cuando me senté con mi abuela en la playa e intenté dibujar la puesta de sol con lápices de colores.

–¿Cual es tu mejor hora de día y lugar para dibujar?

–Pinto en mi mesa de trabajo a la noche, y durante el día camino y voy dibujando personas y espacios. Me gusta encontrar lugares altos y quedarme ahí: ver a las personas ir y venir.

–¿Un libro de ilustración favorito?

–Acabo de comprar The Parisianer 2050 ¡y es buenísimo! También me encantó el catálogo de la Feria del Libro Infantil de Bolonia, y me gustan los anuarios de ilustradores.

–¿Hay algo más que quieras compartir?

–Me gustaría decirle a la gente que el arte es realmente sanador y animar a otros para que le hagan un espacio. Que lleven un diario y documenten su vida: que dibujen, hagan crochet, fotografíen, recojan muestras de hojas. ¡Que hagan cualquier cosa que puedan imaginar! El arte permite decir: “Esta es la historia de mi vida”, y cada uno puede expresarlo a su manera.

Descubrí su maravilloso mundo en www.jennykroik.com

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

No está conectado a MailChimp. Deberá introducir una clave válida de la API de MailChimp.

Comentarios ()

Más de Artes

Canto del camino abierto

Simple, profundo, perfecto. En este poema que integra la obra Hojas de hierba, Walt Whitman ofrece una mirada cabal de la vida, a través de una invitación ineludible: andar el universo como almas viajeras. ¿Listos para comenzar la travesía?

Lecturas de verano: 12 títulos recomendados para...

Llegó enero y con él, un tiempo más lento para disfrutar de uno de los grandes placeres de la vida… demorarnos con una buena lectura a cualquier hora del día. Como todos los años, les acercamos nuestras lecturas elegidas e invitamos a amigos y referentes a compartir sus preferencias. ¡Buenos viajes!

La vida entre libros: cuatro escritoras para...

Camila Fabbri, Delphine de Vigan, Brenda Lozano y Tatiana Tibuleac nacieron en distintas partes del mundo, pero sus destinos están unidos por el hilo invisible de la escritura. Te invitamos a conocerlas.