Sophia - Despliega el Alma

6 noviembre, 2019

Mi vida con Sophia

Hola, queridas amigas. Les escribo y pienso, en este mismo instante, que somos muchas, pero somos una. Ustedes (las que hacen y las que leen Sophia), y yo. Entonces fantaseo con que ustedes y yo estamos cerca, somos amigas, nos contamos cosas de nuestras vidas y compartimos una tarde al aire libre, con masitas ricas y café.

Les digo que soy de Buenos Aires, que me gusta leer, que enviudé muy joven y tuve que criar sola a mis tres hijos. Que esos tres pichones ya crecieron y un día volaron de casa. Que me gustan los años vividos, aún aquellos que pasaron llenos de pena.

Ustedes también tienen sus historias, claro. Me las comparten, lloramos y reímos como locas. Nos damos un fuerte abrazo después.

Y es así como, a través de ese encuentro imaginario (que es mucho más real que otros de carne y hueso), me siento acompañada, fuerte, valiente, querida. Por eso les quiero agradecer toda esta vida entera que llevamos juntas (¡20 años son los que tiene mi hija menor!). Las sigo desde que salió el primer número, en 1999 y en cada nota encontré eso que tan bien saben hacer: ayudar a desplegar el alma.

A veces me pregunto si ustedes y yo no estaremos hechas del mismo polvo de estrellas… Me digo que sí, que claro que sí, que todas nosotras somos un collage perfecto hecho con pedacitos del universo.

¡Gracias por existir!

Susana Reinoso




Comentarios ()