Sophia - Despliega el Alma

13 abril, 2022

Lo femenino


¡Hola, grupo Sophia!
Agradezco la invitación a convertir en palabras mis emociones.
Cada 8 de marzo revivo el orgullo de haber nacido MUJER.
Por la fortaleza que debemos experimentar cuando nos enfrentamos a distintas situaciones, en este mundo hecho a medida de una sociedad patriarcal.
Por animarnos a alzar la voz ante las injusticias de género, aunque el dolor y el miedo nos oprima.
Por el privilegio divino de ser madres, o lo que considero el grado más elevado de amor, siendo madres de los hijos no paridos.
Orgullo por la manera sutil de andar los caminos más duros. Orgullo por la capacidad de guardar silencios que corroen, pero nos hace grandes de corazón; orgullo por levantar cada nuevo día un estandarte de amor y paz.
Y pienso en este instante en esas mujeres que están atravesando el horror, siendo parte de una guerra siempre injusta, o las que abandonando sus casas cruzan fronteras para proteger a sus hijos y elevan sus oraciones al cielo por la vida de sus familiares, así como las que van al frente exponiendo su integridad para auxiliar a las victimas.
¡Nuestra lucha es dura pero incansable!
Quisiera despertar esos sentimientos de solidaridad y empatía que nos caracterizan, en aquellos que tienen el poder de detener el Holocausto.
El futuro de la humanidad depende de un principio conciliador, para realzar los valores masculino-femenino y, en pos de esa polaridad, alcanzar una vida plena y una sociedad armoniosa.

Mirta Bacalini




Comentarios ()