Sophia - Despliega el Alma

16 marzo, 2022

El sentido de la vida


Una vez le dije a un amigo: la muerte me conecta aún más a la vida. Un ser querido había fallecido inesperadamente y esto me llevó a ese lugar donde uno no quiere volver a estar.
Mucho tiempo atrás, mi único hermano falleció a raíz de un accidente. La noche anterior tuvimos una charla que nunca habíamos tenido antes. Él, 16 y yo 18. Nos habíamos propuesto buscar por otros lugares, conocer nueva gente. Esa noche nos hicimos amigos. Yo, en mi último año de secundaria, en mis últimos años del profesorado de música, alumna perfecta, organizada para estudiar ante un examen, enojada porque había tenido un aplazo. Y mi hermano murió.
De pronto, mi familia no era la misma. Sólo seguí con lo que sentí que debía hacer. Hasta que diez años después, ante otra muerte significativa, tomé contacto real con el dolor. Me dejé caer, mi cuerpo lo sintió y necesité buscar ayuda. Lo que siguió fue una constante búsqueda de bienestar, de autoconocimiento, de ser fiel a mí misma, de seguir lo que siento de corazón, de dejarme llevar por mi intuición, de disfrutar. Sin saberlo, yo seguí nuestro plan.
Como dije, la muerte me conecta más a la vida. Siempre es el aquí y ahora, las bendiciones que me rodean, el amor que me rodea y que doy, lo que genero de corazón. Las risas, el llanto. Abrirme y cerrarme. Permitírmelo sin miedo. Es la vida.

Mónica Falco




Comentarios ()