Sophia - Despliega el Alma

18 diciembre, 2019

Alcanzar la sabiduría

Tenía 13 años cuando el profesor de historia, Doctor Pingas, nos leyó la historia bíblica de Salomón y su elección por la sabiduría cuando Dios le preguntó qué don elegía para concederle y, con él, obtuvo todos los demás.

En ese momento decidí que eso quería para mi vida y siempre intenté, desde entonces, elegir en función de aquello que, mirando hacia atrás, me haría sentir en el futuro que había tomado el camino correcto.

Una de las claves fue saber que, para pelear se necesitan dos, por lo tanto, era mejor buscar el mejor momento para hablar y aceptar otras opiniones, aún conservando las diferencias.

Hacer las cosas lo mejor posible, esperando el mejor resultado, y aunque no se de, siempre aprender y sentirme orgullosa del trabajo bien hecho.

Actuar de buena fe y, si me equivoco, pedir disculpas. Acercarme al otro; la vida es corta para rencores inútiles. Ponerme en su lugar y comprender que cada uno a veces hace lo que puede y no solo lo que quiere: somos nosotros y nuestras circunstancias.

Y cada día agradecer a Dios por estar bien junto a mis seres queridos.

Mónica Motta




Comentarios ()