Sophia - Despliega el Alma

25 agosto, 2021

Abrazar


ABRAZOS ❤️
Hablar de abrazos, es hacer mención a una herramienta fácil y profunda de ofrecer amor. En el cruce de dos brazos, está el poder abarcador de la compasión, de la unión de dos corazones latiendo a distinto ritmo que sincronizan por un instante.
La importancia de dar o recibir un abrazo radica en nuestra naturaleza. Necesitamos desesperadamente estar cerca, sentirnos contenidos en el cuerpo y en el alma, por otro como nosotros. Ese otro que, seguramente al ofrecer un gesto de amor, siente que está ofreciendo lo que tiene sin reservas. Y al que recibe, que es importante para alguien, al menos por un momento.
Que se multipliquen los brazos extendidos, al encuentro con otros, para sentirnos más amados, más seguros, más completos y humanos.

Mabel Castillo

◊◊◊◊◊◊◊

Adoro abrazar y que me abracen, es la expresión de unir dos almas, no importan la edad ni los prejuicios, allí está nuestro Ser.
¡¡Gracias y un abrazo al equipo de Sophia!!

María Marta Sosa

◊◊◊◊◊◊◊

Abrazar para mí es muy importante, es sentir y sentirme, es amar y ser amado, va mas allá de las palabras. Abrazar es acercar nuestro corazón al otro. Se siente tan diferente a la palabra y a la mirada, que también son importantes, pero ese acercar sana, revitaliza, da respiro y paz. En este momento me abrazaría con mis hijas y con aquellas amigos y amigos del alma, aquellos que saben lo que significa un abrazo.

Elsa Fernández

◊◊◊◊◊◊◊

Leer la nota de Amma, tan emocionante, me impulsó a escribir.
El abrazo es la más genuina expresión del amor. Esto lo descubrí ya grande cuando era (nunca se deja de serlo) catequista. Alguien me abrazó con intensidad y sentí el amor de Dios.
Supuse que así nos abrazaría Él.
Mucho más grande, en los retiros de Emaús, el abrazo es fundamental, porque contiene, porque te dice “yo te acompaño”, “estoy a tu lado”, “no estás sola”. Y nuevamente te hace sentir el amor de Dios, o el nombre que cada uno le quiera poner. Un ser superior que es todo amor, el más puro.
Lo pongo en práctica cada vez que puedo. Ahora, con la pandemia, buscamos otras formas de expresar lo mismo, pero no es igual.
Abrazos y sonrisas.
Cariños,

Quequi Marchesi de Marull




Comentarios ()