Sophia - Despliega el Alma

Sabiduría

26 enero, 2024

Carta para una niña recién nacida

En un texto conmovedor, la traductora y escritora austríaca Susanne Schaup le cuenta a la pequeña hija de una integrante de Sophia por qué vale la pena celebrar la vida y honrar el amor por sobre todas las cosas.


Fotos: Pexels.

Por Susanne Schaup

Tengo una amiga en Argentina. Ella dio a luz ya entrada en la edad adulta, y muy probablemente, vos serás su única hija. Con el apoyo de tu padre y su cómodo hogar, tu mamá pudo prepararse para tu llegada y disfrutar de su embarazo. Debés haber sentido cuán bienvenida y amada eras, incluso antes de llegar a este mundo.

Tu madre se ocupó de generar un ambiente de paz y armonía, porque sabía que cualquier atisbo de estrés y ansiedad se transmitirá a tu pequeño organismo en desarrollo. También sabía que era importante resguardarte lo más posible de ruidos y sonidos que fueran fuertes o desagradables. Hizo sonar música suave para vos, porque entendía que un niño por nacer escucha, y las vibraciones de sonido a las que se expone su madre lo afectan. El embrión, todavía parte de ese sistema biológico maternal, no tiene la facultad de ver o de respirar por sí solo, pero sí cuenta con el sentido del oído desde un estadio muy temprano de desarrollo. En la evolución de la especie humana, este es el primer sentido que se despliega y el último en desaparecer; cuando entramos en coma, o en el proceso de morir, mientras las funciones vitales abandonan el cuerpo, todavía podemos oír. 

Esta bellísima carta que escribió Susanne desde Austria está dedicada a Aurora, la pequeña hija de nuestra compañera Carolina Cattaneo, que nació en mayo de 2023.

Tu mamá eligió la música que le parecía más agradable y relajante para que escucharas, como algunas piezas de música clásica. También, mientras estuvo de licencia por maternidad, se dedicó a todas las actividades que ama: puso las manos en la tierra para hacer jardinería, tejió algunas vestimentas para vos, cocinó, paseó a su tan querida perra (a quien pronto conocerías) y visitó a familiares y amigos.

Y un buen día llegaste. Una estrella fugaz debe haber cruzado el cielo, porque, como dice el dicho, este tipo de eventos celestiales ocurre cuando nace una nueva vida. Tu mamá dio a luz a una niña saludable. Quiero que sepas que tu papá estuvo a su lado durante tu nacimiento, compartiendo la agonía y la felicidad del parto con ella. Acordáte que no todos los padres están dispuestos a acompañar, o no tienen la capacidad para hacerlo. Cuando ocurre, como en tu caso, se genera un vínculo entre los tres como ningún otro en el mundo. Damos por sentado el lazo íntimo entre una madre y su hijo o hija, pero existen también otros, como entre el marido y su mujer o entre el padre y quien nace. Realmente podemos decir que ambos, tu mamá y tu papá, te trajeron al mundo.

En el precioso cuento de hadas “La bella durmiente”, cuando nace la princesa, doce hadas madrinas se presentan con regalos como “belleza”, “virtud” y “riquezas”. También hay un hada malvada, pero su hechizo es neutralizado y el final del cuento es un final feliz.

Yo no soy un hada, y tampoco sé si soy una mujer sabia, pero no estoy pensando ni en belleza, ni en virtud, ni en riquezas como los regalos que te otorgaría si tuviera el poder de hacerlo. Más bien, te deseo que el hogar estable y amoroso en el cual has nacido sea tuyo por cuanto tiempo lo necesites. Te deseo el tipo de amor paternal y maternal que te brindará un sentido de seguridad y de estabilidad interna que ninguna eventualidad pueda romper o resquebrajar. Este amor es incondicional y no es posesivo, y podés contar con él ya que siempre te va a apoyar, incluso cuando tu papá y tu mamá ya no estén. Es un amor que no te limita. Por el contrario, te permite ser libre, para que vayas a donde quieras ir. Te da la libertad de aprender de tus propios errores, la mejor —sino la única—, manera de incorporar las lecciones de la vida. Como señaló Carl G. Jung, el error y el desvío son el camino más corto hacia el Sí mismo.

«Yo no soy un hada, y tampoco sé si soy una mujer sabia, pero no estoy pensando ni en belleza, ni en virtud, ni en riquezas como los regalos que te otorgaría si tuviera el poder de hacerlo. Más bien, te deseo que el hogar estable y amoroso en el cual has nacido sea tuyo por cuanto tiempo lo necesites».

Espero que tengas un propósito, más allá de tan solo avanzar por la vida en la lucha por llegar a fin de mes, lo cual de por sí es muy difícil para tanta gente. Deseo que puedas encontrar un camino con corazón, que es mucho más que simplemente buscar abrirte paso con un trabajo rutinario, placeres rutinarios y pasatiempos rutinarios. No vivas una vida gris y convencional solo porque parezca lo más fácil. No tenés que trepar la escalera del éxito y la ostentación. No tenés que ser una “súper mujer” en la cima de su carrera, ni una mamá y ama de casa mega eficiente. Podés convertirte en todo eso, pero quizás no sea la ruta directa hacia la felicidad, aquella que te de satisfacción real y crédito, tanto a vos misma como a tus padres. Espero, desde el fondo de mi corazón, que puedas elegir la vida que quieras realizar. 

Seamos honestos: estás llegando a un mundo arduo. Hay problemas que vos no creaste y con los cuales vas a tener que lidiar. Existe un legado pesado que va a demandar de todo tu ingenio y fortaleza para ayudar a encontrar soluciones a la crisis global. Nuestro mundo es un mundo inestable. No hay seguridades ni garantías. Vas a tener que definir por vos misma tus propios estándares, tu propia ética y el tipo de amistades que quieras cultivar y las relaciones que quieras forjar.

Ya nada está dado como en generaciones previas, cuando un determinado estilo de vida era aceptado y común a toda la comunidad, la clase o la nación. Eso se terminó. Contás con toda la libertad de poder elegir tu forma de vida. Esto asusta, en especial para una mujer. No hace tanto, a las mujeres no les era permitido estudiar en la Universidad junto a los hombres, y muchas de las profesiones y los trabajos calificados no estaban abiertos a las mujeres. El único camino posible era casarse con alguien respetable, a menudo elegido por los padres, lo cual en algunas partes del mundo todavía se mantiene vigente. 

Será distinto para vos. Tu propia fortaleza, alimentada por el amor que nutrirá tu infancia, es la única seguridad que tendrás. Es tu fuente de empoderamiento, tu faro en la oscuridad. El amor que recibas y la capacidad que engendra en vos, es la mejor guía que puedas tener en la vida. 

Confiá en ese amor, es un aliado muy poderoso, una energía vital. Yo lo llamo “invencible”, no porque así lo dice la Biblia, sino porque la experiencia me lo ha enseñado, y sé lo que ocurre cuando el amor es deficiente. Como seres humanos, todos somos responsables de esto. 

Toda vida nueva es un nuevo comienzo. Confío en vos, la hija de mi amiga. Sabés… tu mamá y yo nunca nos conocimos en persona. Ella vive de un lado del océano y yo del otro. De todas formas, nuestra amistad se sostiene desde hace años. Ambas hemos compartido algunos de nuestros pensamientos más íntimos y preocupaciones más cercanas a nuestros corazones. Esto no se hace salvo que haya amor, y por eso yo la considero mi querida amiga. Espero que vos, también, tengas amor para dar como tu mamá. Espero que vos, también, tengas grandes amistades. Espero que vos, también, descubras que el amor que das te vuelve multiplicado. 

No hay nada mejor que pueda desearte. Que Dios te bendiga.

Susanne Schaup

Traducción: Clementina Escalona Ronderos

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

No está conectado a MailChimp. Deberá introducir una clave válida de la API de MailChimp.

Comentarios ()

Más de Sabiduría

Símbolos para iluminar la incertidumbre

En este año de profunda transformación, los lenguajes simbólicos nos ayudarán a atravesar una de las pruebas más difíciles del camino de la vida. ¿Qué tienen para decirnos del ocho, el infinito, la Justicia y la Estrella sobre este apasionante tránsito?

Leandro Pinkler: “La plenitud posible para el...

Durante milenios y desde tiempos remotos, la Humanidad encontró respuestas a sus preguntas fundamentales en las llamadas tradiciones sagradas. Un nuevo libro bajo el sello del Malba rescata la sabiduría de sus principios comunes.

Los inexorables vientos de cambio de Plutón y el...

Este domingo 21 de enero de 2024 el Sol y Plutón entran en conjunción con el signo de Acuario, iniciando así un período de turbulencias y transformación. ¿Cómo aprovechar los desafíos evolutivos de esta energía tan compleja como poderosa?