Sophia - Despliega el Alma

Inspiración

5 abril, 2019

¡Animate a despegar!

Alejar los miedos, valorar nuestros talentos y abandonar ciertas zonas de confort... ¿No te parece que es hora de atender el llamado?


jonas-dios-luz-mar

¿Estás a punto de iniciar un nuevo camino en tu vida y eso te inquieta? Como dice el libro del Eclesiastés: hay un tiempo para todo. Un tiempo para plantar y un tiempo para cosechar. Quizás sea hora de tomar la gran decisión y… ¡emprender vuelo!

Claro que da vértigo: todo despegue trae aparejados ciertos imprevistos y ese tipo de sucesos siempre desconcierta. Despertar lleva tiempo y, llegado el momento de abrir de par en par los ojos, nos preguntamos si en verdad valía la pena romper con ese sueño conocido que es nuestra rutina.

“Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa: Tú puedes aportar una estrofa”.

Walt Whitman

Aún cuando algo nos dice que debemos salir, saltar y reciclarnos de una vez por todas, todos carreteamos en falso una y otra vez.

¿Qué buscamos?

Tener el coraje suficiente para desplegar la propia luz. Se trata de encontrar la manera de poner en valor nuestra esencia, el sentido que nos llama y aguarda pacientemente por nosotros.

¿No te parece que es tiempo de atender esa llamada?

Si tu respuesta es “sí”, nada mejor que impedir que te arrastren la inercia o el temor, y animarte a brillar de una vez por todas. Tal vez sea tiempo de reconocer tu talento y así poder abandonar el oscuro vientre de la ballena, como Jonás.

¿Querés saber cómo hacerlo? Leé la nota completa acá.

Nuestro miedo a la luz

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

No está conectado a MailChimp. Deberá introducir una clave válida de la API de MailChimp.

Comentarios ()

Más de Inspiración

Esos objetos que tanto queremos

El costurero de la abuela. Una pala de jardinería. El mantel bordado que solo se saca en ocasiones especiales… En la era de la obsolescencia programada, un recorrido a través de esos tesoros heredados que conservamos y seguimos usando.

El arte de caminar

Nos hace bien al cuerpo, pero también al alma: peregrinar es una forma de conectar con lo sagrado. En estas líneas, una caminante y viajera apasionada comparte pensamientos y hallazgos sobre la filosofía de andar.

Banquinas: el encanto de mirar al costado

“Te fuiste a la banquina”, nos dicen cuando hacemos (o decimos) algo fuera de lugar. ¿Y si salirse del camino no estuviera tan mal? ¿Y si nos estuviera haciendo falta mirar por fuera del itinerario pautado para andar con pasos más genuinos?