Sophia - Despliega el Alma

Sociedad

18 agosto, 2021

Amma, la mujer que dedica sus días a abrazar a las personas

Nació en la India y, desde pequeña, sintió el dolor de otros como propio. Conmovida por la pobreza y el sufrimiento que veía a su alrededor, supo que quería ayudar. Así comenzó con esta práctica tan simple como profunda: abrazar a la gente sin esperar nada a cambio. Te invitamos a descubrir su increíble historia.


La espera es en silencio. En el aire, la energía de la multitud vibra. De pronto, Amma aparece vestida de blanco con un largo collar de flores y sonríe observando a quienes llevan horas, incluso días, aguardando para verla. Un bindi de color blanco y rojo -que representa el “tercer ojo”, la energía fundamental- reluce justo en medio de su frente. Mientras la fila avanza despacio, las lágrimas bañan los rostros de quienes se acercan para fundirse, cuerpo a cuerpo, con ella. Entonces despliega amplios los brazos en señal de que ha comenzado formalmente ese mágico ritual con el que, cada uno de sus días, intenta consolar a los que sufren y les brinda unos instantes de amor sincero. Se trata de una ceremonia simple: el amoroso ritual del abrazo ha comenzado.

Aunque su nombres es Sri Mata Amritanandamayi Devi, todos la llaman Amma, que en lengua tamil significa “Madre”. Nacida en 1953 en Kerala, India, lleva la mayor parte de su vida dedicada a acompañar y a aliviar el dolor de otros. ¿De qué manera logra esa comunión con cada una de las personas que llegan hasta ella? Por medio de ese gesto físico que libera penas y une almas. Imposible hacer un cálculo certero, pero quienes la acompañan estiman que a lo largo de los años Amma ha abrazado a más de 38 millones de personas alrededor del mundo (casi una Argentina entera). Y cada vez que le preguntan por qué lo hace, día tras día y sin detenerse, siempre brinda la misma respuesta: “No podría dedicarme a hacer ninguna otra cosa”.

“La existencia humana no tiene sentido sin valores espirituales. Son estos valores los que extienden el alcance de la espiritualidad en todas las áreas de la vida, todas las esferas de acción, incluida la ciencia. En este sentido también, la mezcla de ciencia y espiritualidad -tecnología y compasión- es la necesidad de la hora: la ciencia y la tecnología deben progresar con respeto por el planeta y todas sus criaturas”.

Fue al ver la pobreza y el dolor que reinaban a su alrededor, que decidió primero conseguir comida y ropa para llevar a las casas de los necesitados y, más tarde, al darse cuenta de que también les hacían falta contención y compañía, comenzó a abrazarlos y a pasar tiempo con ellos.

Lleva haciéndolo 25 años y asegura que la mueven el amor y la compasión desinteresados hacia todos los seres de la naturaleza. “Amma inspira, eleva y transforma con su abrazo físico y su sabiduría espiritual a quienes atraviesan una situación de sufrimiento”, destacan desde Embracing the World (ETW), la ONG que creó cuando los directores de un orfanato indio le contaron que carecían de fondos para continuar con su labor y no tendrían más remedio que dejar a los niños que allí vivían en la calle. Frente a esa situación, Amma les donó, sin dudarlo, todo el dinero que había ahorrado en su vida. Aquel gesto dio vida a esta entidad que logró alcance mundial y que hoy congrega distintas instituciones y tiene el estatus de Asesor Especial de la ONU.

En busca de una unión espiritual

Pero el abrazo de Amma no es solo corporal. Se trata, más bien, de un encuentro profundo entre seres que, como suele decir, son parte de algo más. “El sentimiento más cercano a nuestro verdadero yo es el amor. Nuestras vidas están destinadas a nacer en el amor, a vivir en el amor y, finalmente, a terminar en el amor. En verdad, el amor no tiene fin; es eterno y conecta todos los aspectos de la creación: a los seres humanos con la naturaleza y con Dios. Por lo tanto, su efulgencia está siempre dentro de nosotros como nuestra propia esencia”, señala esta mujer sabia que atraviesa fronteras para inspirar con su mensaje a otros.

Embracing the World (ETW) es la red internacional de organizaciones humanitarias locales inspiradas en el trabajo de Mata Amritanandamayi Devi que nace con el objetivo de dar respuesta a las 5 necesidades básicas de todo ser humano: alimentos, casa, cuidado de la salud, educación y medios de subsistencia. Desde 2005, ETW tiene el estatus de Asesor Especial de la ONU.

De sus abrazos puede participar cualquier persona. Y sus visitas son tan convocantes que varios líderes mundiales se han acercado a ella, como el Papa Francisco, quien la invitó al Vaticano para firmar juntos la Declaración Universal de Líderes Religiosos contra la Esclavitud. Lo mismo personalidades destacadas como la ambientalista Jane Goodall, quien luego de un encuentro con ella expresó: “Creo que está aquí, frente a nosotros, el amor de Dios en un cuerpo humano”. La escritora Alice Walker, ganadora del premio Pulitzer, a su vez escribió: “Amma presenta el tipo de liderazgo que necesitamos para que nuestro planeta sobreviva. Esta es la persona más heroica que probablemente haya conocido. Porque ella está sentada abrazando a la gente. Esto es lo más heroico que cualquiera de nosotros podría hacer ahora”.

Tan importante es para muchos su figura, que el director de cine francés Claude Lelouch la sumó a la historia de su film Un plus une (2015), una película que narra la historia de un artista extraviado en una existencia vacua y llena de vanidad pero que luego de viajar a la India y encontrarse con Amma (y con el amor verdadero que siente por una mujer), inicia una profunda transformación. 

Retrato de una mujer única

“Mucha gente se pregunta cómo una pequeña niña de una sencilla aldea del sur de la India llegó a ser conocida en todo el mundo como ‘Amma, la madre de todos’. La maternidad, en su sentido último, no tiene nada que ver con tener un hijo, sino con amor, compasión y desinterés. Se trata de entregarse totalmente a los demás”, reflexionan desde su ONG al respecto de por qué esta mujer, a través de ese simple gesto, ha ganado reconocimiento global. Pero a pesar de ser adorada en distintos rincones del planeta, ella elige pasar sus días sin pretensiones. “Cuanto más pequeño es nuestro ego y menos egoísmo tenemos, más puro es nuestro amor. Luego debemos subir gradualmente los peldaños de la escalera del amor para alcanzar este pináculo: el amor divino”, en palabras de la propia Amma que, asegura, para acercarnos a lo sagrado nunca debemos dejar de ser puros como niños: “Sé un principiante, un niño, ante Dios, ante lo divino”, dice.

Mientras tanto, en algún lugar del mapa, sobre todo en los rincones más desfavorecidos y menos visibles, en medio de la pobreza y el dolor por la enfermedad, la guerra y la falta de oportunidades, hay cientos de corazones anhelantes a la espera de poder, algún día, pasar un rato entre brazos…   

Unas palabras sobre el coronavirus

“Si la naturaleza deja de funcionar, el mundo mismo se apaga. Al menos de ahora en adelante, después de experimentar el intenso sufrimiento de esta pandemia, el hombre debería dejar a un lado su egoísmo, dejar de dañar a la Madre Naturaleza y reconocer que ella es la maestra suprema”, expresó recientemente acerca de la pandemia que golpea al mundo entero y llamó a las personas a detener el impacto negativo de sus prácticas sobre el ambiente, a través de acciones conscientes y amorosas para cuidar lo que es de todos: “Tenemos que desarrollar la actitud de que no somos más que sirvientes de la naturaleza. Debemos practicar la humildad, la servidumbre y el respeto y rogarle que perdone todos nuestros crímenes contra ella. Porque, con la pandemia de coronavirus, finalmente nos ha demostrado que ya no tolerará, sufrirá ni perdonará constantemente todas las indignidades que le amontonamos”.

Fotos: Embracing the World (ETW) | www.instagram.com/embracingtheworld.official

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

No está conectado a MailChimp. Deberá introducir una clave válida de la API de MailChimp.

Comentarios ()

Más de Sociedad

“Vine a buscar algo a 14.000 kilómetros de...

Nicole Berstein es argentina, pero desde hace 8 años vive en Australia, adonde viajó en busca de cumplir su sueño: estudiar para hacer del mundo un lugar mejor. ¿Te gustaría conocer su inspiradora historia?

Retrato de la primera ecologista (y por qué...

Mientras en Glasgow tiene lugar la COP26, donde se debate cómo afrontar la grave crisis ambiental que atravesamos, te compartimos la historia de Rachel Carson, la primera científica que se animó a denunciar las consecuencias de dañar indiscriminadamente la naturaleza.

Criar en tribu

Los grupos de crianza contienen, acompañan y apoyan a las madres frente a la soledad de la vida moderna, los miedos y las dudas de la maternidad. ¿Por qué la comunidad es fundamental para vivir y disfrutar a pleno de esta etapa?