Última Edición

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

27 julio, 2018 | Por

Cristina Miguens: “El aborto no es interrumpir, sino terminar con una vida”

La directora de Sophia volvió al Congreso de la Nación para pronunciarse a favor de la vida y acercar a los senadores su postura en contra de la legalización del aborto. "No es cierto que sea una demanda de las mujeres más pobres", sostuvo. Mirá el video.

 

El miércoles por la tarde Cristina Miguens, directora de Revista Sophia y presidenta de la Comisión Directiva de Fundación Alumbrar, volvió a exponer en el Congreso para acercar a los senadores una profunda reflexión acerca de por qué es importante defender la vida de los niños por nacer. En el marco de una jornada con exposiciones a favor y en contra de la legalización del aborto, Cristina compartió una experiencia muy personal: el caso de Clara, una adolescente a quien cobijó mientras cursaba un embarazo no deseado y cuya hija Valentina la acompañó visiblemente emocionada durante toda la exposición, para dejar en claro que a la hora de decidir si tener o no a su hijo, las jóvenes carecen de una contención adecuada y, de recibirla, la mayoría cursaría su embarazo para dar a luz a ese hijo.

Tal como expresó en Diputados durante el mes de abril, cuando se dio inicio al debate, Cristina volvió a hacer hincapié en la desigualdad de derechos que supone tomar la decisión de abortar. “Es un abuso de poder por parte de esa mujer por sobre la vida de su bebé, que no tiene voz”.  Asimismo, desestimó la idea de que el aborto sea una conquista de la lucha del feminismo, en cuyas ideas se crió (es hija de la cineasta María Luisa Bemberg, directora de las películas Yo, la peor de todas y Camila, entre otras).  “Para mí el aborto no es necesariamente sinónimo de feminismo, porque contradice lo mas profundo del movimiento, que surgió para confrontar la discriminación y el abuso de poder por parte de los varones”, destacó y reconoció que se puede ser feminista y estar en contra del aborto.

Por otra parte, consideró que el aborto no es una prioridad de salud pública e instó a relativizar los presupuestos con los que se pretende justificar la necesidad de dicha ley. “No es cierto que sea una demanda de las mujeres más pobres. La reciente encuesta de Ipsos confirma que el 57% de las mujeres de menores recursos está en contra del aborto”.

Para cerrar su exposición, eligió dejar en claro que en verdad lo que se debate en el Congreso no es la “interrupción” voluntaria de un embarazo: “El aborto es un terminal abuso de poder, aquí no se interrumpe nada, se termina con una vida y esa es una de las más grandes falacias de este debate”. concluyó.

Selfie en el Congreso: Cristina y Valentina, su nieta fruto de un embarazo adolescente.

Mirá el video y compartinos tu punto de vista.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()