Invierno 2017

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Salud

17 Mayo, 2017

Animarse a soltar las redes sociales

Pasar mucho tiempo en Facebook, Twitter e Instagram puede generarnos estados de ansiedad y desasosiego. Por eso, la psiquiatra Sonia Abadi propone reemplazar la sobreexposición a las pantallas, por cosas tan simples y genuinas como escuchar música, pintar o encontrarse con alguien para tomar un café. ¡A soltar!


celular1

Por: Sonia Abadi*

En Estados Unidos se puso de moda, últimamente y sobre todo entre las celebrities, volver a los celulares con tapa. Quienes optan por usar teléfonos plegables, útiles solo para recibir llamadas y mensajes, dicen que el sentido es bajar el nivel de adicción a mirar la pantalla a cada instante y evitar la dependencia a la información y al contenido de las redes sociales.

No me sorprende. A veces mirar excesivamente Twitter me genera  la sensación de estar todo el tiempo quedándome afuera de algo. Twitter −tanto como pueden serlo otras redes como Facebook− es una vidriera donde la gente exhibe lo que piensa y lo que hace. En mi caso, estoy atenta a lo que postean personas que dan charlas y talleres, viajan por trabajo, se reúnen con otras personas interesantes, reciben reconocimientos. Me gusta participar, aprender, opinar, compartir experiencias.

Pero hay días, quién sabe por qué, en los que consumo sobredosis de redes sociales. Y la sensación que me queda al final del día es de cierto malestar. Pienso: “Me estoy perdiendo muchas cosas”, “Me estoy quedando atrás”,  “No estoy haciendo todo lo que tendría que hacer”. Típica resaca de este exceso de estímulos que no logro metabolizar.

La pantalla es, sin duda, un espacio exhibicionista de múltiples tentaciones que produce en el voyeur un estado de excitación permanente con sensación de desosiego, insatisfacción e inadecuación. Algo parecido sucede con las revistas que publican exclusivamente la vida del jet set y de la farándula: puras fotos que muestran gente bella realzando su cuerpo, su ropa, sus posesiones. La experiencia de consumir estos contenidos en cantidades desmesuradas suele ser una mezcla de curiosidad, fascinación y excitación que –casi siempre- culmina en desencanto, en la sensación de que una no es lo suficientemente linda, joven, importante o glamorosa para vivir en este mundo.

“Consumir en exceso el contenido de las redes sociales puede generar sensación de desosiego, insatisfacción e inadecuación”.

El exceso de estímulos exhibicionistas deja un sentimiento de insatisfacción e inseguridad que puede derivar en un estado depresivo y paralizante o en la ansiedad enloquecedora de tener que participar compulsivamente de todo, todo el tiempo.

Cosas tan simples y cotidianas como salir a caminar, escuchar música, leer un libro, cocinar, pintar o tomarse un cafecito y conversar con alguien “en vivo” son experiencias que, en cambio, nos enriquecen, nos hacen sentir más reales, creativos y productivos. Se puede estar en las redes un rato y sentirse estimulado por ser parte de algo más amplio que nos trasciende. Pero el exceso de la vida a través de la pantalla sólo nos deja solos y excluidos, como quien mira el mundo a través de una ventana.

Quizá haya que tomar la decisión a tiempo de dejar de ser un consumidor indiscriminado de las puestas en escena que montan las distintas pantallas a las que nos exponemos; de hacer consciente aquello que dejamos entrar a nuestro campo de atención a través de las redes, pero también de las revistas, la televisión o la radio, por caso. Y, si bien es inspirador y motivacional ver qué hacen otros, también es saludable dosificar ese tipo de aproximación. ¿Para qué? Para centrarnos más en lo que uno es, puede y hace. Para aprovechar mejor la energía y usarla en proyectos genuinos y productivos y, en vez de vivir en un mundo de fantasías frustrantes, construir realidades que alimenten nuestra vida.

*Sonia Abadi es médica, psicoanalista e investigadora en innovación y redes humanas.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()