Última Edición

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Sociedad

8 junio, 2018

Violencia simbólica, la que no se ve

Es hora de desnaturalizar patrones que desencadenan, en quienes la padecen, un grave daño emocional y disminución de la autoestima.


A lo mejor, vos también sentiste alguna vez esa misma incomodidad que, por momentos, alcanza a muchos de nosotros. La certeza de que el mensaje de una publicidad o un programa de televisión no es inocuo sino que, por el contrario, tiene como finalidad socavar la integridad de alguien que, por la razón que sea y de manera deliberada, es colocado en un lugar de vulnerabilidad emocional.

Es cierto que los tiempos están cambiando y eso nos alegra profundamente. Pero la violencia simbólica todavía forma parte de muchas de las conductas que percibimos a nuestro alrededor, cada vez que alguien degrada (ya sea por género, condición sexual, forma de vestirse, nacionalidad, color de piel, etc.) a otro ser humano.

¿Qué significa?

No siempre es fácil identificar aquello que los especialistas denominan “violencia simbólica” y que no es más (ni menos) que la forma en que ciertos textos contribuyen a reproducir patrones violentos a través de frases hechas, comentarios, chistes y slogans, presentándose como naturales, inofensivos y hasta graciosos. El peligro radica en que estos mecanismos socavan la autoestima y abren las puertas a otras formas de violencia, como la psicológica y la física.

“La violencia simbólica es la que utiliza patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos para transmitir y reproducir la dominación, la desigualdad y la discriminación, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad. Es la más difícil de distinguir y percibir”, destaca la gestora cultural Daniela Allerbon, quien en una charla con Sophia nos brinda pautas de reconocimiento y acción para hacernos más conscientes de sus mecanismos y así desactivar el impacto que tienen a nuestro alrededor. Lo importante, dice, es visibilizar la problemática. Por suerte, cada vez son más los que se animan.

¿Cómo podemos hacer visible la violencia simbólica?

  • Deslegitimando cada chiste y mensaje machista o discriminatorio.
  • Charlando con amigos, parejas, padres, hermanos al respecto.
  • Fomentando la reflexión y la autoestima de las mujeres que nos rodean.
  • Denunciando conductas y mensajes violentos.
    Defendiendo la pluralidad de voces, en todas sus formas.

Leé la nota completa haciendo clic acá.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()