Sophia - Despliega el Alma

Inspiración

3 octubre, 2018

¿Es posible construir una religión propia?

Un despertar espiritual personal, alejado de aquellos dogmas que se nos presentan ensayados y vacíos de sentido. El terapeuta Thomas Moore dice que es posible alcanzarlo, e invita a lograrlo a través de vivencias genuinas.


La insatisfacción crónica que carcome la vida de las personas tiene una razón precisa: la vida secular del siglo XXI se ha vuelto demasiado materialista y ha descuidado su costado espiritual. Así lo ve el reconocido psicoterapeuta y experto en espiritualidad Thomas Moore, quien sostiene que, a pesar de los avances científicos y tecnológicos que hacen más confortable la existencia, el mundo está viviendo una crisis espiritual.

Cada vez son más los que se hunden en estados de ansiedad y angustia.

Para él, esto ocurre porque el alma tiene una sed natural de misticismo y vida espiritual que muchos desatienden, y al hacerlo pierden vitalidad. Por eso, Moore propone que cada uno se anime a moldear una religión personal para adaptarla a la propia esencia.

“Puedes descubrir lo sagrado y divino dentro o fuera de una Iglesia u otra organización espiritual”

Thomas Moore

En su libro En busca de una religión personal (Ediciones Urano), el autor se resiste al avance del secularismo y sugiere una práctica religiosa que contemple un despertar a lo trascendente; que ayude a cada cual a vivir su propio destino con una ética comunitaria. Su propuesta incluye años de búsqueda, estudio y meditación para llegar a vivir de manera ética apreciando la dimensión sagrada que se esconde en lo cotidiano y que hace la vida más plena.

No seguir al rebaño

Moore propone adoptar “una religión que implique una nueva y constante revelación de las verdades que pueden configurar tu vida. Que no se base en conceptos inamovibles ni busque tener la razón, sino más bien que intente profundizar, ahondar”.

Para él, seguir ciegamente una tradición dada no nos ayuda necesariamente a ahondar en nuestro propio misterio ni a reconocer nuestro destino, ligado a mejorar el mundo en que habitamos, encontrando al mismo tiempo nuestro propósito en la vida. “Una religión domesticada, insulsa, ensayada, repetida hasta la saciedad no tiene sentido. (…). Cada vez son menos los que están dispuestos a hacer lo que les diga el sacerdote, el rabino o el pastor protestante”, escribe en su libro. 

Esto conlleva a estudiar las diferentes tradiciones religiosas que a cada uno le atraigan y seguirlas con un estilo singular, con sinceridad y entusiasmo.

Tu camino espiritual

Para alcanzar una religión personal, Moore recomienda algunas acciones, como:

  • Estudiar distintas tradiciones religiosas y tomar las ideas claves.
  • Desarrollar una espiritualidad de la vida cotidiana.
  • Armar un propio calendario litúrgico con fechas específicas.
  • Analizar diariamente los sueños.

Si querés poner en práctica estas y otras formas de desarrollar una vida espiritual, hacé click acá. Siempre el primer paso consiste en animarse a abrir la primera puerta, luego, escuchar la intuición nos llevará por el sendero propio.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()