Sophia - Despliega el Alma

Psicología

8 junio, 2018

El cuerpo habla (y nos delata)

¿Qué dice de nosotros el lenguaje corporal y cómo podemos lograr que nuestros gestos mejoren la comunicación con los demás?


Aunque no digamos una sola palabra, nuestros gestos hablan por nosotros. Y expresan muchas cosas que se manifiestan a través de una sonrisa, una postura o el movimiento involuntario de las manos. Aprender a interpretar lo que expresan puede ayudarnos a comunicarnos mejor, así como también a conocer y respetar a los demás. ¿Qué dicen esas señales y cómo interpretarlas?

Existen casi un millón de señales que se transmiten de manera intuitiva a través de expresiones faciales y movimientos corporales. Esos gestos son tantos y tan importantes, que alcanzan el 55% del total de nuestra comunicación, mientras que el 38% corresponde a la voz y sólo el 7% a las palabras.

La verdad de nuestros gestos

Claro que no siempre podemos manejarlos a conciencia y muchas veces acaban delatando una emoción que, quizás, no queremos hacer visible. Los especialistas sugieren que, aunque existen diversas herramientas para controlar el modo en que nos comunicamos gestualmente, vivir pendientes de los mensajes del cuerpo también puede llevarnos a cometer muchos errores. Por ejemplo, a mostrarnos de una manera que no somos o a encasillar a los otros.

Lo importante es comprender que ninguna seña representa la personalidad de una persona ni la muestra en su totalidad. Tampoco hay una sola lectura para interpretar aquello que, a primera vista, alcanzamos a percibir en nuestro entorno. De hecho, la programadora neurolingüística y especialista en lenguaje del cuerpo Marifé Retes asegura que para interpretar el lenguaje gestual hay que tener en cuenta la regla de las cuatro C: “contexto, cultura, calibración y conjunto”. Sin duda, se trata de un desafío y también de la gran oportunidad de ampliar nuestras percepciones, a la hora de lograr comunicaciones más claras, con menos “ruido” y relaciones más empáticas con quienes nos rodean.

¿Cómo capitalizar el enorme poder que nos tiene reservada la comunicación no verbal?

Te compartimos algunas claves:

  • Generar contacto visual.
  • Mantener una postura erguida.
  • Priorizar los gestos empáticos.
  • Respetar espacios personales.

¡Enterate más leyendo la nota completa!

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()