Sophia - Despliega el Alma

Blog: La trama de los días

11 enero, 2018

Una película, un jardín y una bella metáfora

Empieza el año y, en esta ocasión, encontramos inspiración en un film del maravilloso mundo del cine británico. Colores y texturas vitales dan inicio a nuestro muro de intenciones para 2018. Te invitamos a dejarte intervenir por la fantástica e inesperada belleza de la vida.

Aquí estamos. Volvemos a leernos, ya transitando los primeros días de 2018 y, en lo personal, recién llegada de un viaje a las sierras que dejó su aporte de calma y renovación.

FICHA DE LA PELÍCULA

Título original: “This Beautiful Fantastic”
Año: 2016
Sinopsis:
Una bibliotecaria excéntrica que sueña con ser autora de libros infantiles se hace amiga de su antipático vecino.

Entre los pequeños tesoros del viaje, tuve oportunidad de disfrutar de una película con la que me encantaría dar inicio a las publicaciones de este año.  La Belleza de la Vida (Reino Unido, 2016) relata la historia de Bella Brown, una joven que sueña con dedicarse a la literatura infantil y lleva una vida solitaria y cronometrada.  Con una cinematografía impecable y una paleta de colores que se expande a lo largo del film, nos vamos acercando, poco a poco, a los detalles íntimos y a las manías que configuran el imperturbable universo de Bella.

Mientras los días se deslizan entre proporciones exactas, tonalidades discretas y geometrías perfectas, Miss Brown aspira a la concreción de su primer libro para niños, tarea truncada desde el comienzo de la historia. Al menos hasta que su vida cotidiana se ve interferida por la aparición de su malhumorado vecino Alfie y de su empleado Vernon.

Este suceso desencadena una serie de eventos que pondrán a prueba el abreviado mundo de Bella, modificándolo para siempre.

Acompañado por un guión con frases sencillas, el film tiene un escenario principal que es casi un personaje más, es el suelo sobre el que el desarrolla el argumento: dentro de sus días milimetrados, lo único desastroso en la vida de Bella es el jardín de la casa que alquila. Hasta que recibe el ultimátum de ponerlo en condiciones. Así, el jardín de nuestra protagonista se vuelve una metáfora para el devenir de la historia y, por qué no, para este comienzo de 2018.

Construir con dedicación. Construir desde lo pequeño, como quien teje, enlaza y conecta. Construir con amorosidad y cuidado, nutriéndonos de la luz y de la lluvia. Todo esto, la película lo muestra sin decir, y es lo que queda flotando en el espíritu del film.

Construir para compartir y, al igual que Bella y su jardín, dejarnos intervenir por la fantástica e inesperada belleza de la vida.

Sin más preámbulos, a continuación, el trailer de la película:

Imágenes: capturas de la película, vía Netflix.
Ficha: www.filmaffinity.com

*
Vos, ¿cómo cuidás y nutrís tu jardín secreto en el día a día? ¿Cuáles son las pequeñas acciones que modifican tu vida cotidiana y, como dice Bella, hacen la diferencia?
Te leo en los comentarios.
¡Hasta el próximo post!

Sol.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()