Última Edición

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Blog: Ensanchar la Tienda

30 marzo, 2015

Una espiritualidad cotidiana

El diálogo entre el propio espíritu y el Gran Espíritu queda abierto en este blog y su autora Carolina Abarca te propone ser parte de la Tienda. ¿Te gustaría ayudar a ensancharla?

foto1

Hace ya bastante tiempo, estando en una capacitación de laburo, el instructor me dijo algo muy sabio que incorporé y me ha resultado muy útil desde entonces: “si hay un elefante en la habitación, no te pongas nerviosa tratando de esconder lo inescondible, por el contrario, presentalo!”. ¡Me pareció genial! Es así que, en este primer párrafo que comparto con vos, te presento el elefante que hay en este espacio que desde ahora es nuestro: este blog, Ensanchar la Tienda, es sobre espiritualidad y se apoya en dos profundas convicciones que tengo. La primera es que Dios nos llama a todos y quiere hacer plena la existencia de cada uno. La segunda es que Dios no está lejos, arriba y juzgando, sino cerca, al lado y echando Luz al camino. Listo, me tiré de clavado.

Dicho esto, te cuento algo acerca de quién soy. Me resulta más fácil empezar definiéndome por contraste: no soy ni tan sabia ni tan profunda como podría imaginarme yo a alguien que se ponga escribir sobre “espiritualidad”. Tengo 28 años, trabajo más horas de las que me gustaría reconocer, disfruto en grados casi alarmantes descorchar un vino con amigos y padezco nomofobia (*)… Seguro eso no habla demasiado bien de mí. Aunque desde chiquita me gusta escribir, lo practico desde hace poco y comparto mis escritos desde hace menos aún. Todavía me da un poco de vértigo así que, desde ya, pido disculpas y paciencia.

Quizás te preguntarás: ¿A qué te referías cuando dijiste que el blog va a ser sobre espiritualidad? ¡Yo estaría preguntándomelo! Lo cierto es la intención es escribir sobre cosas simples y de todos los días que, a la luz de Dios, cobran otro sentido, nos llevan a otros lugares, nos abren otras posibilidades… Esa es mi forma de vivir la espiritualidad.
Una vez en una charla, una filósofa lo explicó mucho mejor que yo y dijo que la espiritualidad es el “diálogo” entre nuestro espíritu y el gran Espíritu. Para mí ese diálogo puede darse en un templo o un retiro, claro, pero la mayoría de las veces acontece con una amiga, fernet de por medio, o cruzando mates con un compañero de trabajo (aunque no hablemos expresamente de Dios). Lo que seguro creo es que en ese diálogo se juega nuestra felicidad y el sentido de nuestra vida y por eso es, sin duda, espiritual.

En tiempos del Antiguo Testamento se creía que había un lugar específico al que ir para encontrarse con Dios, al que llamaban “La Tienda del Encuentro”. Si hoy alguien pensara todavía que ese espacio de encuentro se limita a un lugar, un tiempo, una formación o un tipo de personas, de seguro es un buen momento para buscar Ensanchar la Tienda.

Si las reflexiones que compartamos en este blog pudieran, aunque sea un poquito, contribuir a eso, el objetivo ya estaría cumplido.

(*) miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil.

 

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()