Última Edición

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Blog: Desde Nueva York

29 diciembre, 2014

Los árboles de Navidad en New York

Llega diciembre y otra vez la ciudad se viste de gala. La navidad en New York tiene todos los ingredientes de una clásica “navidad blanca”. Por las calles no solo podés disfrutar de las vidrieras de las tiendas que se transforman con creaciones dignas de ver en una galería de arte y de los árboles de navidad que iluminan la ciudad, sino que también podés escuchar villancicos en casi todas las esquinas e inclusive sentir olor a pino fresco por las calles. ¡Una verdadera fiesta para todos los sentidos!

1 de 2
2 de 2

En todos los barrios se montan puestos de venta de árboles. La gente va en familia a elegir el árbol perfecto para llevarse a su casa. Estos puestos le dan un encanto especial a la ciudad pero, lo mejor de todo, es el olor a pino que se siente por las calles.

1 de 4
2 de 4
3 de 4
4 de 4

El primer Árbol de Navidad adornado con luces eléctricas del mundo se puso en Nueva York el 22 de Diciembre de 1882. Edward Hibberd Johnson, inventor socio de Edison, fue quien puso 80 bombitas rojas, blancas y azules en el árbol de navidad de su casa. Este fue el primero de miles de árboles que adornan Nueva York cada año.
El árbol de Rockefeller Center es el árbol de navidad por excelencia en New York. La Navidad empieza “oficialmente” después del encendido del mismo, el más grande de la ciudad. Obviamente nadie quiere perdérselo y por eso generalmente el Rockefeller explota de gente en esta época del año, pero vale la pena que te acerques igual y te adentres en la multitud para poder disfrutar de este verdadero clásico.

1 de 2
2 de 2

Cada año, el director de jardinería del Rockefeller Center elige el árbol perfecto que siempre es uno de la especie Picea, de más de medio siglo de edad y con una altura de más de 20 metros. Cuando se saca el árbol se dona a la ONG Hábitat para la Humanidad, dedicada a construir y reparar casas de personas de pocos recursos económicos.

1 de 2
2 de 2

Otro clásico árbol de Navidad, no tan conocido pero para mí uno de los más originales, es el del Museo de Ciencias Naturales. Este árbol es especial porque es totalmente artesanal: se decora anualmente con más de ochocientos adornos de origami hechos a mano por voluntarios que trabajan desde marzo para esto. ¿Podés creerlo? Esta tradición tiene más de 30 años y cada año la decoración del árbol sigue un tema específico. Este año se rinde tributo a las colecciones del museo con adornos inspirados en la película ”Una Noche en el Museo”.

1 de 2
2 de 2

Si preferís un árbol con más “glamour” no podes perderte el del Hotel Plaza. Está ubicado en el hall de entrada y según me explicaron muchos de los adorno son de oro. Si estás paseando por ahí, podés entrar a conocer este histórico hotel y descansar de la locura de la Quinta Avenida por un ratito.

1 de 2
2 de 2

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()