Última Edición

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Blog: La trama de los días

6 marzo, 2018

Las grandes protagonistas de los Premios Oscar 2018

Un resumen de las películas y mujeres nominadas más destacadas de la noche, los momentos más emotivos, y un acercamiento a la única directora que obtuvo una nominación durante esta edición. Ellas vienen marchando... también por la alfombra roja.

Días atrás se celebró la 90° ceremonia de los Premios Oscar en el Dolby Theatre de Los Ángeles, California. Y aunque se trata de un clásico encuentro que, año a año, congrega a las personalidades destacadas de la industria del cine, muchas cosas cambiaron en esta edición.  Sin duda, movimientos como Me Too (Yo también) o Time’s Up (Se acabó el tiempo) son los responsables de los nuevos aires soplan sobre Hollywood: con las banderas del fin del machismo y de la paridad de género, la velada engalanó a las mujeres, convirtiéndolas en verdaderas protagonistas.

No llamó la atención que los largometrajes más destacados de la noche fueran Llámame por tu nombre, Lady Bird, The Post: los oscuros secretos del Pentágono y La forma del agua. Cada uno con una apuesta muy particular: el cotidiano de una adolescente floreciendo a la juventud, la historia de la primera mujer editora del Washington Post −el renombrado periódico estadounidense− y el relato de amor entre una mujer y un ser de laboratorio. En los tres, la apuesta fue bucear el mundo femenino. Y el resultado fue aplaudido por todos.

Mientras la categoría de “Mejor Actriz de Reparto” incluía nombres de la talla de Octavia Spencer (conocida por Talentos ocultos e Historias cruzadas)Allison Janney (quien se llevó la estatuilla a casa por su rol en Yo soy Tonia y alguna vez actuó en La joven vida de Juno); Meryl Streep y Frances McDormand encabezaban la lista a “Mejor Actriz” (terna que finalmente fue liderada por McDormand gracias a su papel en la película Tres anuncios por un crimen).

Imagen: www.vox.com

Además del premio, la actriz que alguna vez protagonizó Fargo invitó a sus colegas a ponerse de pie, con un mensaje potente: “Miren alrededor, señoras y señores, porque todas tenemos historias que contar, proyectos que financiar. No nos hablen en las fiestas esta noche. Invítennos a sus oficinas en un par de días, o pueden venir a las nuestras, lo que les funcione mejor, y y les hablaremos de ellas”.

“ÉSTE ES NUESTRO MOMENTO PARA VOLAR”

Así reza uno de los videos promocionales de Lady Bird, la ópera prima de Greta Gerwig, única mujer nominada a “Mejor Dirección” (y la quinta mujer en la historia del cine en ser nominada a los premios Oscar como Mejor Directora).

En una entrevista a Entertainment Weekly, Gerwig comentó: Me acuerdo de cuando ganó Kathryn Bigelow y lo que sentí. Cuando pienso en eso espero que mujeres de todas las edades vean esto y digan: ‘Voy a hacer mi película’. Siento que quiero que haya más narradoras mujeres (…) Quiero ver sus películas”En otra entrevista al mismo medio, focalizada en el futuro de los proyectos de Hollywood dirigidos por mujeres, Gerwig mostró su entusiasmo y apoyo hacia la iniciativa de sus pares, resaltando que pueden valerse por sí mismas sin necesidad de ser contextualizadas o contrapuestas con historias masculinas.

Con sólo 34 años, la ahora directora −que se formó como actriz en el cine independiente− también estuvo a cargo del guión de este largometraje que ya ganó un Globo de Oro a la Mejor Película de Comedia y a Mejor Actriz de Comedia, gracias a su protagonista Saoirse Ronan.

Imagen: google.com

En lo personal, y después de haber esperado su estreno (ya que Gerwig es una de mis artistas favoritas), Lady Bird actúa como esas notas de papel replegadas sobre sí que una tiende a abrir lentamente, casi como si la revelación de su secreto interior fuera todo un acontecimiento.

El argumento retrata la vida de Christine “Lady Bird” McPherson, una adolescente que está terminando el secundario en un colegio católico de Sacramento, California −ciudad de la que es oriunda Gerwig−, y sueña con irse a estudiar a una universidad al otro lado de Estados Unidos, en la costa este. La historia, que hace foco en el vínculo entre Lady Bird y su madre, Marion (interpretada por Laurie Metcalf, también nominada como Mejor Actriz de Reparto), expone las diferencias entre madres e hijas con una naturalidad que resulta particularmente compatible con el filo de sus diálogos.

El deseo y la añoranza de la protagonista por mudarse a la otra punta del país exacerban en Marion la sensación de nostalgia por la partida de su hija y la inminente situación de desapego que la espera al otro lado del cierre de curso.

(…) las mujeres están dándose cuenta de que son una fuerza significativa. Éste es nuestro momento para volar.

En palabras de su directora: “Lady Bird es universal. La maduración de una persona es el ‘dejar ir’ de otra. Es la historia clásica de emerger a la juventud, tanto para los adultos como para los jóvenes. (…) Lo que descubrí, a medida que estrenaba el film alrededor del mundo, es que era muy requerido. Encaja con este momento donde las mujeres están dándose cuenta de que son una fuerza significativa. Este es nuestro momento para volar”.

Imagen: google.com

Retomando el sedal de Gerwig, volar, como la mirada de una madre que viaja a través de un espejo retrovisor y ampara con su divino silencio.

Entonces, entenderemos que todas vamos aprendiendo en el camino. Y que tal vez, después de todo, no seamos tan distintas como parece.

Como mencionó Frances McDormand en algún momento de la noche, que la palabra de ahora en más, sea inclusión”.

Imagen: www.vanityfair.com

*
¿Cuáles eran tus nominadas favoritas? ¿Vista alguna de las películas nominadas? ¿Qué opinás del discurso de Frances McDormand? Te leo en los comentarios.

Buen comienzo de semana,
Sol.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()