Sophia - Despliega el Alma

Blog: La trama de los días

24 abril, 2018

La poética de la forma: Jean Paul Gaultier en Argentina

El diseñador de moda francés presenta, por primera vez en nuestro país, su exhibición "Amor es Amor". Sol estuvo en el CCK para descubrir su maravilloso mundo y nos invita a un recorrido visual para captar toda la inspiración que late entre sus costuras.

La exhibición “Amor es Amor”: El matrimonio igualitario según Jean Paul Gaultier, incluye treinta y cinco vestidos y trajes de novias y novios, realizados entre 1991 y 2018, que celebran el amor en toda su diversidad. La exposición incluye vestidos excepcionales por la audacia de sus diseños y por su refinada confección. Se trata de una celebración del matrimonio en todas sus formas de unión –heterosexual, gay, transgénero, intercultural e interracial– que reivindica al amor en la diversidad y en la lucha contra la homofobia. La instalación de una torta de boda de tres metros de altura y maniquíes animados también integran la propuesta expositiva que, además, incluye una suerte de “capullo en metamorfosis” creado por el holandés Jurgen Bey, figura destacada del diseño contemporáneo.

La exhibición es gratuita y puede visitarse en el Salón de Los Escudos del CCK hasta el 15 de julio, de miércoles a domingos y feriados de 13 a 20 horas. Más info: www.cck.gob.ar

Las texturas y el detalle son los grandes protagonistas de la muestra, para entablar un diálogo fino con el espectador. De las estructuras contundentes de los corsests se desprenden efectos tridimensionales que fluyen en hasta alcanzar picos voluminosos y bordados inigualables. El color marfil, el chiffon y los acabados satinados traducen la belleza, el homenaje y el deslumbramiento a través de piezas de escala internacional (algunas de las cuales requirieron hasta 160 horas de trabajo).

La metáfora de cierre que lleva incorporada el vestido de novia, como broche de oro en los destiles de alta costura, parece marcar el fin de una era para dar comienzo a algo nuevo y luminoso que parte del profundo sentido humanista del diseñador. Es a partir de este mismo núcleo que la palabra “integración” conjuga lo intercultural con lo interracial y genera un punto de encuentro para el amor y la diversidad.

1 de 4
2 de 4
3 de 4
4 de 4

Las creaciones de Gaultier trascienden la moda. Durante el siglo pasado y en este, sus prendas audaces cuestionaron estereotipos sociales y tradiciones arraigadas. Desde los años ochenta, Gaultier rompe con las convenciones de género establecidas en el selecto mundo de la moda.

LA MIRADA DETRÁS DEL CONCEPTO

El lenguaje estético que caracteriza al “enfant terrible de la moda” atraviesa el entramado global de la exhibición. Formas drásticas, un trabajo puntilloso y plisados dramáticos logran un efecto visual inigualable, que parece haber sido concebido idealmente para las dimensiones del Salón de Los Escudos del CCK.

Al ingresar al salón, uno puede apreciar a la distancia cómo la luz se derrama con sutileza sobre la instalación, cubriendo cada silueta con un manto encendido. Manto que luego entabla un diálogo sorprendente con proyecciones de rostros sobre los maniquíes, que  los dotan de vida y de asombro. La escenografía, con muebles y objetos cubiertos por una membrana elástica que imita a un capullo, remite a las salas de alta costura del taller Gaultier en la rue Saint-Martin de París, también diseñadas por Bey.

Los maniquíes fueron animados por Denis Marleau y Stéphanie Jazmin de la compañía teatral UBU de Montreal, y una de las figuras reproduce la voz y fisonomía del mismísimo diseñador extendiéndonos una invitación a disfrutar de este viaje poético a través de la forma.

EL ENFANT TERRIBLE DE LA MODA

Desde el comienzo de su carrera, Jean Paul Gaultier busca mostrar que la belleza tiene distintas facetas y que se encuentra en los lugares más inesperados. Por ejemplo, transforma una lata de conservas en pulsera y, más adelante, de esa misma lata se inspira para el empaquetado de su exitoso perfume.

El diseñador francés ha trabajado para grandes creadores de danza, música y cine. Son conocidos sus diseños para la gira mundial Blonde Ambition de Madonna. Su primera colaboración para el cine fue en 1989, en la película El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante, de Peter Greenaway. También diseñó el vestuario de La Ciudad de los Niños Perdidos, de Jean-Pierre Jeunet y Marc Caro, y de El quinto elemento, de Luc Besson. En tres ocasiones trabajó con Pedro Almodóvar, en las películas Kika, La mala educación y La piel que habitó. Luego, entre 2004 y 2011, se desempeñó como diseñador de la línea femenina de Hermès.

Como antecedente de esta muestra, encontramos la exhibición que tuvo lugar de junio a octubre de 2011 en el Museo de Bellas Artes de Montreal, donde  expuso su trabajo de 35 años desplegando más de 120 artículos de alta costura y algunos de prêt-à-porter. Desde entonces la exposición ha recorrido el mundo y ha sido presentada en la Fundación MAPFRE en Madrid, en el Museo de Arte Kunsthal de Rotterdam, en el Museo Brooklyn, en el Barbican Centre en Londres y finalmente en el Gran Palacio de París de abril a agosto de 2015. La exposición en el Gran Palacio de París fue el objeto de un documental llamado Jean Paul Gaultier en el Grand Palais, presentado exclusivamente por Eurochannel.

Es así como, a lo largo de su carrera, Gaultier ha logrado establecerse como un defensor de la diversidad, desafiando los estereotipos al demostrar una mirada inclusiva de la sociedad. Su imaginación ilimitada ha reinterpretado las convenciones de sastrería, etnia, religión y género, alcanzando su reconocimiento alrededor del mundo.

*
¿Qué opinás de los diseños? ¿Ya visitaste la muestra?
Recordá que podés visitar la exhibición hasta el mes de julio en el CCK (Sarmiento 151).
Te leo en los comentarios.
¡Buena semana!
Sol.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()