Última Edición

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Blog: Desde Miami

22 enero, 2015

Desarmando los nudos de la mente

sol1
Mi amigo Ram Giri y yo.

Hoy quiero presentarte un amigo especial que conocí en Miami: Ram Giri. Lo vi por primera vez hace más de 4 años en un centro de yoga en el barrio de Coconut Grove, donde él daba un curso para aprender a manejar las emociones. Ram Giri es alemán y vive hace varios años en Florida. Sus padres vivieron el holocausto en la segunda guerra mundial. Esa sombra lo acompañó varios años de su vida hasta que pudo liberarse de ese sufrimiento. De profesión es psicólogo y tiene un doctorado o PHD, counselor de salud mental, y es escritor. Acaba de publicar su libro en la lindísima librería Books and Books de Coral Gables, llamado: “Heartsourcing, Finding our way to Love and Liberation” (La fuente del corazón: encontrando nuestro camino hacia el amor y la liberación”. Es un hombre de paz, un gran corazón, un gran profesor y también un gran amigo.

“El amor es lo verdadero, es el infinito estado de nuestro ser. Es el antídoto perfecto de todo lo que crece desde el miedo”.

Ram Giri Brown

Mi marido, Fede, muchas veces me “carga” conque siempre me busco una red de soporte para transitar la vida: acupunturista + profesor de meditación + coach laboral + psicólogos + consejos de algún familiar o amiga + gente con la que me cruzo en la vida diaria, etc. Por adentro me siento identificada con lo que me dijo una tía una vez: “Si rezando lo que rezo estoy como estoy, imagínate como estaría si no lo haría”. Más allá del chiste, yo siento que busco y, por suerte, encuentro en el mundo gente que me inspire, que me empuje a expandirme. No creo en idealizar ejemplos o modelos de vida; creo en la gente que invierte tiempo en desarrollarse, auto conocerse aceptando sus sombras, fortaleciendo sus luces y perdiendo sus miedos. Siempre me gustó un libro de Adolfo Bioy Casares llamado: “De jardines ajenos”. A lo largo de su vida, el autor se topa con frases de otros, citas, epigramas, sueños, que encontró en el mundo y, por alguna razón, quizás porque lo inspiraron, quiso guardar en sus cuadernos privados y luego los convirtió en el mencionado libro.
Mi amigo Ram Giri es como el libro de compilados de Bioy, una persona que inspira con su mensaje, invita a no achicar el mundo, como naturalmente muchas veces hago. Es un hombre al que no le importa ser reconocido por quién es sino que el mensaje, que es un mensaje universal de amor, llegue a muchos.
Hace unos días, le pedí si podía entrevistarlo para hacerle una nota y que el mensaje llegue a más gente. Tuvimos una muy linda charla y revisamos algunas de sus ideas que en estos últimos años me compartió. En esta conversación hablamos del amor incondicional, del rol de madres y la exigencia, del sufrimiento, de nuestra relación con los otros:

Heartsourcing, la fuente del corazón

Mientras hablábamos con Ram Giri, se escuchaba la voz de mi hija Jazmín quejándose desde la cuna que la viniera a sacar. Ram Giri lo notó y me dijo: “Ves Sol, a eso me refiero cuando hablo de la búsqueda permanente de atención y amor a la que nos enfrentamos los adultos. Ahí está Jazmín tratando de llamar tu atención y está muy bien esa demanda. Es lo que hacen los chicos por el mero instinto de supervivencia, demandan atención porque necesitan a los adultos en sus vidas, ya que no pueden hacer muchas cosas solos.” El problema, muchas veces, es que cuando somos adultos nuestro corazón no evoluciona a un amor adulto hacia nosotros mismos y nos pasamos la vida con la misma actitud que teníamos cuando éramos chicos, siempre pidiendo atención y aprobación.
A esto se refiere el concepto de Heartsourcing, que Ram Giri explica, y que para mí es muy poderoso.
Es el reconocimiento de que todo el amor que experimentamos en el mundo no depende de los demás o de las situaciones externas, sino que está en lo más profundo de nuestro corazón, siempre somos nosotros los que estamos experimentando el mundo. Es nuestra propia naturaleza. Es aprender a meditar, a reflexionar sobre nuestro propio corazón. Ese corazón espiritual más profundo que todos tenemos, como fuente de donde hay amor permanente, independientemente de los conflictos y miedos que existan. ¿Cuántas veces nos detenemos a acceder a nuestro propio corazón? ¿Cuán abiertas están las puertas de nuestro corazón para nosotros mismos? ¿Podemos vivir con nuestros corazones abiertos todo el tiempo? Para eso tenemos que aclarar las obstrucciones permanentes que cierran nuestros corazones: aquellos pensamientos y emociones que nos estresan y nos sacan la paz.

“Nuestro objetivo es experimentar la inmensurable profundidad de nuestro corazón, a medida que desarmamos los nudos de nuestra mente”.

sol2

Maternidad y exigencias

“La mamá perfecta, es la mamá humana, que tiene un gran corazón, y que a veces se confunde y hasta aprende a reírse de ella misma” (Ram Giri)
No existe la madre perfecta. La peor pesadilla que puede tener un hijo es tener una madre perfecta. Le tenemos que dar a nuestros hijos no quien queremos ser, sino quien somos. Y nosotros ya somos ese corazón más profundo y sabio que mencionamos. Lo que necesitamos es liberar nuestro corazón de las obstrucciones de la mente. Y que lo más importante para los chicos es el amor. Tenemos que mostrarles a nuestros hijos que somos un ser humano y que lidiamos con nuestros propios errores, conflictos, enojos, etc. Esa madre que tiene un gran corazón, que aprende a conocerse, a lidiar con sus pensamientos y emociones estresantes, que aprende a crecer y que a veces hasta puede reírse de ella misma. Esa madre le enseña a nuestros hijos a lidiar en su vida con sus propios desafíos, frustraciones, etc. ¡Gracias a Dios! Si no cómo harían para florecer, para aprender a manejar sus emociones, para conocer cuáles son sus fortalezas.
Como ese dicho tan lindo que dice: “La mente crea los abismos, el corazón los salta” Los pensamientos estresantes son como el abismo. Por ejemplo: “Tengo que ser una mama perfecta”. El corazón puede saltar por encima de estos pensamientos estresantes e irreales. Cuando una madre está abierta en su corazón, ella puede enseñarles a sus hijos a lidiar con cualquier abismo.

El otro como maestro: empujando nuestros “botones” más profundos

“La gente y las situaciones no son las que te causan sufrimiento.
Tus pensamientos y tus emociones sobre estos son lo que lo causan.
Puedes cambiar tus reacciones. Es la clave de la libertad” (Ram Giri)
Podemos pensar que recibimos de los demás amor y acompañamiento pero también desafíos. En nuestras relaciones con los demás, tenemos que salir del lugar de víctimas. Si hay algo que nos está costando en el otro, por lo que lo culpamos o nos quejamos, tenemos dos alternativas. Ver qué es lo que tenemos que aprender de esta persona o situación o simplemente victimizarnos y echarle la culpa al otro. Sin embargo, muchas veces estamos viviendo con nuestros propios maestros, y las cosas que nos duelen son aquellas cosas que tenemos que seguir trabajando en nosotros mismos. Muchas veces, es tan fuerte la queja y el culpar al otro, que dejamos de tomar la responsabilidad por nuestras propias vidas.
Te cuento cómo me ayudó este concepto en mi vida. Yo tendía a criticarle mucho a mi marido el hecho que él me había “traído” a EEUU. Se lo recriminaba siempre, le decía que yo quería estar en Argentina con mi familia de origen, que él me había dicho que nos íbamos por 1 año y ya habían pasado muchos más, y la lista era interminable. La reacción de Fede era siempre la misma. Me decía: “Yo no te obligué a venir, vos elegiste, sos responsable de tu elección”. ¡Uy! La bronca que me daba, me estaba diciendo las palabras que más me molestaban. Sin embargo, estaba viviendo con mi maestro y no me daba cuenta. Tenía que aprender que no podía culpar afuera por decisiones propias, que mi destino en EEUU era mi elección, que tenía que aprender a hacerme cargo. En el momento que ves a los que te rodean como maestros que te empujan a crecer, empezas a ver cada problema o incomodidad como una oportunidad de aprender algo nuevo y evolucionar. Puede resultar difícil de comprender pero el hecho de que algo/alguien te moleste o incomode normalmente indica que es un área de vos que no está resuelta, que necesita más trabajo, más ayuda o amor.

Pain body

Relacionado con lo que hablamos recién, existe este concepto poderoso llamado Pain Body (Cuerpo de Dolor seria la traducción literal, pero no representa bien el concepto). El pain body es el hábito inconsciente de sufrir. ¿Qué? Si, el pain body aparece cuando te metes en situaciones que ya sabés que no te hacen bien. Por ejemplo, cuando sabés que si en una discusión moderada mencionás algo que va molestar a tu interlocutor y va a descarrilar la conversación, y aún así lo hacés. Sabías que se desvirtuaría todo, y aún así lo hiciste. Ese es el pain body aflorando y queriendo ser protagonista, saboteando tu felicidad. Y si, al ego le gusta el drama, porque si hay drama entonces el ego existe. Es la forma en que nos aferramos a nuestro dolor habitual, ese que nos es familiar. Nuestro ego se identifica con ese dolor y empezamos a pensar: yo soy aquella persona que tengo determinado tipo de dolor en mi vida (“hace 20 años fui víctima de un accidente”, “a mí me fue mal desde que mi socio me hizo esto”, etc.). El ego es lo opuesto a nuestra identidad más auténtica, esa identidad que está basada en nuestro corazón y en nuestro ser más elevado. Sin embargo, muchas veces, aunque conscientemente querramos la felicidad, inconscientemente nos resistimos a ese cambio, porque lo familiar nos resulta cómodo y lo que no conocemos nos da miedo, aunque sea la felicidad y libertad que buscamos.
Sin embargo, la libertad es reconocer qué o quién somos, más allá de lo que nos quiere decir nuestro ego. La verdadera felicidad es nuestro derecho de nacimiento. La elección es simple: o ponemos nuestro esfuerzo en ser libres o seguimos atados a los patrones de nuestra mente basados en el sufrimiento.
Intento que este concepto acompañe mi vida. Veo cuando el ego quiere saltar y empezar a manejar mi vida. Ahí empieza el gran ejercicio de tratar de frenar, de darme cuenta de que es solo una parte de mí, de que es un habito inconsciente y que quiere que repita los hábitos viejos y conocidos en mi vida y que todos somos mucho más grande que eso. Me recuerda que yo tengo que tratar de pararlos y que cada vez que lo hago es una victoria sobre los hábitos que me hacen sufrir. Ram Giri nos comparte que para liberarnos de estos hábitos automáticos lo primero que tenemos que hacer es tomar conciencia. “Como la luz disuelve la oscuridad, la toma de conciencia disuelve lo inconsciente. De esta forma, podés empezar el camino a revertir esos hábitos y volverte más libre”

Earth school: La tierra como escuela

Pero el problema no es sólo el Pain Body sino aprender a lidiar con el sufrimiento de una forma saludable. Por mucho tiempo, cuando tenemos sensaciones molestas, las reprimimos apenas aparecen. Este tipo de respuesta, de reprimir, se convierte en algo crónico. No nos damos cuenta de que podemos salir de esto. Vivimos en este maravilloso mundo, esta tierra que es una escuela de vida. Todo y todos son nuestros maestros si nuestra mente y corazón están abiertos. La vida se convierte en tu amiga. Estamos en esta vida para ver quién somos realmente y darnos cuenta de que en nuestro centro hay amor y sabiduría. Aprendemos de ambas cosas en la vida, de lo bueno y de lo malo, necesitamos ambas para crecer. Si lo vivimos correctamente, nos damos cuenta de que cada problema que tenemos en nuestra vida es un regalo escondido. También el sufrimiento trae liberación, es parte de vivir, es el portal para aprender a disolver el ego y reducir el sufrimiento. Nuestra verdadera identidad es mucho más grande q nuestras sombras.
Una de las cosas que agradezco a Ram Giri es este concepto de no reprimir. Me cuesta mucho pero cuando surge una parte mía que sufre, inmediatamente quiero taparla. Me doy cuenta de que es mucho más sano cuando no la tapo, cuando la cuido con amor y atención y veo que es una parte mía que tiene que sanar.

Gracias mi querido amigo Ram Giri porque tu trabajo con vos mismo, abre puertas para que otros humildemente podamos expandir nuestros corazones.
Me encantaría saber cuál de los conceptos que te conté en esta nota fue el que más resuena en tu vida en este momento. ¡Gracias por estar! ¡Hasta la próxima!

Si querés más información sobre la técnica de Heartsourcing, te dejo el link debajo:
Página Principal: heartsourcing.com
Meditación sobre el corazón: skillsforawakening.com/media (al costado hay 3 videos gratis).

sol3

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()