Invierno 2017

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Blog: Ensanchar la Tienda

14 Marzo, 2017

“Por favor, dejen de ensuciar al feminismo”

Mientras algunas parten de la brecha entre géneros para alzar sus banderas feministas, muchas otras llaman a tender puentes entre lo masculino y lo femenino para comenzar, de una vez por todas, a andar el camino juntos. Un llamado a la integración y a terminar con la violencia.

La frase que elegí para cerrar la tesis de investigación con la que me recibí hace algunos años de mi Licenciatura en Recursos Humanos es una de Victoria Camps, que reza: “El siglo XXI será, sin duda, el siglo de las mujeres; ya nadie detiene el movimiento que ha supuesto la mayor revolución del siglo XX”.

Desde entonces he leído bastante acerca de las mujeres, he pensado, trabajado y compartido aún más con ellas a través de Stop. Creo que nos toca vivir en un tiempo donde, para bien y para mal (aunque, en mi opinión, es más para bien), la “mujer” está de moda. Cada vez escuchamos con mayor frecuencia, y en más ámbitos, discusiones y propuestas sobre empoderamiento femenino, igualdad de género, ley de cupo, violencia de género, derechos de las mujeres, etcétera, etcétera. Tanto es así, que a veces caemos en la cuenta de que algunos ya están cansados del tema.

La semana pasada, a raíz del Día Internacional de la Mujer, fueron muchísimos los espacios increíblemente valiosos que se generaron en todo el mundo. Charlas abiertas al público general y también encuentros dentro de organizaciones, formaciones para mujeres, paneles de discusión, artículos y eventos, dieron visibilidad a historias de mujeres inspiradoras, invitando y brindando herramientas para que esas historias se multipliquen. Doy fe de esto, porque tuve la posibilidad de participar de algunos de ellos. Quizás por eso me dolió tanto ver que, si bien hubo difusión de estos encuentros, las redes estuvieron copadas por algunos hechos violentos protagonizados por un grupo de mujeres que se llaman “feministas” en algunos lugares de nuestro país.

Sí, me da bronca que esto haya sido lo que se volvió viral, porque no me siento representada en absoluto por ellas y creo que somos muchas las mujeres a las que nos pasa lo mismo. En referencia a estos hechos, anoche recibí unas palabras anónimas −lamentablemente desconozco quien las firma− que me parecieron claras, simples y contundentes. Las comparto, porque con ellas sí me identifico:

Un pequeño mensaje a aquellas que creen que tienen el monopolio del movimiento feminista:

Si vas a defender a las mujeres, tenés que saber que:

−Hay mujeres que creemos en Dios. Ser atea o destruir templos no te hace más feminista, te hace intolerante.

−Hay mujeres que somos femeninas y nos gustan las flores y los bombones. Y eso no nos hace débiles ni menos luchadoras.

−Hay mujeres que defendemos la vida, y que vos estés a favor del aborto no te hace más mujer o más feminista.

−Hay mujeres que respetamos nuestro propio cuerpo, si vos querés mostrar las tetas, te respeto. Pero dejame que te diga algo: eso no te hace mejor que yo.

−Hay mujeres que trabajan, que estudian, que se rompen el lomo para demostrar que somos más fuerte que cualquiera y esa es su manera de luchar.

¡Romper patrulleros y tirar piedras no te hace más feminista, te hace violenta!

Para ser feminista hay que empezar por respetar a TODAS las mujeres, no solamente tu idea de lo que tenemos que ser y hacer.
Así es que, por favor, dejen de ensuciar el feminismo.

Además de sentirme identificada con esas palabras, me decidí a compartirlas porque cuando envié el texto al grupo de WhatsApp de mis amigas, una me respondió: “Excelente. ¡Esto también debería viralizarse!”. Y creo que tiene razón. Hoy entiendo que hay algo que trasciende la frase de Victoria Camps sobre las mujeres. El sociólogo Alain Touraine , la periodista Pilar Rahola, el filósofo Ervin Lazlo… cada vez son más los pensadores que aseguran que el siglo XXI, más que de la mujer, será femenino. Quizás para algunos resulte obvio, pero es importante recordarnos unos a otros que no se trata de “mujeres si, varones no”, o viceversa. Mucho menos de pensar que el Bien o la Verdad está en manos de uno u otro. Lo que está en juego es algo más grande, es la integración de lo masculino y lo femenino, donde varones y mujeres estamos implicados por igual.

Mujeres y Varones #Juntos

Dice Lazlo “Estamos en la era de aprender a vivir juntos, de aprender a ser los habitantes de este planeta como parte de un sistema de vida, creando una comunidad, creando una familia cuyos integrantes puedan existir los unos con los otros, con otras especies y con el cosmos, porque somos parte de un todo”. Esa consciencia universal, esa necesidad de tender puentes entre lo interior y lo exterior, lo privado y lo público, lo corporal y lo espiritual, es imposible de concretar en ausencia de lo femenino.

#Juntos

Estamos dando a luz un nuevo paradigma en donde, después de muchos siglos en que lo masculino fue sinónimo de universal, lo femenino está desplegándose. Es un camino necesario que está comenzando. Solo será posible si cada vez somos más personas quienes lo recorremos y solo tendrá sentido si lo hacemos en paz y desde el respeto. Por eso es importante diferenciar. No confundamos lo femenino con los actos violentos de un grupo de personas que se embanderan monopólicamente la causa femenina. Ya lo decían los sufíes: “La verdad se parece a seis ciegos tocando un elefante”.

Que no falte nuestra parte. Pero no creamos tampoco que nuestra parte es la única.

Los 6 ciegos y el Elefante – Sabiduría Sufí

“Estamos en la era de aprender a vivir juntos, de aprender a ser los habitantes de este planeta como parte de un sistema de vida, creando una comunidad, creando una familia cuyos integrantes puedan existir los unos con los otros, con otras especies y con el cosmos, porque somos parte de un todo”. 

Ervin Lazlo

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()