Invierno 2017

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Cultura

9 Julio, 2017 | Por

Nora Iniesta: celebrar la patria a través del arte

La destacada artista argentina nos invita a recorrer su obra a través de un relato visual de nuestra iconografía, para celebrar un nuevo aniversario de nuestra Independencia vistiendo nuestra alma de celeste y blanco.


“Nadie es la Patria, pero todos lo somos”.

Jorge Luis Borges

“Bella experiencia de poner en color la pertenencia. Eso que nos une. Eso que somos. Un retrato colectivo, amplificador, confortable, propio”, describe la artista Nora Iniesta a la hora de hablar de su nuevo trabajo Buenos Aires en Celeste y Blanco 2 que, como es su costumbre, vuelve a hablarnos de La Patria. Ese espacio común que es sentimiento, porque excede las barreras físicas del tiempo y de la distancia y se enciende, muchas veces irracionalmente, ante estímulos concretos que llegan a través de nuestros sentidos.

Una empanada criolla, el suave contacto con la lana de un poncho, el aroma de las tortas fritas, el sabor del mate recién hecho, una camiseta albiceleste, la sonrisa de Carlos Gardel, un tango sonando a lo lejos en cualquier punto del mapa. Todo aquello que sabemos nuestro puede desencadenar la enorme emoción de sentirnos y sabernos argentinos. Por eso Iniesta asume el desafío de salir a buscar un germen que late en tantas partes.

El maravilloso mundo de Nora Iniesta

Nacida en Buenos Aires y criada en el conurbano bonaerense, descubrió su pasión por el arte desde muy pequeña y enseguida eligió expresarse a través de distintas técnicas para retratar el mundo que la rodeaba. Las formas y los colores enseguida se convirtieron en un amplio universo de materia prima disponible para ella. Sus muestras individuales y colectivas fueron expuestas en Argentina y también en el exterior, allí donde el ser nacional adquiere siempre nuevos sentidos. Además participó en Bienales y en prestigiosos Premios de Arte. Mañana, sábado 8 de julio a las 15, podés participar en familia de su Festejo Patrio para Chicos, en La Abadía, Gorostiaga 1908. Más info: laabadia.org 

Mostrando 2015 Uesaka Ayumi. alta.JPG

Con ese espíritu, la artista argentina −declarada Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires− decide, desde hace mucho tiempo, vestir sus obras de celeste y blanco. Con el objetivo de retratarse y también de retratarnos, en un mismo anhelo y sentir. Por eso, la temática de su trabajo reside en la representación plástica de una iconografía ligada a un solo lugar de pertenencia: la Patria. Y vuelve a retratarla y compartirla, a través de sus libros y también de sus muestras, charlas y talleres. Como el que dará este este sábado para celebrar la Independencia en familia junto a los chicos (ver recuadro).

“Nora Iniesta rastrea entre paisajes y detalles, mira el cielo y baja a la tierra, busca entre la arquitectura, las pintadas de la calle, la gente. Se podría decir que es un juego, y más allá de que seguramente lo lúdico está presente, hay otra cosa, porque para ella también es una sensación de pertenencia, un reconocimiento de lo propio. Y a pesar de tanto trabajar con esos colores, ella misma se vuelve a sorprender con otra conexión impensable”, escribe sobre ella Fernando Farina, Presidente de la Asociación Argentina de Críticos de Arte.

Es que ese lugar que le es propio y desde donde elige trabajar para contar, a través de sus objetos, hay un territorio mágico construido a través de historias, próceres, canciones, actos escolares, delantales blancos, una bandera siempre flameando en algún lugar del cielo. Entonces, es allí donde reside el verdadero significado de nacer y construirnos, sintiendo orgullo de ser argentinos. “La patria somos todos. Particularmente para mí, la patria es la infancia. Es ese territorio virgen que nos va nutriendo, formando, moldeándonos para ser ‘con cimientos’, quienes somos”, dirá Iniesta en este intercambio con Sophia.

Así, en vísperas de la conmemoración de nuestra Independencia, hablamos con ella sobre por qué nuestra identidad se convirtió en el motor de su obra y de qué manera persigue sus búsquedas asombrosas, que la llevan hasta lugares impensados sin repetirse, pero reciclándose en nuevas versiones de sí misma.

A través de todos estos años, ¿cuáles han sido los desafíos y los aprendizajes de trabajar con imágenes de nuestra patria? 

−Los desafíos y aprendizajes han sido en estos últimos años las ganas y la vigencia intactas de seguir interesada en ellas, las imágenes patrias, desde lo creativo y lo cotidiano, para seguir cada día encontrado otras facetas nuevas y diferentes y sobre un mismo tema: la Patria.

−¿Cuál es el espíritu que te mueve a seguir trabajando en clave de celeste y blanco para retratarte, retratarnos?

−La clave ha sido siempre la curiosidad. El sentir que tengo aún de muchas variables intactas, y que quiero expresarlas. Nosotros, el yo en plural, una misma bandera celeste y blanca.

−¿Qué experiencias podés compartirnos sobre la emoción que genera en la gente encontrarse con tus obras?

−Muchas y diversas. A cada exposición o muestra el espectador me muestra su sentir, su participación, su ser parte de esa obra que una vez colgada ya no me pertenece y que es desde entonces de todos.
Por eso valió la pena llevarla a cabo.

−En este largo trayecto, ¿dónde seguís encontrando tu mayor inspiración?

−En la calle, en los encuentros insospechados con algo que mi vista atrapa y que es el detonador de otra serie o la continuidad de la misma, el celeste y blanco en sus múltiples modos.

−¿Cuáles son las cosas que más te gustan de nuestro país, de nuestra gente?

−La solidaridad, la sencillez, la humildad, el compartir, el andar codo a codo el uno con el otro. El saber que es mucho más lo que nos une e identifica, que aquello que nos separa.

−¿Y cuáles te gustaría cambiar para mejorar?

−Sin duda quisiera que desaparezcan la pobreza y la inequidad. Me gustaría que haya posibilidades para más gente y así lograr la inclusión de la mayoría en una sociedad más adulta. Que exista una distribución de los bienes y la educación para todos.

−Si tuvieras que resumir el espíritu de tu nuevo libro, ¿qué te gustaría destacar y celebrar a través de él?

−Celebrar la memoria, recuperarla siempre y traer al presente desde una experiencia lúdica valores, ejemplos y dignidad. Documentar nuestra propia historia desde el arte.

−Por último, Nora: ¿dónde sentís que radica el alma, ese verdadero sentir argentino?

—En los afectos se reconoce el alma, ese ser profundo y virtuoso. En el compartir, en el disfrutar los encuentros y la amistad reside el real y verdadero sentir argentino.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()