Sophia - Despliega el Alma

Género

4 agosto, 2016 | Por

Mujeres plenas hacia la segunda mitad de la vida

Catherine Fulop, Tini de Bucourt, Mercedes Morán y Mariana Arias se juntaron para contarnos que hay vida más allá de los 50 y que es maravillosa, por cierto. ¿Querés escuchar sus testimonios y reflexionar al respecto?


«La vida es simultáneamente trágica y cómica, al mismo tiempo absurda y profundamente significativa».

Paul Auster

«Las experiencias nuevas, Scarlett, son muy útiles, porque enriquecen el espíritu», escribió la escritora norteamericana Margaret Mitchell en la novela «Lo que el viento se llevó», publicada en 1936. Una frase significativa, que nos habla de aquello que solemos encontrar frente a la llegada de cada década: descubrir un mundo hasta ese entonces desconocido. La experiencia puede ser desconcertante, cómo no, pero en definitiva no es más que una invitación a animarse. Entonces, aun cuando el miedo se apodere unos instantes de nuestros sentimientos más hondos, tendremos el valor de saltar.

Eso, saltar. Hablemos, concretamente, del salto que significa para las mujeres pasar la barrera de los 50. Ser ya madres de hijos grandes, mujeres en el apogeo de una carrera (o en plena decisión de cambiar por fin de rumbo), compañeras de una pareja de larga data o transitando una reciente separación o viudez… La segunda mitad de la vida supone muchos cambios emocionales. Y, claro, otros tanto físicos. La sensación de que el cuerpo ya no aquel que supimos conocer años atrás, el desafío de comenzar a verlo y a cuidarlo de otra manera. En muchos casos, el deterioro de los propios padres, ya mayores. Pero, ante todo, la increíble posibilidad de hacer de la mitad de la vida que queda por delante una oportunidad nueva, un renacer a otra forma de ver el mundo. Sin duda, una manera más sabia y de mayor espesor; una comprensión cabal y repleta de texturas. ¿O no va siendo tiempo, acaso, de mirar hacia atrás y sentir el enorme orgullo por el camino recorrido, conectando con aquello que —hemos comprobado— es lo que realmente importa?

En esa marcha constante hacia alcanzar, ya no el éxito, sino el equilibrio, está la opción de elegir una forma de vida más relajada, lejos de las presiones (propias y ajenas) y del enorme peso de la mirada del otro. Con ese espíritu, mujeres de más de 50 se encontraron para charlar, compartir experiencias y reflexionar acerca de lo importante: descubrir, disfrutar. Y también para presentar “Mujeres en Plenitud”, el nuevo programa de  Cathy Fulop (51)  para Plenitud Femme, del que participarán varias queridas amigas de Sophia, todas ellas madres, algunas ya abuelas, y también grandes profesionales: Tini de Bucourt (65, exmodelo y responsable del proyecto Actitud Tini, donde brinda talleres para acompañar y empoderar mujeres), Mercedes Morán (60, actriz consagrada en el teatro, el cine y la televisión) y Mariana Arias (50 recién cumplidos, periodista y exmodelo), encargada de introducirlas a todas en esta temática, quien se refirió al valor de aprovechar este momento que les toca vivir, para poner en valor los cambios que todas van encontrando a lo largo del camino.

mujeres en plenitud 770

«La madurez es la escalada hacia la verdad y hacia el bien». 

Doménico Cieri Estrada

Entonces todo comenzó: en el marco de una charla confesional y distendida, las cuatro contaron aspectos muy íntimos acerca del momento que atraviesan y abrieron el alma de par en par para mostrar que en ése, y en todos los momentos de la vida, las mujeres pasamos por situaciones similares y hasta casi idénticas, aunque creamos que todo eso (los miedos, la incertidumbre, el deseo, las ganas de soñar…) solo nos toca a nosotras. Y aun cuando nos cueste hablar de eso que tanto pudor y dolor nos provoca.

Convocadas por la marca de toallas femeninas para incontinencia urinaria (un dato interesante: 1 de cada 4 mujeres padecen incontinencia urinaria a partir de los 40 años), las cuatro eligieron mostrarse tal cual son, maquilladas sí, pero sin caretas. «Ellas son mujeres que inspiran y nos ayudan a reforzar los valores que queremos transmitir desde la marca. Son mujeres femeninas, decididas, independientes que están abiertas al cambio», explicó para darles la bienvenida Carolina Tacco, Brand Manager de Penitud Femme.

Y estos son algunos de los destacados que, cada una de ellas, compartió a la hora de contar por qué juntarse y unir experiencias siempre vale la pena: para saber, para compartir, para reír y para emocionarse.

Mariana Arias 770

Ellas hablan de lo que nos pasa a todas

El próximo lunes se podrá ver el primer capítulo de esta serie de envíos. Se trata de un proyecto multipantalla, que será emitido en el canal Home & Health de Discovery Channel a las 21, 22 y 23 hs. para que nadie se lo pierda. Y también se podrá seguir cada capítulo en sus platafromas digitales, en la fanpage de Plenitud Femme y en el canal de Youtube de la marca. «Mujeres bellas, fuertes, lúcidas, creativas. Mujeres que tienen mucho para contar», explica Cathy en uno de los avances del programa.

Mariana Arias: «Es lindo, pero no siempre es fácil»

Profesional y siempre muy personal, Mariana se mantuvo fiel a su estilo: compartir y conectar con aquello que le pasa a ella y también con lo que nos pasa a todas. Para eso, propuso andar el mismo camino a la par, aceptando quienes somos y en quiénes nos hemos convertido. «Siempre sentí que estamos de paso y que debemos aprovechar los cambios para reforzar nuestra fuerza interior. Debemos profundizar en nuestras emociones, porque los cambios sí o sí aparecen. ¿Cómo tomamos las transformaciones? En la mitad de la vida aparece un momento en el que comenzamos a sentirnos muy distintas y muchas veces hay cosas que no podemos o no sabemos ver. Son desafíos que debemos atravesar para sentirnos más plenas. Y es algo lindo, pero no siempre es fácil. Por eso, desde acá, intentamos ser mujeres en plenitud, pero no siempre lo logramos, porque a todas nos pasan más o menos las mismas cosas y sentimos los mismos miedos. Por eso, es una gran oportunidad para nosotras, que estamos más cerca de los medios, poder transmitir eso que nos pasa y hacer que nos sintamos en hermandad, conectadas, para que nos inspiremos unas a otras».

mercedes moran

Mercedes Morán:»Lo más importante a conquistar está adentro»

Aunque por cuestiones laborales no pudo dar el presente en el encuentro, Mercedes dejó su mensaje ante la cámara: «Yo tenía muchas ganas de hablar de lo que me pasaba a mí hoy, en mi vida, a mi edad. Lo que me pasaba con el paso del tiempo. Pasado los 50 hay todo un folclore de esa edad. Las mujeres siempre somos tan dependientes de nuestro proceso hormonal, tenemos que aceptar que las hormonas nos manejan ¿no?».  Talentosa y siempre sonriente, esta mujer que cautiva desde la pantalla reconoce que el tránsito de los años también fue complejo para ella, aunque tiene final feliz: «Me he liberado del miedo al ridículo y de una gran cantidad de culpas. Vivo el amor de otra manera. La juventud es mantener el deseo vivo. Y creo que para lograrlo, uno tiene que tener un tipo de vida y debe avocarse a eso. Antes uno estaba más atrás de la conquista, de salir a conquistar. Y ahora ya sabés que lo más importante a conquistar está adentro», señala bien fuerte contra su pecho.

Tini de Bucourt 770

Tini de Bucourt: «Quiero ser una vieja alucinante»

Fan de Sophia confesa y militante por la puesta en valor de la vejez, Tini aparece con toda su luz y esa forma de ser y de estar que la hace única. «Una mujer que tiene un enorme motor, una mujer bella por fuera, pero más bella en su interior», la presenta Mariana. Y ella, radiante, confiesa: «Tengo 65 años. Y me enamoré y me animé. ¡Y me fue bárbaro!». Siempre decidida a reflejar la importancia de lo esencial, Tini destaca: «Todos traemos una verdadera belleza que no tiene que ver ni con el peso, ni con tu tipo de pelo, ni con tu altura. ¡No señora! El desafío de esta segunda etapa de nuestra vida es encontrar nuestra verdadera belleza animándonos», asegura esta mujer que hoy tiene un firme y hermoso propósito por delante: poner de moda la vejez. Aunque suene difícil. «Sé que la palabra vejez genera en todas rechazo, pero hay que hablar del tema. Tengo 65 años y mi sueño es poner a las mujeres mayores en el lugar de las sabias de las familias. Que vuelva el respeto hacia la persona mayor, y eso incluye también a los varones, porque ellos también son abuelos. Y sin los señores, nosotras no estaríamos. ¡Basta de machismo y de feminismo: vayamos juntos y repensemos la feminida!. No se rían por lo que voy a decir, pero yo lo veo así: hay gente seca y gente húmeda (risas) y está buenísimo. ¡No solo por lo sexual, que para eso hay ayuda! A mí me encantaría llegar algún día a ser una vieja alucinante super húmeda. Porque la humedad es estar vital, llena de ganas, estar conectada con la vida. Y ahora es el momento donde nos empezamos a replantear la vida: nos damos cuenta de que hay cosas que no podemos comprar, que debemos trabajar nosotras mismas, preguntándonos qué queremos en la vida y si tenemos el coraje para hacerlo».

Cathy Fulop 770

Catherine Fulop: «Cuando dejé de ser la protagonista de las novelas, tuve que reinventarme»

Por último, la conductora de los envíos, quien aunque acaba de ser víctima de un robo, llega espléndida y decidida a focalizar en lo importante: nada le pasó a ella ni a su familia, y todo lo material que perdió irá recuperándose de a poco. «A esta edad uno muchas veces se deprime, cuando en realidad hay que ponerle a las cosas la carga que merecen. Justamente vengo de un momento de cambios, en la búsqueda de encontrar la manera de reinventarme. De pensar que no termina nada, sino que es el comienzo de todo. Yo ya no era la protagonista de las novelas, ya no me llamaban tanto para trabajar de actriz. En mi medio, ubicar a las mujeres de mi edad, cuesta. ¡Aunque nos mantenemos divinas!», se ríe Cathy con esa gracia tan suya. «Pero claro: ya no somos niñitas, ni tenemos esa frescura de los 30. Mis hijas estaban adolescentes, así que en casa había una revolución de hormonas de las dos partes: ellas y yo. Por eso me sumé a este proyecto de retratar mujeres. ¡Son mujeres bellas, que me enriquecen!» señala y destaca que su misión actual está en mostrar el valor de lo femenino como motor del mundo. «Las mujeres históricamente hemos sido bastante golpeadas, en muchos sentidos. Y hoy tenemos mucho para dar: no es el final de nada cuando empiezan a salir las canas, al contrario. El crecimiento está adentro y no hay ninguna carrera contra el tiempo, sino una oportunidad de disfrutar de la vida. Hay una palabra que nos une especialmente hoy: la «plenitud». Y tiene que ver con el sentirnos cómodas en esta etapa de nuestra vida. Todo lo que queremos alcanzar está dentro nuestro y tenemos que seguir avanzando. Pero no solas, sino  de la mano de los varones también».

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()